“Ugrunaaluk kuukpikensis”, el dinosaure que vivia al fred

Descoberts a Alaska fòssils d’una espècie herbívora habituada a les dures condicions de l’Àrtic. Fins ara es creia que el clima que acompañava als dinosaures havia de ser més aviat un clima càlid i sec, exceptuant algunes latituds tropicals. La troballa de dinosaures a una latitud tan al nord, qüestiona tot el que se sap sobre la fisiologia dels dinosaures

Font:http://www.elperiodico.com/es/noticias/ciencia/ugrunaaluk-kuukpike-dinosaurio-que-vivia-frio-4531770

Investigadores estadounidenses han descubierto en un paraje remoto del norte de Alaska una gran cantidad de fósiles pertenecientes a una nueva especie de dinosaurio que soportaba temperaturas frías y la oscuridad invernal, una primicia teniendo en cuenta que los dinosaurios siempre se han asociado a ambientes cálidos. Probablemente vio incluso la nieve.

La especie, que ha sido bautizada como Ugrunaaluk kuukpikensis, pertenece a la familia de los hadrosaurios(Hadrosauridae), herbívoros de tamaño muy variable que fueron habituales en América del norte, Europa y Asia en el Cretáceo superior. Se estima que los restos encontrados tienen 69 millones de años.

Ugrunaaluk kuukpikensis alcanzaba los nueve metros de largo, aunque los ejemplares localizados son probablemente jóvenes de unos tres metros. Atendiendo al gran depósito de huesos, los investigadores creen que se trata de una manada que debió de murió repentinamente por algún motivo desconocido.

El descubrimiento, encabezado por paleontólogos de laUniversidad de Alaska en Fairbanks y de la Universidad Estatal de Florida, se detalla en la revista Acta Palaeontologica Polonica.

“El hallazgo de dinosaurios en una latitud tan septentrional desafía todo lo que sabemos acerca de la fisiología de los dinosaurios”, afirma el coautor del trabajo Greg Erickson, profesor de Ciencias Biológicas en la Universidad Estatal de Florida. “Lo que estamos encontrando es básicamente un mundo perdido con muchas formas completamente nuevas para la ciencia”, añade.

Los restos fueron localizados en el valle del río Colville, en una formación geológica llamada Prince Creek. Aunque los continentes se han movido desde entonces, los autores calculan que el mismo territorio se encontraba hace 69 millones de años más al norte todavía, muy por encima del círculo polar, a unos 80 grados de latitud.

Pese a ello, el Ártico de Alaska estaba cubierto de árboles en aquella época porque el clima de la Tierra era mucho más cálido. Sin embargo, añaden los autores, al estar tan al norte, los dinosaurios probablemente vivieron en un ambiente hostil con una temperatura media anual de 6 grados centígrados, con heladas habituales y, probablemente, nieve.