TTIP, informació i desconfiança

Segons el secretari d’estat de comerç, el Sr. Jaime Garcia-Legaz, que hi hagi filtracions sobre determinats documents del TTIP no és bo. És preferible que no es conegui res, que tot estigui ben amagat i que els pactes es portin per gent que decideix per nosaltres. Entre aquesta gent es troben tots els polítics triats per les multinacionals que estan negociant l’esmentat acord.

La notícia publicada al diari “El Boletin” (http://www.elboletin.com/internacional/134241/gobierno-filtracion-ttip-desconfianza-negocia.html), ens parla de com s’està duent a terme “el gran pacte” que ens ha de portar els dies de glòria i vi. Però també ens comenta, i això és el preocupant, con el CETA està ja pràcticament fet. Ja ho hem dit altres vegades: TTIP, CETA, TISA i TPP son part de la mateixa història. Són el darrer intent de les multinacionals per extendre el seu domini arreu, inclòs per damunt dels estats. I no val a dir que no sabem quins problemes i beneficis comportaran ja que hi ha altres tractats (com el tractat de lliure comerç d’amèrica del nord), que han servit de base per redactar aquests i que no han comportat els grans beneficis que prometien sinò al contrari. En el cas del tractat de lliure comerç d’Amèrica del Nord, ha suposat greus pèrdues econòmiques i socials per a Mèxic i grans beneficis per als USA.

Altre punt important a destacar és el paper del govern espanyol davant del CETA…..que és el d’aplicar-lo quan abans sigui possible encara que no hagi estat aprovat pels parlaments dels països europeus. Perquè ja se sap que com que els nostres polítics saben tant, han de prendre les decissions per nosaltres que som tontos ignorants que podríem no decidir correctament. Caldrà doncs donar les gràcies a tant insignes persones que vetllen pel nostre bé.

El Gobierno cree que la filtración del TTIP “infunde desconfianza” en la negociación

El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, ha asegurado que con la filtración se manda una “señal negativa” con cualquiera que “negocie con la UE”.

Cartel en contra del TTIP
Cartel en contra del TTIP
E.B. / 13-05-2016 • 17:17

Fuerte defensor del TTIP, el secretario de Estado de Comercio,Jaime García-Legaz, que en numerosas ocasiones ha participado en eventos sobre el impacto positivo que traería el tratado entre la Unión Europea y EE.UU, ha lamentado lasfiltraciones de algunos documentos de las negociaciones. “No es bueno”, ha valorado al entender que “infunde desconfianza” a la otra parte de las conversaciones, sobre todo en el momento delicado en el que se encuentran los contactos tras el desplante de Francia.

La revelación de los textos del TTIP por parte de Greenpeace es un asunto crucial a evitar para García-Legaz al palpar el descontento estadounidense: “Al igual que a los europeos no les gustaría una filtración por el lado estadounidense, es obvio que eso tampoco gusta en el otro lado”. “Sobre todo porque se podría traslada una señal negativa, no solo a EE.UU sino con cualquier que negocie con la UE”, ha aseverado el secretario de Estado de Comercio.

Respecto al estado de las negociaciones, el popular ha avanzado que el debate entre ambas partes está situado sobre si es posible o no cerrar un acuerdo antes de que acabe el año. Algo que es fundamental para García-Legaz, como ha manifestado en más de una ocasión, siempre y cuando se firme el texto antes de que acabe el mandato de la administración Obama.

No obstante, las líneas rojas europeas y españolas están claras para el secretario de Estado: queda “fuera de cuestión” cualquier rebaja de normas de protección a los trabajadores y del consumidor o de estándares medioambientales. “Es algo que no se contempla bajo ningún concepto”, ha remarcado. A pesar de este compromiso, elsindicato CGT ya ha advertido que el TTIP traerá “una mayor explotación de la clase trabajadora”.

Avanzar en el CETA

Mientras gran parte del mundo mira al TTIP, el acuerdo de libre comercio con Canadá (conocido como CETA) se ha ido haciendo un hueco sin la atenta mirada mediática. De hecho, las negociaciones entre la UE y el país norteamericano están llegando a su recta final, según García-Legaz, al reconocer que existe un “respaldo unánime” de los Estados miembros. El único inconveniente sobre la mesa está en si aplicar el pacto de forma provisional o no.

“Hay reticencias de algunos países a que haya una aplicación provisional del acuerdo antes de que haya una ratificación por parte de los parlamentos nacionales además de por el Parlamento Europeo. Piensan que es mejor a todo el proceso y no aplicarlo provisionalmente con carácter anticipado”, ha asegurado el secretario del Gobierno en asuntos comerciales.

Por el momento, la posición de España sobre esta cuestión, sobre si aplicar provisionalmente el CETA o esperar a la decisión de los parlamentos, no es otra que acelerar todo el proceso. “Que entre en vigor cuanto antes. Esperar supone restarle oportunidades a nuestras empresas y abrir el mercado nacional a otros competidores”, ha deseado García-Legaz.