La croada parisenca per controlar el fort augment de les rates que es passegen per la ciutat…

Notícia curiosa, mentre París travessa un dels episodis de major contaminació de l’última dècada, tanquen els  parcs  per la major invasió de rates que es recorda a la ciutat.

D’acord amb els càlculs de la Brigada d’Intervenció del Clavegueram de París, hi hauria en la ciutat de la llum entre un i tres rates per habitant, és a dir uns 6 milions de rates només en el casc urbà de la ciutat, sense comptar els suburbis.

La rata que viu al subsòl de París, en els prop de 2.000 quilòmetres de clavegueres, és del tipus rattus norvegicus, un animal que fa entre 20 i 27 centímetres -més 20 centímetres de col, amb un pes que pot oscil·lar entre 275 i 500 grams. La seva capacitat de reproducció és de cinc a 14 cries per ventrada i per any, amb una longevitat mitjana de quatre anys.

Aquest animal, que es reprodueix a gran velocitat i que és capaç de resistir les més difícils condicions de vida, és l’enemic declarat dels serveis raticides de la parisenca Brigada, que compta amb laboratoris sofisticats i treballa amb companyies especialitzades en verins i control de epidèmies.

“El problema existeix perquè les persones vénen i volen alimentar les aus i els gats de carrer, però al final les rates són les que es beneficien d’això”, diu Gilles Demodice, que posa un parany amb verí, però en ocasions els rosegadors no cauen en ella perquè ja han menjat les restes destinats als coloms. Recorda que anteriorment solia posar el verí directament en els nius de rata i els segellava. Però aquesta tècnica està prohibida ara,

http://www.infobae.com/america/mundo/2016/12/09/cierran-parques-de-paris-por-la-mayor-invasion-de-ratas-que-se-recuerde-en-la-ciudad/

Tanto Nadine Mahe des Portes como la rata se asustaron cuando ella pisó sin darse cuenta al roedor en su camino a su casa en París. “Oí un terrible chillido”, dijo Des Portes con un escalofrío. “Pensé que había pisado el juguete de un niño o algo así”.

Cuando la gente en París literalmente está tropezándose con ratas en la acera, está claro que la ciudad tiene un problema.

Las ratas han invadido las calles y los parques parisinos (AP)

Las ratas han invadido las calles y los parques parisinos (AP)

Exterminadores profesionales con décadas de experiencia no pueden recordar invasiones tan masivas como la que ahora ha obligado a cerrar parques en París, donde montones de ratas descaradamente se alimentan a plena luz del día en los espacios públicos.

En los parques, los roedores están por todas partes, cruzando senderos, comiendo bajo arbustos y mucho más preocupados por las palomas con las que compiten por la comida que por la gente que pasa cerca o el ruido del tráfico matutino.

Expertos opinan que la costumbre de parisinos y turistas de dejar comida para las palomas empeoró la situación.

(AP)

(AP)

Mientras tanto, las regulaciones de la Unión Europea sobre el arsenal de venenos y trampas que pueden ser usados contra ratas han complicado la tarea de la exterminación, dice Gilles Demodice, un exterminador municipal.

El experto recuerda que solía poner las píldoras de veneno directamente en los nidos de rata y los sellaba. Pero esa técnica está prohibida ahora, lo que le obliga a dejar trampas plásticas entre los arbustos que son ignoradas por las ratas.

(AP)

(AP)

Termina el peor episodio de contaminación

Pero las ratas no son el único problema que enfrenta por estos días la capital francesa. París saldrá este fin de semana de su peor y más prolongado episodio de contaminación invernal de la última década, según la agencia de monitoreo de calidad del aire, que sin embargo se mantiene prudente sobre sus previsiones para la próxima semana.

“Las emisiones de partículas finas caen –por lo general– el fin de semana, por la reducción del tráfico, y se esperan vientos que dispersarán una parte de la contaminación”, explicó el viernes a la AFP Amélie Fritz, de Airparif.

“Pero debemos mantenernos alerta para la próxima semana”, en función de la evolución de las condiciones meteorológicas, agregó.

París está envuelta, desde hace más de una semana, en una nube de partículas finas en el aire que superan el nivel de alerta (80 microgramos/m3), por lo que las autoridades tomaron varias medidas para frenar la contaminación, incluyendo el tráfico alterno y la gratuidad de los transportes públicos.

http://www.bbc.com/mundo/noticias-38266486?ocid=socialflow_twitter

Bastan 5 minutos para que el estómago se revuelva ante la vista de 30 ratas en uno de los puntos más emblemáticos de la capital francesa, la Torre de Saint-Jacques, en el centro de París.

Los roedores se han vuelto temerarios y cada vez son más los que deambulan por los parques y jardines de la ciudad a plena luz del día.

Residentes del Cuarto Distrito parisino, en donde se encuentra la torre gótica de más de 50 metros de altura, se han quejado acerca de la situación en un blog local.

Ayer en la tarde, alrededor de las 6:00 pm, contamos aproximadamente 200 ratas agrupadas en el parque de la Torre de Saint-Jacques y en la verja de la calle Rivoli”.

Manos a la obra

Y es por esta razón que las autoridades han decidido tomar cartas en el asunto para que las ratas regresen a las alcantarillas.

RataImage copyrightTHINKSTOCK
Image captionLos roedores se ven en parques a plena luz del día.

Una de las medidas que forma parte de la campaña de acción contra las ratas, organizada por la Alcaldía de París, es el cierre de importantes espacios verdes de la ciudad. Entre ellos se encuentra el Champ de Mars, el jardín que se encuentra entre la Torre Eiffel y la Escuela Militar.

Durante el proceso de dératisation -como se le conoce en Francia- ciertas plazas también permanecerán cerradas al público: Roquette, Torre de Saint-Jacques, Cambronne y Garibaldi.

También se instalarán trampas “ecológicas” para atrapar a los animales. Las autoridades a cargo de la recolección de los cadáveres lo harán de manera regular para que no estén expuestos al público durante mucho tiempo, según la información provista por la autoridad local.

La Brigada de la Lucha contra la Incivilidad realizará rondas con más frecuencia y, de ser necesario, más funcionarios estarán listos para patrullar las calles y combatir al enemigo.

Uno de los objetivos del programa es evitar que las ratas salgan de sus madrigueras.

Torre Eiffel.Image copyrightTHINKSTOCK
Image captionEl emblemático Champ de Mars, frente a la Torre Eiffel, permanecerá cerrrado.

¿Por qué está pasando?

El corresponsal de la BBC en París, Hugh Schofield, refiere que uno de los elementos que explica el incremento de los roedores que merodean en la ciudad, está vinculado con el terrorismo.

“Una de las medidas de seguridad que se han tomado a raíz de los ataques extremistas que han tenido lugar en Francia en los últimos meses es la eliminación de los pipotes de basura”, indica Schofield.

Ante esta situación, la opción que tienen los peatones para deshacerse de los desechos son bolsas plásticas.

Y los roedores que están en busca de almuerzo (merienda o cualquier otra comida), las rompen con facilidad.

Schofield refiere que la política de aumentar los espacios verdes en la ciudad y la llegada del invierno, también influyen en que las ratas se sientan tentadas a abandonar las alcantarillas y pasear por la ciudad.

http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-311446

http://es.euronews.com/2016/12/10/paris-inicia-una-guerra-contra-las-ratas

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *