Observat un forat negre engolint un estel

Aquest forat negre supermassiu, situat al centre de la galàxia, hauria estat capaç de generar forces gravitacionals extremes que haurien fet trossos a una estrella semblant al Sol que deambulava massa a prop. Un fenomen que s’ha anomenat esdeveniment d’interrupció de marea (en anglès, tidal disruption event) i que ha estat observat, explica l’ESA, només en una desena d’ocasions.
Segons la revista Nature Astronomy és la hipòtesi més fiable a l’explosió de l’estrella més gran mai observada.El fet va tenir lloc al gener del 2015, i des de llavors s’han barrejat diverses hipòtesis al respecte.

http://www.lavanguardia.com/ciencia/fisica-espacio/20161213/412573239649/observado-agujero-negro-engullendo-estrella.html

En enero de este año, parecía tratarse de la mayor explosión de una estrella jamás observada. La supernova más luminosa que los humanos hubieran contemplado. Esta era la explicación que permitía entender qué era ese punto tan brillante observado en una lejana galaxia a unos 4.000 millones de años luz de la Tierra. Ahora una nueva investigación contradice esa hipótesis y apunta que podría más bien tratarse de un agujero negro que, mientras giraba, engulló y despedazó una estrella que se le acercó demasiado. Ambas opciones se salen de la normalidad, pero según los autores del trabajo que este lunes publica Nature Astronomy, la segunda es más viable.

Con una luminosidad 570.000 millones de veces mayor que el Sol, el punto brillante fue detectado en junio de 2015 por el Sistema Automatizado de detección de Supernovas All Sky (ASAS-SN en sus siglas en inglés). Fue apodado ASASSN-15lh.

Siete meses más tarde, una investigación internacional publicada en la revista Science explicaba que todo apuntaba a que se trataba, con mucha diferencia, de la supernova más brillante jamás avistada. Parecía tener una característica peculiar: en el centro podía encontrarse un magnetar, un tipo de estrella muy raro con una potencia capaz de empujar la energía hasta los límites de la física. Para brillar como lo hacía, el magnetar tenía que girar al menos mil veces por segundo y convertir toda esa energía rotacional en luz.

Casi un año después, Nature Astronomy publica otro trabajo internacional que ha llegado a la conclusión de que la hipótesis más plausible es otra, sostenida por diez meses de seguimiento desde varios observatorios de la Tierra y el espacio, entre los cuales el telescopio espacial Hubble de la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA): “Nuestros resultados indican que este acontecimiento fue producido probablemente por un agujero negro supermasivo girando rápidamente al destruir una estrella de masa baja”. Quien lo explica es el primer autor del estudio, Giorgos Leloudas, en un comunicado emitido por la ESA. Leloudas trabaja en el Instituto Weizmann de Ciencias de Israel y en el Centro de Cosmología Oscura del Instituto Niels Bohr de Dinamarca.

La clave, un evento de interrupción de marea

Ese agujero negro supermasivo, situado en el centro de la galaxia, habría sido capaz de generar fuerzas gravitacionales extremas que habrían hecho pedazos a una estrella parecida al Sol que deambulaba demasiado cerca. Un fenómeno que se ha denominado evento de interrupción de marea (en inglés, tidal disruption event) y que ha sido observado, explica la ESA, solo en una decena de ocasiones.

El estallido de luz resultante sería consecuencia tanto de los choques entre los restos de la estrella como del calor generado. Pero no se trataría de una supernova aunque lo pueda parecer, porque la estrella despedazada no tenía suficiente masa para generar tal explosión por su cuenta. En cambio, el agujero negro habría tenido una masa de al menos 100 millones de soles.

Las dudas

El estudio explica los motivos por los que es poco probable que se tratara de una supernova. Por ejemplo, un aumento de temperatura y de la luz ultravioleta en esos diez meses o el tipo de galaxia en el cual tuvo lugar el fenómeno. Pero tampoco la nueva hipótesis es segura al 100%, como recoge el comunicado de la ESA: “El evento de interrupción de marea que proponemos no se puede explicar en un agujero negro supermasivo sin giro. Nosotros argumentamos que ASASSN-15lh fue un evento de interrupción de marea proveniente de un tipo muy particular de agujero negro”, explica Nicholas Stone, de la Universidad de Columbia y miembro del equipo investigador. Se trataría de un tipo llamado Kerr, que gira rápidamente. “Pero es, de lejos, la explicación más probable”, concluye Leloudas.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *