Un canvi climàtic va motivar la sortida d’humans de l’Àfrica

Un canvi climàtic motivat per la variació en l’òrbita terrestre va motivar la sortida dels humans d’Àfrica en quatre onades, fa 125.000 anys, segons un estudi que publica avui la revista Nature.

Científics de la Universitat de Hawaii (Estats Units) han elaborat un model numèric que quantifica els efectes del clima i el canvi en el nivell del mar en els patrons de les migracions humanes durant desenes de milers d’anys.

El seu treball suggereix que una llarga glaciació va impulsar els moviments cap a Àsia i Europa, a través de la península aràbiga i la regió del llevant mediterrani, a causa de la caiguda de les temperatures i l’augment de la humitat al nord d’Àfrica

Avui en dia el canvi climàtic que estem patint i totes les seves conseqüències, porten camí de ser una de les principals causes de les migracions humanes. La revista Nature ens informa que això ja va passar abans,  fa 125.000 anys, l’única diferència es que aquest  canvi es va produir per una variació sobtada de la orbita terrestre,  el canvi climàtic que estem patint en l’actualitat és, en gran mesura, responsabilitat nostra.

http://www.efeverde.com/noticias/cambio-climatico-motivo-la-salida-humanos-africa/

Efeverde.- Un cambio climático motivado por la variación en la órbita terrestre motivó la salida de los humanos de África en cuatro oleadas, a partir de hace 125.000 años, según un estudio publicado en la revista ‘Nature’

Científicos de la Universidad de Hawai (Estados Unidos) han elaborado un modelo numérico que cuantifica los efectos del clima y el cambio en el nivel del mar en los patrones de las migraciones humanas durante decenas de miles de años.

Su trabajo sugiere que una larga glaciación impulsó los movimientos hacia Asia y Europa, a través de la península arábiga y la región del levante mediterráneo, debido a la caída de las temperaturas y el aumento de la humedad en el norte de África.

Las principales migraciones se produjeron durante cuatro periodos: hace entre 106.000 y 94.000 años, de 89.000 a 73.000 años, de 59.000 a 47.000 y de 45.000 a 29.000.

Los ancestros de los humanos modernos aprovecharon las etapas más húmedas de la era glacial para avanzar a través de lo que en la actualidad son desiertos en el norte de África, que en aquel momento tenían vegetación y permitían acometer largos desplazamientos sin que faltaran recursos.

Estudios previos ya habían propuesto que los cambios en el clima debido a variaciones orbitales del planeta durante el periodo Tarantiense (Pleistoceno Superior) habían influido en la expansión del Homo Sapiens desde África.

Los escasos datos paleoambientales en regiones africanas clave, así como la falta de precisión en las simulaciones climáticas y en la datación del registro fósil, habían obstaculizado sin embargo los avances en este campo.

La revista Nature subraya que el estudio liderado por Alex Timmermann sirve para documentar el papel esencial que juegan las variaciones climáticas a “escala orbital” en la distribución de las poblaciones.

Los cambios climáticos abruptos, con una escala de unos pocos milenios, han demostrado tener efectos regionales más limitados, según los investigadores.

Timmermann y su grupo han utilizado “el modelo más completo hasta ahora, que incluye datos sobre el clima, la vegetación y los movimientos humanos”, afirma el investigador de la Universidad de Columbia (EE.UU.) Peter B. Demenocal en un artículo que acompaña al estudio en la revista científica.

“Hoy en día, los desiertos del Sahara y de Arabia forman una barrera efectiva contra la dispersión de la fauna africana. Pero, en el pasado, los cambios de orientación en el axis terrestre provocaron un clima monzónico y establecieron condiciones más húmedas, lo que permitió la migración hacia el exterior por caminos con vegetación”, argumenta Demenocal. Efeverde