És possible fabricar una espasa làser?

Experts en fotònica repassen els reptes a afrontar per fer real l’arma dels jedis. La fèrtil imaginació de George Lucas segueix seduint a noves generacions de fans de Star Wars, però, com demostra la ciència, mai podrem reproduir els combats amb sabres de llum entre jedi. La llum làser és infinita, per veure els fotons necessitem un mirall que ho faria malbé, i la potència per aconseguir un làser d’aquesta amplada, i que fos capaç de tallar,  seria enorme…

Font:http://www.lavanguardia.com/ciencia/20151216/30850435551/star-wars-espada-laser.html

La espada láser, que Obi Wan Kenobi define en Star Wars como “un arma elegante de una era más civilizada” y que cada jedi se construye a medida, no podría fabricarse si nos regimos por las leyes físicas de la Tierra.

Como indican las doctoras Marta García-Matos y Federica Beduini, del departamento de Transferencia del Conocimiento del Instituto de Ciencias Fotónicas (ICFO), los problemas que impiden su fabricación son de tres tipos: estéticos, de manejabilidad y de utilidad como arma de combate.

El primero es que la luz de un rayo láser se propaga hasta el infinito, por lo que no se puede conseguir que la espada tenga una longitud finita. “La única opción es que dispusiera un capuchón al final con un espejo, lo que impediría que la espada fuera únicamente de luz.

Por otro lado, y a nivel más técnico, el espejo reflejaría la luz sobre el láser y lo estropearía”, añaden. El haz apenas sería visible, tal y como explica Jordi Andilla, ingeniero investigador de microscopía y nanoscopía de súper resolución en el ICFO. “Cada fotón en un haz de luz viaja en línea recta, es decir, todos los fotones viajan en una misma dirección. Para poder ver el haz de luz, un detector -como el ojo o una cámara- necesitaría recibir algunos fotones de éste. Para que esto suceda, los fotones tienen que rebotar en algún medio, como por ejemplo polvo del ambiente”.

Las posibilidades de que el haz sea visto aumentan si el haz es grande, porque tiene “bastantes probabilidades de encontrar polvo u otros dispersores. Los láseres, a diferencia de las fuentes de luz convencionales, son fuentes de luz que emiten de forma direccional y además el área del haz es muy pequeña; en general es muy concentrada. Por tanto, los fotones dispersados por el polvo van a ser muy pocos y el haz va a ser muy poco visible. En ambientes donde hay humo -en discotecas, por ejemplo- los láseres son muy visibles, ya que hay muchas partículas de humo que hacen de dispersores”.

Otro aspecto que apuntan García-Matos y Beduini es que el humo y el polvo se quemarían con la potencia del láser y, además, sin producir los efectos de sonido que aparecen en las películas.

El segundo problema a afrontar sería la manejabilidad reducida de la espada: la potencia para conseguir un láser de esa anchura y que fuera capaz de cortar “sería enorme. Se necesitaría conectar la espada a la corriente, o tener baterías pesadísimas, lo que impediría toda manejabilidad”.

Desde el punto de vista de la física, sí podría utilizarse como herramienta para cortar determinados materiales, recuerda Andilla. La condición es que el material puede absorber el láser a una cierta longitud de onda (su color), con la potencia suficiente.

“Al absorber los fotones, el material se calienta y, por lo tanto, llegado a un punto se funde o se sublima. En estos casos, si el proceso es muy rápido, no hay transferencia de calor al material adyacente. Por lo tanto, podrá eliminar una parte pequeña de material sin quemar el resto”, detalla.

Por último, la espada láser es inviable como arma de combate de esgrima, porque un rayo láser no choca con otro, ya que la luz no choca consigo misma. Y, como se ha comentado, no emite ruido al chocar.

La fértil imaginación de George Lucas sigue seduciendo a nuevas generaciones de fans de Star Wars pero, como demuestra la ciencia, jamás podremos reproducir los combates con sables de luz entre jedis.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *