A MI MEJOR AMIGA

Yo no te busqué, tampoco te vi venir y cada vez que miro al pasado no sé en qué momento te convertiste en mi mejor amiga, pero ahora, cuando miro al futuro, no puedo imaginarlo sin ti. Hoy quiero decirte muchas cosas. Cosas que no te he dicho nunca por falta de costumbre y cosas que estás harta de oír. Quiero agradecerte, quiero pedirte perdón, quiero aconsejarte…

Gracias por estar a mi lado siempre, por hacerme reír y por llorar conmigo cuando más lo he necesitado. Ni si quiera he tenido que decir nada. Yo no buscaba una increíble charla o un gran consejo y, sin embargo, tú siempre has estado dispuesta a dármelo. Gracias por seguir siendo mi mejor amiga, aun después de descubrir lo rara que soy, y animarme a seguir a tu lado después de enterarme de que tú eres aún más rara. Gracias por decirme las verdades que no quería oír, por ponerme los pies en la tierra cuando quise tocar el cielo. Gracias por no juzgarme y decirme lo que necesito y cuando lo necesito escuchar. Gracias por esas tardes de viernes, de chocolate caliente y croissant, de confidencias y de risas infinitas. Gracias por ser cómo eres, por convertirte en mi otra mitad, por no faltarme nunca pase lo que pase y por hacerme sentir que no soy hija única, porque tú eres como una hermana para mí.

Permíteme poner mis agradecimientos a un lado (porque no acabaría nunca) para pedirte perdón. Siento haberte hecho sentir mal y siento no haberte dado la razón cuando la tenías, pero ya sabes lo cabezona que soy. Siento todas y cada una de nuestras discusiones, pero en ese sentido me quedo tranquila porque no han servido para nada más que para fortalecer nuestra amistad. Siento no haberte dicho determinadas cosas en su momento y, sinceramente, te agradezco también que finalmente me obligaras a contártelas.

Como siempre, quiero aconsejarte: no cambies nunca, de verdad. Sé tú misma, porque vales mucho más de lo que todos piensan que vales. Lucha por lo que quieres, esfuérzate y no te rindas jamás, verás como al final acabas cumpliendo tus sueños. Deja de llenarte la cabeza de temores e inseguridades por culpa de un imbécil, a falta de mejores palabras.

Por último, decirte que aquí me tienes para lo que haga falta y que, aunque según tu sea una tontería, puedes contarme lo que sea que no lo será si te quita el sueño por las noches. No me faltes nunca y ten por seguro que yo tampoco lo haré.

Claudia Cárdenas Jurado.   3.2

Publicat dins de 3º ESO | 6 comentaris

JUSTO

Ya hace años, vivía un mozo de pueblo en una casa donde había más animales que personas. Era el mayor de cinco hermanos. Era Justo, un muchacho muy alegre y despreocupado  que hacía de monaguillo en la Mata y pasaba el día brincando por los canchales. Antes de irse a acostar al pajar cubierto con no más que una manta ycuatro puñados de heno, Justo rezaba para que aquella noche los ratones le dejaran descansar. Pese a sus oraciones los ratones aparecían noche tras noche. Aparte de eso el chico era feliz en su pueblo.

Un domingo al acabar la misa, su tío le dijo: _“Justo, eres ya un hombrecito con ocho años, ya puedes ir a trabajar, esta misma tarde saldrás hacia una finca que está a cinco kilómetros de aquí para guardar las ovejas del dueño.”_ El jovencito estuvo toda la comida callado, pensó que era más fácil que oponerse a la decisión de sus mayores y, después de la siesta, Justo partió hacia la finca. A partir de ese día, todas las mañanas el chico sacaba a las ovejas y se perdía por los montes llenos de almendros; no echaba de menos a su madre, y estaba contento de poder ejercer de pastor tan pronto. Una mañana, el niño se sentó a desayunar, ordeñó uno de los borregos y cogió unas cuantas almendras tiernas.Para abrirlas utilizó un par de piedras que encontró en el suelo y, después de saborear el amargo del quinto fruto seco, se machó un dedo intentando partir la siguiente. No era nada grave. Le salió un poco de sangre del dedo, pero entonces se acordó de su madre y se echó a llorar. Dejó el rebaño allí y corrió desde la montaña hasta la finca, donde estaba almorzando el propietario; _ ¿Qué te pasa hijo?_  le preguntó el dueño, pero no obtuvo respuesta alguna. Justo solo lloraba.

