Iode: aprèn a mantenir la teva bona salut

El iode és essencial per al cos humà,  el nostre cos és incapaç de produir-lo, per tant, ho hem de prendre dels aliments que ingerim. Sense suficient  iode la tiroide no pot funcionar i això pot donar lloc a tot un seguit de problemes. La deficiència de iode és la causa més comuna d’hipertiroïdisme, que és quan la tiroide produeix massa hormones. Els problemes de tiroides poden donar lloc a afeccions com ara l’acceleració del ritme cardíac, canvis del cicle menstrual, arítmies, debilitat muscular, visió doble i una àmplia gamma de dolències associades. És crucial obtenir suficient iode consumint aliments que siguin capaços d’aportar-nos la quantitat necessària de la manera més natural

http://www.ecoticias.com/alimentos/115469/Yodo-aprende-mantener-buena-salud

Un elemento vital Se cree que hasta un 40% de la población mundial tiene diferentes grados de carencia de yodo. La deficiencia de yodo es la principal causa de daño cerebral espacialmente en neonatos, sin embargo, es completamente evitable. A nivel mundial, la deficiencia de yodo es la causa más común de hipertiroidismo, que es cuando la tiroides produce demasiadas hormonas y las libera en el cuerpo. Los problemas de tiroides pueden dar lugar a afecciones tales como la aceleración del ritmo cardíaco, cambios del ciclo menstrual, arritmias, debilidad muscular, visión doble y una amplia gama de dolencias asociadas. Es crucial obtener suficiente yodo consumiendo alimentos que sean capaces de aportarnos la cantidad necesaria de la manera más natural. En personas que tienen problemas de alergias a los alimentos que aportan este importante elemento se les aconseja que tomen suplementos de yodo para complementar la dieta y mantener el equilibrio del organismo.

Peligros de la deficiencia de yodo El bocio o hipertiroidismo es fruto de la carencia de Yodo y es una enfermedad que puede prevenirse, aunque a veces se da por un mal funcionamiento de la glándula tiroides que es incapaz de retener la cantidad adecuada de Yodo, aun cuando los alimentos se la proporcionen y el hipotiroidismo es la disfunción opuesta al bocio.

La falta de yodo en las primeras etapas de vida (dentro y fuera del útero materno) puede provocar daño cerebral, retraso o capacidad mental reducida y enfermedades autoinmunes. Esta carencia en personas mayores aumenta el riesgo de padecer cáncer de tiroides y puede provocar diferentes grados de esterilidad. Ventajas del Yodo Mejora la cognición Loa niveles adecuados de yodo no solo eliminan la posibilidad de padecer graves enfermedades sino que intervienen en el desarrollo de las habilidades motoras finas y en la resolución de problemas visuales. Protege de la radiación Cuando las personas se exponen a altos niveles de radiación (yodo radiactivo que ni se ve ni se huele pero se inhala) el primer consejo que se les da es que tomen pastillas de yodo. La tiroides se satura de este elemento y por tanto no absorbe el radiactivo, de esa forma ésta no contamina el cuerpo y se elimina de forma natural con la orina.

Ayuda en la prevención del cáncer El riesgo de desarrollar cáncer de tiroides se puede reducir consumiendo cantidades adecuadas de yodo y logrando que esta glándula esté siempre llena de yodo “bueno”. Esto es especialmente importante en zonas donde hay peligro de radiación. Elimina sustancias químicas tóxicas Como se mencionó anteriormente, suficiente yodo puede llegar a expulsar del cuerpo al yodo radiactivo, pero también puede ser fundamental a la hora de eliminar de manera natural otros elementos como el flúor, el mercurio, el plomo y otras toxinas. Mejora el Metabolismo Un bajo rendimiento de la tiroides puede conducir a un metabolismo lento, mientras que una tiroides saludable es esencial para que este proceso funcione correctamente. Obtener suficiente yodo ayuda a mantener la tiroides bajo control. Y un metabolismo más rápido y eficaz de los alimentos puede ayudar a perder peso. Aumenta la Energía Al igual que con otras deficiencias de minerales, los niveles de energía de organismo pueden verse afectados en gran medida cuando una persona no está recibiendo suficiente yodo en su dieta. El consumo de la cantidad diaria recomendada puede ayudarles a sentirse más alerta y energizados.

Dónde obtener yodo La manera más común de ingerir yodo para la mayoría de las personas es a través de la sal yodada, pero ésta a veces puede no ser la mejor opción, ya que el yodo añadido a las sales es sintético y no siempre es bien absorbido a nivel celular, además de los peligros que de por sí conlleva el consumo de sal. En todo caso, las sales puras, tales como la sal cristalina del Himalaya, siguen siendo cloruro de sodio, pero contienen yodo natural e infinidad de otros minerales.

Las algas marinas están llenas del yodo que han tomado y fijado del agua de mar y pueden ser una excelente fuente del micronutriente, que también encontraremos en la mayoría de los mariscos. Otros alimentos que son una fuente efectiva de Yodo son los arándanos, las fresas, las judías blancas, las patatas, los productos lácteos orgánicos, los huevos y la carne de pavo. La cantidad diaria recomendada de yodo es de 150 mcg por día.

Una reflexión final Como en todo, hay que tener precauciones de consumir las cantidades adecuadas y acudir al médico si notamos alguna disfunción en nuestro organismo. En caso de necesitar suplementos de yodo debe ser un facultativo quién nos los prescriba basándose en pruebas y/o analíticas que avalen su decisión.

Fuente: medio ambiente