Com reciclar el 99% dels residus?

Residu es tot aquell producte que no té cap valor per aquell que el produeix. De fet, ja hem parlat en altres posts de la necessitat d’adoptar polítiques que afavoreixen el que una indústria pugui aprofitar els residus generats per un altre de forma que si tenim una cadena d’empreses en aquesta situació els residus que quedin siguin pocs.

La millor política per tal de poder donar sortida als nostres residus és produir-ne pocs. Però el residu cero és difícil d’aconseguir ja que qualsevol activitat industrial en genera. Fins i tot en les nostres accions quotidianes en l’hort en generem tot i aprofitar al màxim tot.

Davant d’aquesta problemàtica sobre que fer amb els residus es va proposar l’estratègia de les 3 R: reduir, reciclar, reutilitzar. De les tres clarament s’ha apostat per la de reciclar que necessita més energia i més personal dedicat a la tasca, en detriment de les altres dues.

En les nostres contrades aconseguir una xifra de reciclatge superior al 40% ja és motiu d’orgull i significa una gran feina feta. Però ara podem llegir – en un article aparegut al diari “Rebelión” (http://www.rebelion.org/noticia.php?id=213054) – que a Suècia aconsegueixen el 99% de reciclatge. Sembla increïble però és així. Com ho fan? Doncs amb una sèrie de mesures que han aconseguit que la gent col·labori…..Poder fora bo començar a mirar i tractar d’adaptar el model a les nostres terres. Si aconseguíssim tant sols un 70% seria ja una millora espectacular…però sembla que una part de la feina té a veure amb l’educació i conscienciació de la població. Molt diferent que la nostre, molt diferent.

¿Cómo reciclar el 99% de los desechos?

Ecoticias

 “Solo hay que hacer lo mismo que los suecos: lograr que apenas el 1 % de la basura generada termine en los vertederos y para ello los vecinos del norte de Europa aplican 8 medidas sencillas y efectivas.”

En Suecia han logrado lo que parece imposible en la mayoría de los países (desarrollados, emergentes o lo que sea): acabar con su basura mediante el sistema de WTE por sus siglas en ingles.

Waste-To-Energy significa pasar de “desecho a energía” y es justamente el método que permite que la basura generada por los ciudadanos en vez de transformarse en un dolor de cabeza, sea una solución energética eficaz y renovable.

Este método se adoptó en principio, con el fin de que los vertederos dejaran de ser una fuente de contaminación debido al metano y a otros gases que estaban envenenando el Medio Ambiente de Suecia, por lo que a nivel gubernamental tomaron la decisión de acabar con ellos de manera radical.

Pero el problema que se planteó era qué hacer con la basura; si se la quemaba simplemente se contaminaba el ambiente también y todo el proceso era una pérdida de dinero y recursos, por lo que se decidió que lo mejor era usarla como biomasa y obtener beneficios en vez de invertir en deshacerse de ella.Por otro lado y según la ley, las empresas suecas deben hacerse responsables de los desechos generados por sus productos, así que por ejemplo cada fábrica de bebidas tiene que ocuparse de recoger sus envases (latas, botellines o botellas de plástico y de vidrio), por el método que considere más conveniente.

Un europeo medio genera alrededor de 500 kilos de basura anual, el ciudadano sueco está en los 461 kg, lo que significa que tira menos. Pero se necesitan un mínimo de dos mil millones de toneladas para cubrir las necesidades de las 32 factorías de WTE que proveen de energía a gran parte del país, por lo que en la actualidad los suecos les compran “basura ajena” a países como Noruega, Reino Unido y Alemania.

Además de producir energía con la basura, se han tomado una serie de medidas sencillas y de fácil aplicación que han logrado que la gente se concientice con el tema y colabore.

Medicamentos usados

El 43 % de los suecos se ocupa de que los restos de medicamentos que no van a necesitar, si están en buenas condiciones y sin vencer vayan a parar a manos de personas que los requieran o de lo contrario, sean reciclados de forma segura. Jamás tiran un bote con pastillas a la basura.

Ropa usada x descuentos

La famosa marca de ropa sueca H&M durante el año pasado llevó a cabo una campaña a nivel mundial, en la que instaba a la gente a donar ropa usada entregándola en sus locales. La tienda obsequiaba a los clientes con un descuento a cambio de su generosidad y las prendas fueron recicladas en ropa eco friendly.

Botellas x hamburguesas

El sueco suele depositar las latas y las botellas en los contenedores correspondientes, de hecho devuelven un billón y medio de latas y botellas cada año. Pero la cadena de hamburguesas Mc Donald decidió “cambiar” latas por comida. De acuerdo a la cantidad de latas devueltas era el tipo de hamburguesa que podía elegirse, desde una común hasta una Big Mac.

Reciclar con música

En Helsingborg una pequeña población costera al sur de Suecia, han tenido la grata idea de cambiar basura por música. Los contenedores emiten la melodía elegida cuando se tiran los desechos.

Basura ordenada

En Suecia es impensable que un transeúnte tire una colilla al suelo. Cada persona tira la basura donde corresponde Siempre y en su casa se ocupa de separarla cuidadosamente antes de depositarla en los contenedores, como forma de ayudar a no contaminar. A la hora de deshacerse de muebles u ordenadores, los llevan a los centros de reciclaje especiales para cada ítem.

Basureros “verdes”

Renova, una empresa que recoge los residuos, tiene desde 2010 camiones de basura que funcionan con biogás o biodiesel, que además de ser menos contaminantes, también resultan menos ruidosos, por lo que el conductor está más concentrado en el tráfico y se han reducido los accidentes.

Artistas del Medio Ambiente Pantamera es una asociación que propugna y apoya el reciclaje y suele fomentar entre los cantantes noveles y los “consagrados”, que salgan en la TV y mediante sus canciones inciten a que los ciudadanos devuelvan los envases usados.

Consumo consciente

Los suecos están convencidos de hacer lo correcto, por educación y filosofía de vida. Suelen adquirir productos ecológicos, verifican los contenidos y los sellos, reciclan y reutilizan todo lo que pueden, devuelven latas y botellas como contribución personal al equilibrio medio ambiental, no ensucian sus ciudades; en fin que realmente son consumidores responsables y un buen ejemplo a tomar en cuenta.

Ecoportal.net

http://www.ecoticias.com/