El pobre paisano llevó al zagal al pueblo y, una vez allí abrazó a su madre y le explicó que le había pasado en el dedo. Años después, Justo recuerda esto como una anécdota graciosa para contar a sus nietos y dice también que aprendió una lección.

Emma López 3.2

Publicat dins de 3º ESO | 2 comentaris

HAIKUS

Vaya belleza

visualizan mis ojos

campos de rosas .

 

Tarde de abril

en los campos rojizos

mecen el alma

 

Sol que alumbraba

con tenue luz de alba

sierra mojada

 

Las hojas crujen

bajo un sol de fuego

llega el otoño

3.2

Publicat dins de 3º ESO | Deixa un comentari

HAIKUS

¿Es o no es

el tiempo que pasó

desde que te fuiste?

 

¿O pasó un año

o pasó una estación

o fuiste un sueño?

 

¿Por qué tú, Sol?

¿Por qué tu luz

Ilumina su llegada?

 

¿Vida sin muerte?

Todo lo que cambió,

Tras vuestra marcha.

 

¿Qué pasaría

si pudierais volver?

Aquí os espero.

 

Me preguntaba

si estaría soñando

o imaginando.

 

El paraíso

la feliz hermosura

que siempre pintan

 

¿Es que mi alma

me castiga por cosas

que no entendí?

 

¿Es que acaso

no puedo contener

mi ancho dolor?

 

El tiempo fluye

Como el agua pura

En un torrente.

 

Sin detenerse

Pasa la vida justa

Sin revivir

 

Ya solo estoy,

La casa está vacía

Las horas pasan.

3.3

Publicat dins de 3º ESO | Deixa un comentari

¿VIVIR SIN INTERNET?

Como todos sabemos, Internet y las redes sociales han pasado a tomar un papel importante en las vidas de las personas, pero sobre todo en las de los adolescentes, que ya hemos empezado a crecer con ello.

Por un lado, Internet es una gran fuente de información; cualquier cuestión de la que necesites informarte aparecerá en tu ventana del navegador con sólo buscar una palabra. Esto es un gran avance en lo relacionado a los estudios, ya que podemos prescindir de las enormes enciclopedias que antes eran tan necesarias. Además, nos permite comunicarnos con el resto del mundo y contactar con aquellos seres queridos que tenemos tan lejos.

No obstante, puede que Internet y las redes sociales se estén convirtiendo, de algún modo, en una adicción, algo a lo que vivimos realmente enganchados.

Viéndolo de este modo, quizás Internet no es tan bueno para nosotros como parece; al igual que podemos contactar con nuestros amigos y familiares, podemos encontrar personas que desearíamos no haber conocido nunca. Entramos, así, en los casos de “ciberbullying” y en el acoso a menores.

En conclusión, Internet es esencial para nuestras vidas y no creo que pudiésemos vivir sin ello, aunque eso sí, haciendo un buen uso.

Ariadna Rodríguez 1r Batx

Publicat dins de Bachillerato | Deixa un comentari

¿SON EFICACES LAS HUELGAS DE ESTUDIANTES?

La huelga es una forma de protesta en la que sus participantes se abstienen de realizar sus actividades cotidianas, para conseguir una mejora en su lugar de trabajo, estudio o país. Una de las huelgas que tiene una creciente fuerza e influencia es las de estudiantes.

