Treball de recerca 2

TRIÁSICO

Es la primera etapa. Es la continuación de una de las mayores extinciones que ha ocurrido en nuestro planeta, una extinción que extinguió a casi un 99% de las especies.

Las enormes dimensiones de Pangea hacen que sea inestable y empiece a fragmentarse. Se generan zonas de fractura ocupadas por ríos y mares.

Antes del triásico las especies más características eran los reptiles-mamiferoides, unos animales que tenían más en común con los actuales mamíferos que con los dinosaurios. Su casi desaparición supuso que los reptiles cogieran su relevo para conquistar la Tierra.

Sobrevivieron principalmente animales pequeños, que vieron un continente nuevo para expandirse.

El principio del Triásico se caracteriza por una nueva gran radiación de animales de todos los tipos, tanto reptiles como mamíferos muy primitivos (muy diferentes a los mamíferos actuales).

Los mares estaban notablemente concurridos y habitados por especies fascinantes, como el Notosaurio o el conocido Ictiosaurio, con una longitud cercana a los 15 metros.

Durante el Triásico medio aparecen los primeros dinosaurios y hacia finales de este periodo empiezan a colonizar rápidamente el planeta. También aparecen grupos que han perdurado hasta nuestros días (aunque han cambiado su aspecto) como los quelonios (tortugas) y cocodrilos muy primitivos.

Aparecen pequeños reptiles voladores que iban de árbol en árbol. Sus alas carecían aún de plumas. Eran los pterosaurios.

El Triásico concluye con una extinción masiva. Esta extinción acabó con todos los reptiles mamiferoides, tecodontos y rincosaurios, entre otros, dejando vía libre al resto de dinosaurios que dominarían el planeta los próximos 165 millones de años.

Una gran cantidad de especies de plantas se extinguieron al comienzo del período Triásico, debido a que las condiciones ambientales no eran las más adecuadas e idóneas para ellas.

Las plantas que se mantuvieron y diversificaron en este período fueron principalmente las gimnospermas, conocidas como plantas con semilla desnuda. Dentro de este grupo destacan las coníferas y las cicadáceas. Así mismo, hubo representantes del género gingko y de los helechos.

El Triásico consiste en un clima seco, debido al supercontinente Pangea provocaba grandes diferencias entre zonas costeras, algo más húmedas y suaves, y el interior más seco y árido.

Aunque hubiera “dos climas” diferenciados, se puede confirmar la existencia de estaciones (aunque de cambios extremos, algo que ocurre en regiones templadas cercanas a trópicos en la actualidad). Este tipo de clima permitió el auge de los reptiles.