Category Archives: Santiago Nasar

¿Quién cerró esa maldita puerta?

(En el momento antes de que los hermanos Vicario mataran a Santiago Nasar)

¿Qué les ocurre? ¿Por qué vienen hacia a mí de esta manera?. Debo controlarme y no perder los nervios. Debemos hablar los tres y aclarar de qué se me acusa. Deben estar hartos de vino, después de la borrachera que nos pegamos ayer no deben estar en sano juicio. Se acercan demasiado. Parece que no tienen ganas de hablar. Debo entrar en casa y desde allí intentaré apaciguarlos y hablaremos. ¿Quién cerró esta maldita puerta?. No abre. OH.. AH¡ qué dolor, me acuchillado, no puedo, me duele, me duele, muero…

Oscar Gonzalez Juarez (PE)

La ignorancia te mató

Santiago Nasar, la ignorancia te mato,
asi como tu pueblo,
tus amigos
y tu prometida.

Nadie te dijo,
nadie te advirtio,
solo te dejaron
para morir trinchado.

No uno ni dos,
todo el pueblo
lo sabian todos,
menos tu ,probre ignorante!!

Te acorralaron en tu puerta,
alli te destriparon,
por ignoracia,
fue tu desgracia.

Ahora algunos te lloran,
otros callan,
pero hay quien se alegra,
de tu desgracia.

¿por que tu y no otro?
tu fuistes el mejor candidato,
el mas apuesto y galan,
al que poder culpar.

Angela descansada quedo,
pero a Flora y a tu madre,
la tristeza y penar,
las mato.

Marcos Petrus Carreras (BCN)

Cuatro letras

No podia creerme que ante mi asesinato solo la comadre de mi madre la hubiera ayudado o mejor dicho avisado de lo que me esperaba,ademas de mi gran amigoque hizo lo imposible por ayudarme y avisarme,porque mi pobre madre cuando me fue a ayudar,la traicionera de la sirvienta se la jugara porque iba a dejar que mataran a lo mas queria mi madre que era yo sangre de su sangre la cual ella me había dado la vida:Santiago Nasar con 21 años y en el año 1943 en Colombia(datos de mi asesinato) por un absurdo que dira la gente del pueblo por la acusación de un muchacha que se había deshonrao ella y hemos pagado justos por pecadores.

Esa muerte que tuve no se la deseo ni a mi peor enemigo ni lo que le hicieron pasar a mi pobre madre,quedarse sin su hijo 3 años despues de quedarse sin su marido.Y todo para devolver una honra a la família que había perdido la muchacha Angela Vicario.

Con estes escrito me despido de los lectores de estas cuatro letras.

M.Nieves Fuentes Navas (SR)

El famoso dia de la boda

Es el famoso dia de la boda, todo el mundo pendiente, mucha gente invitada y yo muy curioso por los gastos de la boda, durante todo el combite me dedique junto a mi amigo a calcular los gastos, las flores, la bebida todo…Se me dieron las tantas de la madrugada tan tarde que decidi ir a mi casa a dormir durante 1 hora. Antes de que llegase el obispo, por la calle en dirección a mi casa me encontre gente que aun seguien de fiesta.

Llegué a mi casa y me acoste con la ropa que habia llevado a la boda puesta le dije a mi sirbienta que me preparara la ropa, para que en cuanto me debantara pudiera ir a ver al obispo.

Baje a la cocina antes de la hora y aun el cafe no estaba listo a si que comunique que cuando volviera me lo tomaria.

Iba por la calle, direccion al puerto, pero no sabia el porque todo el mundo me miraba con cara de extrañado, me encontre con gente que me decia cosas que no entendia, creia que aun iban con la resaca de la boda o que aun tan siquiera habian llegado a sus casas y seguian la fiesta, no le di mucha inportancia.

Al ver al obispo con el defraude que ni siquiera bajo del buque, me dirigi hacia la casa de mi amada, la rara sensacion que al dar con mis llaves en la berja como siempre mi amada abrio la puerta y empezo a gritarme sin motivos, toda su familia que a esas horas aun estaban durmiendo, ahi que comentar que es una familia poco común, se despertaron y salieron al pasillo, su padre me comentó que los gemelos Vicario me estaban esperando para matarme por la humillación de su hermana, en ese momento no entendia nada, porque mi amada estaba enfadada, que era eso que me estaba contando su padre, era todo verdad ¿o no?