Hay cada vez más gente en contra de este tipo de huelgas, dado que las consideran pérdidas de horas lectivas, sobre todo casos de padres y profesores en colegios de Secundaria. Muchos de estos estudiantes se toman los días de protesta como un descanso de sus labores o un día festivo, no obstante, otros acuden a manifestaciones y se informan del motivo de la reivindicación. Las huelgas convocadas por el Sindicato de Estudiantes normalmente afectan a alumnos de Universidades y Bachillerato, son estos los que protestan con más razón. Por lo tanto los manifestantes que más influyen son los que más protestan, así mueven montañas y consigues casi todo lo que se proponen.

En definitiva, las huelgas estudiantiles son algo bueno y que ayuda a avanzar en educación, son eficaces. Pero habría que concienciar, sobre todo, a los estudiantes más pequeños y que ahora empiezan a tener esa “libertad” de decidir si protestar o no, de que las huelgas y manifestaciones son serias, no se convocan a la ligera y, por encima de todo, no son días de fiesta.

Emma López 3.2

Publicat dins de 3º ESO | Deixa un comentari

¿SON EFICACES LAS HUELGAS DE ALUMNOS?

Una huelga de alumnos es una forma de protesta que consiste en la pausa temporal de los estudios, hecha de común acuerdo, con el fin de conseguir mejoras en el sistema educativo.

A pesar de que las huelgas se realicen para fines beneficiosos para todos, hay diversos conceptos de huelga entre los estudiantes. Uno de ellos, quizá el más perjudicial, es el clásico “un día más de fiesta”. Es obvio que no es gracias a este tipo de mentalidad por lo que se consiguen todos los propósitos, más bien todo lo contrario. Gracias a alumnos que no se toman en serio las huelgas, lo único que se demuestra es que lo que se está exigiendo no es tan importante cuando gran parte de los alumnos aprovechan las huelgas para ahorrase seis horas de clase ese día. De hecho, ese uno de los mayores motivos por los que el derecho a huelga durante un curso es limitado: la pérdida innecesaria de clase para algunos. Por el contrario, están los que realmente necesitan y por eso exigen ese cambio, esa mejora: los alumnos que salen a la calle, con pancartas, con megáfonos a reivindicar y a dejar claro lo que quieren y la urgencia con la que lo quieren. Por suerte, son mayoría los alumnos que dan la cara y es gracias a ellos por lo que han cambiado y cambiarán tantas cosas referentes al sistema educativo.

En conclusión, poniendo como ejemplo una de las huelgas más polémicas y sonadas del país, contra la reválida en cuarto de la ESO, es evidente que las huelgas de alumnos son eficaces y gracias a ellas se han conseguido muchas de las peticiones demandadas por el alumnado.

Claudia Cardenas 3.2

Publicat dins de 3º ESO | Deixa un comentari

Hola mamá

Hola mamá:

Hoy te escribo porque realmente estoy bastante harta. Cansada del concepto que tiene la gente de lo que es bello o no. ¿Harta? Sí, harta de que por tener unos kilos de más, ya te consideren una gorda. Harta de que si no tienes ese cuerpo de “Barbie” ya no encajes, ya no eres atractiva. Pero no ¿vale? No quiero parecerme en absoluto a un ser inmóvil, a un ser de plástico, a un ser sin vida alguna, no. Soy una persona y estoy orgullosa de serlo, con mis errores, y mis defectos, sí, pero persona igual. Eso es lo que me define, lo que me hace ser especial, lo que me hace ser yo. La gente se ríe, por ser diferente o como ellos dicen “la fea, la rara…”. Yo me río de ellos por ser todos iguales ¿Qué gracia tiene eso? Lo original esta en lo único y diferente, por muy raro que parezca. Así que por favor, dejémonos de tonterías, de dietas imposibles, de metas inlogrables, de pinturas. Sé tú misma, mamá, porque tú vales mucho. Por favor deja atrás las críticas. “A palabras necias, oídos sordos”. Deja atrás las malas lenguas, porque solo buscan herirte y, en este mundo, no hay alguien guapo, ni alguien feo, lo que hay es ojos exigentes. Lo que para uno puede ser bello, para otro puede ser horrible. Lo que importa es lo que tú pienses de ti misma, no importan las opiniones de los demás ¿Qué piensas tú de ti misma? Así que, mamá, nunca más te vuelvas a sentir fea, porque eres hermosa. Somos como somos, soy como soy y así estoy perfecta.

Vea.

Andrea Bocache 3 ESO

Publicat dins de General | 2 comentaris

La belleza interior

Me llamo Leonardo, pero me llaman Leo, Leo el “Feo”. Nací con una deformación en la cara, por lo que tenía que llevar una máscara que me tapaba la mitad del rostro. Cuando era pequeño, en el colegio, los demás niños me molestaban y se metían conmigo. Siempre decían que mi cara era muy fea y por eso la tenía que llevar tapada.

Un día, cuando debía tener unos doce años, mi médico me dijo que ya era hora de quitarme la máscara e ir con la cara descubierta. Cuando iba por la calle la gente se quedaba mirándome fijamente y algunos se reían de mí. Me encontré incluso con el caso en el que algún hombre se me acercaba y me decía con voz muy baja que mejor que me tapara la cara porque a la gente le incomodaba verla. Fueron unos años muy duros.

Cuando cumplí los veinte, decidí viajar e ir a ver mundo, así que fui a una isla tropical llamada Trinidad. Lo primero que hice al llegar, fue ir a dar un paseo por la ciudad en la que estaba mi hotel, y lo que más me sorprendió fue que la gente no se fijaba en mí cuando pasaban por delante. Entré en una cafetería y me senté en la barra. Justo a mi lado había una anciana tomándose un café. Le pregunté lugares que se podían visitar en la ciudad, y ella nombró algunos. Entablé una conversación con ella. Al cabo de un rato, le dije que por qué nadie se fijaba en mí aspecto, y ella me contestó que la gente de cada país o cultura tenían un concepto de lo que les parecía bonito y lo que les parecía feo, que también variaba durante las distintas épocas de la historia. Pero lo que siempre y en todos los lugares se consideraba bello o feo era el aspecto interior, la manera de ser, y en esa isla tenía eso muy en cuenta. Aprendí una valiosa lección y, desde ese día, empecé a valorarme tal y como era, sin importar mi apariencia.

Albert Sánchez 3 ESO

Publicat dins de 3º ESO | 1 comentari

Un monstruo viene a verme

Quizás pienses que esta película es una de mis películas favoritas simplemente por puro “postureo”, porque todo el mundo habla de la espectacular y emotiva película de Juan Antonio Bayona.  Pero si realmente es una de las películas que ocupan un lugar en mi corazoncito no es ni porque esté de moda, ni por quién la haya dirigido; sino por los sentimientos y emociones que despertó en mí.  Es de aquellas películas que, aunque cuesten de entender, creé una gran empatía con el protagonista;  Conor,  un niño de 13 años cuyo pan de cada día es ver a su madre enferma de cáncer, sufrir abuso escolar y tener una relación nula con su padre, unido a la falta de sueño producida por las pesadillas que tiene desde que su madre empezó el tratamiento contra el cáncer. Hasta  que un día a las 12:07  recibe la visita de un monstruo que, aunque a simple vista podemos pensar que viene a asustarlo, lo que realmente quiere hacer ese monstruo es ayudarle a llevar toda la situación que está viviendo de la mejor manera posible, haciendo que este le cuente su mayor secreto: el hecho de que Conor quiere acabar con su propia vida para no tener que ver sufrir a su madre nunca más.  Porque realmente, y es ahí  donde  empatizo con el protagonista, muchas veces no nos damos cuenta de la suerte que tenemos al poder dar un simple abrazo a nuestros padres y ver que esos no tienen ninguna enfermedad, porque a unos padres se les quiere mucho y, quizás, en nuestro día a día no le damos tanta importancia como tendríamos que darle.  Es por eso que tendríamos que ver esta película mínimamente una vez en la vida.

Núria Gandia, 1r Batx A

Publicat dins de Bachillerato | Deixa un comentari