La superfície marina tant calenta com en la darrera era interglaciar

Doncs si, desprès de grans esforços l’objectiu s’està aconseguint. Gràcies a l’ús massiu de combustibles fòssils, de l’agricultura i ramaderia intensives,d’una depredació sense límits de qualsevol recurs i de menystenir a qualsevol indret i/o ambient de Gaia, la temperatura dels oceans ha assolit els mateixos valors que tenia ara fa uns 125000 anys. En aquestes dades la temperatura mitjana dels oceans era semblant a la que s’ha detectat en el període comprés entre 1995 a 2014 (tenint en compte que l’any passat va ser el més calorós de la història recent, i que 2015 va ser-ho més que 2014… la situació sempre pot arribar a més temperatura).

Durant el darrer període d’interglaciació les capes de glaç de groenlàndia i l’antàrtida eren mes reduïdes que avui en dia i el nivell del mar estava de 6 a 9 metres per damunt del nivell actual. No sabem si això pot tornar a succeir però per aquest motiu ens estem esforçant, sense defallir, per millorar-ho amb el nostre model BAU de créixer-créixer. Cal persistir i no defallir per tal de millorar totes aquestes xifres i aconseguir fer de la Terra un ambient hostil per a la vida humana. We can…..

Publicado: 20.01.2017 10:41 |Actualizado: Hace 8 horas

La superficie marina está tan caliente como en la última era interglaciar

Hace entre 116.000 y 129.000 años tuvo lugar la última interglaciación, una de las épocas más calurosas de la historia reciente de la tierra. Un estudio revela que volvemos a las temperaturas de aquel período

 

Durante el último período de interglaciación el nivel global del mar estaba entre seis y nueve metros por encima del actual / GLAS-8

Durante el último período de interglaciación el nivel global del mar estaba entre seis y nueve metros por encima del actual / GLAS-8

MADRID.- Las estimaciones de los científicos indican que la última interglaciación, que ocurrió hace entre 116.000 y 129.000 años, tuvo temperaturas tan cálidas como las actuales. Aquel fue uno de los períodos más calurosos de la Tierra en los últimos 800.000 años, lo que lo convierte en un punto de referencia útil para dar validez a los modelos climáticos globales y comprender cómo responde el nivel del mar a un clima cada vez más cálido.

Un estudio liderado por Jeremy S. Hoffman, que dirigió el trabajo en la Universidad de Oregón en EEUU y ahora es investigador del Museo de Ciencias de Virginia, recopiló 104 datos de la temperatura superficial del mar durante la última interglaciación, que obtuvieron de 83 zonas con núcleos de sedimento marino. Los resultados se publican en la revista Science.

Durante el último período de interglaciación, las capas de hielo en Groenlandia y la Antártida eran más reducidas que las actuales

“Durante el último período de interglaciación, las capas de hielo en Groenlandia y la Antártida eran más reducidas que las actuales. El nivel global del mar estaba entre seis y nueve metros por encima del actual y las temperaturas del océano fueron las más cálidas de la historia reciente. Sin embargo, esas estimaciones muestran un alto nivel de incertidumbre, lo que dificulta proyectar con precisión el calentamiento en el futuro y sus impactos en el aumento del nivel del mar”, explica Hoffman.

Los investigadores compararon los datos obtenidos de los núcleos de sedimento con los registros térmicos publicados entre 1870-1889 y entre 1995-2014. El trabajo revela que, al comienzo de la última interglaciación hace 129.000 años, la temperatura de la superficie del mar global ya era similar al promedio de 1870 a 1889. Hace 125.000 años subió de 0,3 a 0,5 ºC, y era idéntica al promedio de 1995 a 2014.

De esta forma el equipo de investigadores encontró que las temperaturas medias globales de los océanos eran medio grado más cálidas durante ese período que durante los tiempos preindustriales (antes de 1800) y casi idénticas a la temperatura media de los últimos veinte años.

Los científicos comprenderán mejor cómo responderán los océanos al calentamiento actual

“Medio grado puede no parecer mucho, pero frente al promedio de la temperatura del océano es bastante sustancial”, añade Hoffman. “El problema es que los modelos informáticos no han sido capaces de simular este calentamiento para la última interglaciación”, afirma el experto.

Comprender las respuestas del océano

Los datos muestran además que las temperaturas del océano Atlántico en el hemisferio norte fueron más frías al comienzo de la última interglaciación que en el hemisferio sur. En su conjunto, estos resultados podrían ayudar a los científicos a comprender mejor cómo responderán los océanos al calentamiento actual.

“Algún proceso climático que intensificó el calentamiento durante la última interglaciación posiblemente está subestimado en los modelos. Si este mismo mecanismo se dispara debido a los cambios climáticos causados por el hombre, también podríamos estar subestimando su impacto en las proyecciones futuras del clima global”, concluye Hoffman.