 Jenniffer Alcántara Márquez (SR)

Adiós, mundo cruel

Hoy me he levantado, y no me siento muy bien. Hace ya unos días que sueño cosas raras. Al levantarme ya he percibido que algo sucederá, nada bueno. Ya al salir esta mañana de casa he percibido que todo el mundo me miraba, yo personalmente me sentía observado, como si la gente me quisiera decir algo y no le saliesen las palabras, o como, si esperasen algo de mi, alguna acción o simplemente que les dijera algo. No ha sido grato el momento en que Nahir ha venido a mi y me a comunicado que los hermanos Vicario estaban en mi busca para arrebatarme la vida. Yo en primera instancia no me lo he creído pero a medida que me ha empezado a decir que era verdad me he ido poniendo pálido. Al poco rato he visto acercarse a mi a los ya nombrados con ambos dos cuchillos en mano, tenían una mirada y un paso seguro, inquieto, y a la vez, con unos aires de no querer cometer la acción que acto seguido iban a cometer, aunque parezca contradictorio, así ha sido.

Ahora estoy aquí, ante la puerta de mi casa, sujetándome las tripas. Me han apuñalado. Apuñalado hasta la muerte. Se me están nublando los ojos prácticamente no veo nada. Me estoy mareando me quiero engañar, realmente se que me estoy muriendo. Adiós, mundo cruel.

Oliver Arlucea García (BCN)

El alivio de poder morir

Me dirigía para casa, por la puerta de la cocina, pero me di cuenta de que la puerta principal estaba abierta. Escuché un grito y me desconcerté, ¿quién es? ¿quién es? pensé. Era Clotilde Armenta, estaba con Pedro Vicario; él la tiro al suelo y corrió hacia su hermano Pablo.

Yo empecé a correr hacía mi casa pero la puerta estaba cerrada; entonces Pedro y Pablo Vicario me atacaron.

-Hijos de puta!! -grité. Pero siguieron como cobardes atacándome con esos cuchillos de mala muerte.

Yo gritaba de dolor pero la rabia que tenía me daba la fuerza para seguir de pie y no perder el conocimiento. Hice lo que pude para girarme de espalda pero cada vez mi cuerpo tenia más heridas y pesaba más. Por dentro reía ¡pobres ilusos! si con este acto creen la valentía, solemnes de ellos por su acción, que Dios les perdone por ser tan vulnerables.

Me vi con mis propias vísceras en las manos mientras ellos estaban los dos nerviosos por no poderme matar. Finalmente caí de rodillas. Estaba sangrando e intente incorporarme. Inclinado empecé a caminar. Iba por el muelle cuando vi a la niña Wene. La veía borrosa pero escuché su voz inconfundible:

-Santiago ¿qué le pasa?

-Que me mataron, Wene.

Y sentí el alivio de poder morir.

David Cobos Aumatell (RL)

Morir sin honor

Lo dijo: me descubrió.

Quedamos que ninguno de los dos lo contaría. No se como me he podido fiar de la palabra de una mujer.

Llegó mi hora , voy a morir sin honor , se terminara mi vida y nadie llorara por  mi , el delito que he cometido es imperdonable.

Pero que bellos momentos pasamos.

Montserrat Espadamala Ruiz (LC)

Mi destino era ese y no se podía cambiar

Me levanté a las 5.30 de la mañana para esperar el buque en que llegaba el obispo. Había dormido poco y mal, sin quitarme la ropa, desperté con dolor de cabeza, pues había estado de parranda de bodas y se había prolongado hasta después de la media noche. Me puse un pantalón y una camisa de lino blanco, ambas piezas sin almidón. De no haber sido por la llegada del obispo me habría puesto el vestido de caqui y las botas de montar. De haber sabido que me iban a matar no hubiera estado allí, pero mi destino era ese y no se podía cambiar.

Alberto Pérez Colás (PM)

Como si hoy fuese el ultimo día de mi vida

Ayer por la noche me fui a dormir tarde…después de estar en la boda de Ángela Vicario y Bayardo…..y esta mañana me he levantado a las cinco y media ya que llegaba el obispo al pueblo con su buque como siempre, y yo quiero visitarle, pero entenderéis que ha sido una noche muy corta y que la he pasado muy mal porque he dormido muy poco después de una larga fiesta.
No sé porqué motivo hoy tengo una sensación un poco rara… presiento que algo malo esta a punto de sucederme, tengo la sensación de que algo terrible me sucederá…..salgo corriendo de mi casa como si hoy fuese el ultimo día de mi vida, como si hoy dejase a todo el mundo, como si supiera que alguien quisiera que hoy, fuera el ultimo día en la tierra…. ¿será que quieren matarme?

Jordi Sureda Plantalech (LM)

Una camisa de lino blanco

Hoy llega el obispo y por eso me he levantado tan temprano. Hubiera sido mejor que no me acostara ya que he dormido muy poco y mal. Estuve en la parranda de bodas de Angela Vicario y Bayardo San Roma y probablemente comí y bebí demasiado ya que tengo dolor de cabeza y me noto la boca pastosa. A pesar de todo esto, estoy de buen humor y que hace un dia precioso y como que el obispo visita nuestro pueblo me voy a vestir de acuerdo con la ocasión. Me pondré un pantalon y una camisa de lino blanco. Creo que esto es lo mas adecuado.

Joan Solé Canal (BG)