La vespa asiàtica s’assenta a Europa deixant un impacte socioeconòmic al nord d’Espanya

Segons paraules d’A Einstein, la vida sense aquests insectes seria un desastre global. “A l’home només li quedarien quatre anys de vida. Sense abelles, no hi ha pol·linització, ni herba, ni animals, ni homes “.

Així d’inquietant resulta que a poc a poc les abelles vagin desapareixent de molts llocs del planeta.

La vespa asiàtica, que no és agressiva per a l’ésser humà, s’ha expandit ràpidament per Espanya gràcies a la seva gran capacitat de reproducció –una regna en un niu podria tenir fins a 15.000 cel·les i es poden produir fins a 500 noves reines a l’any– , a més les persones també contribueixen amb un paper de transportistes.

Una sola vespa pot capturar entre 25 i 50 abelles al dia, aprofitant que la seva grandària és molt més gran per infondre’ls por i matar-les d’un cop de mandíbula

http://www.ecoticias.com/naturaleza/115403/avispa-asiatica-asienta-Europa-dejando-impacto-Espana

La avispa asiática se ha establecido en Italia, Reino Unido y España –en las áreas de clima suave y húmedo– causando un impacto socioeconómico en el norte español por tener como presa preferida la abeja de la miel. En este sentido, se estima que una sola avispa puede capturar entre 25 y 50 abejas al día, aprovechando que su tamaño es mucho mayor para infundirles miedo y matarlas de un golpe de mandíbula, “separan las partes del cuerpo, las unen en una bola y las trasladan hasta el nido para alimentar a sus larvas”, según ha informado el Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales (Creaf) de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) en un comunicado. Después, entran en el panal y acaban con la miel, un ‘modus operandi’ que ha provocado un impacto socioeconómico en las zonas melíferas del norte de España; en el área vasca de Pasaia Donibane en 2012 registraron una mortalidad de este insecto del 30% y se sospecha que la misma avispa tiene efectos sobre otros productos agrícolas, como flores o frutos cultivados que consumen los ejemplares adultos. La avispa asiática, que no es agresiva para el ser humano, se ha expandido rápidamente por España gracias a su gran capacidad de reproducción –una reina en un nido podría tener hasta 15.000 celdillas y se pueden producir hasta 500 nuevas reinas al año–, además las personas también contribuyen con un papel de transportistas. Un estudio del Creaf, que evaluaba el riesgo de invasión, ha determinado que las zonas húmedas y de temperaturas suaves son idóneas para que esta especie se implante, por esta razón lugares más áridos y secos como Almería y Madrid tienen un bajo porcentaje de invasión. MÉTODOS PARA COMBATIRLA Una de las líneas de investigación prioritarias es diseñar trampas específicas para la avispa asiática, aunque mientras no se encuentre, algunos gobiernos autonómicos se han aventurado a recomendar métodos caseros como los de La Rioja, que tras conocer su existencia en 2014 propuso como atrayente una mezcla de cerveza, vino blanco y zumo de arándanos. Asimismo, La Rioja se plantea introducir depredadores nativos como halcón abejero, abejaruco común e incluso el adiestramiento de aves. Por otro lado, además de planes impulsados por asociaciones de apicultura, estudiantes de la Universidad de la Islas Baleares han desarrollado una aplicación móvil para controlar la expansión. ep

Fuente: medio ambiente

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *