Cuando la lengua se convierte en misterio

 En un artículo de opinión de temática similar al de Rosa Montero, Laura Freixas explicaba en La Vanguardia sus problemas con los tecnicismos informáticos. El tema da para mucho y la periodista lo enfoca desde la perspectiva de la usuaria que se topa de forma obligada con un caudal léxico que crece sin parar.

El artículo va muy bien para recordar -un poquito de nostalgia os conviene- los procedimientos de formació del léxico castellano algunos de los cuales se pueden repasar a partir de los tecnicismos que enumera. A saber:  calco semántico y léxico,  xenismo, sigla…

 Misterios informáticos
“CHIP” NOS SUENA a patata frita, “memoria RAM” a leche desnatada, y “PC” a otra cosa

LA VANGUARDIA – 03.23 horas – 04/11/2002

 LAURA FREIXAS

Que los seres humanos tenemos una tendencia natural al animismo es algo que hemos comprobado personalmente todos los que, siendo unos zotes para la informática, nos vemos obligados a trabajar con un ordenador. Si además somos de otra generación, y de letras, para qué les voy a contar… Ya para empezar, eso del “PC” no nos suena a “personal computer”, sino a otra cosa que no diremos para que no se nos vea el plumero paleolítico, y que conocíamos en distintas variantes: PCE, PCI, PCF, PCUS… Cuando se habla de “iconos”, vemos -juro que sin querer- madera y oro viejo, incienso y velas. El “servidor” se nos aparece vestido con un chaleco a rayas, tendiéndonos una bandeja con bebidas… “Navegar” nos entusiasma: viento en popa a toda vela, no surca el mar sino vuela el velero bergantín… El “explorador de Windows”, tocado con salacot, se mete, volando, por las ventanas; el “controlador de bus” lleva gorra de plato y pone multas; el “concentrador de raíz” es un brebaje contra el mal de ojo… La “memoria” y el “destino” nos sumen en meditaciones metafísicas. “Chip” nos suena a patata frita, la “memoria RAM”, a leche desnatada; una “dirección pop” será verde y naranja, con pies descalzos y flores en el pelo, y “pinchar la pestaña”, un método refinado de tortura… La lista de los programas la confundimos con la de los reyes godos: Adobe, Chindasvinto, Epson, Excel, Kazoo, Flash Path, Quick Stitch, Readme, Recaredo, Wamba, Win Zip y Don Rodrigo. ¿Y qué decir de los “virus”, sino que si por nosotros fuera, correríamos a por un termómetro y una taza de leche muy caliente con miel, coñac y limón?… Si el servicio técnico del antivirus Panda nos explica que “las variantes del Klez pueden ser más o menos dañinas”, nos imaginamos a Klez-A como un animal pequeño, pero de dientes afilados, royendo las entrañas de nuestro ordenador; a Klez-B como una cabeza de león rugiente que apareciendo de pronto en la pantalla se zampará los iconos a dentelladas, empezando por el del antivirus Panda, del que dejará las orejas, para advertencia y escarmiento de antivirus gallitos; a Klez-C como el mismo león, pero tridimensional y estéreo, que rugiendo saltará de la pantalla afuera y no dejará de la usuaria más que los huesos, mondos y lirondos, desparramados por encima del teclado…

Total, como no podía seguir así, he contratado clases particulares. La profesora es una chica inteligente. Empezó muy seria hablándome de sistemas operativos, memoria ROM y memoria RAM, microprocesador y placa base. Al cabo de un rato, viendo la cara que yo ponía, creo que comprendió. Cambió de táctica. Ahora me explica que el sistema operativo (o la placa base, el ram, el rom, en fin, algo así) es como un director de orquesta, y que lo malo es que a veces el chip (o el rom, el ram, el zip, ahora no caigo) desafina; que el problema que tiene mi ordenador es que el chip no es que sea totalmente incompatible con el quick, el win y el pick, pero no se llevan del todo bien: es como si te pones, me explica, un sombrero verde loden con zapatos turquesa y abrigo pistacho, que no es que desentonen, pero tampoco combinan; y que un sistema operativo necesita los programas igual que una mayonesa necesita el aceite. ¡Por fin, alguien que me comprende!

5 thoughts on “Cuando la lengua se convierte en misterio

  1. Desi

    En mi opinión, este texto nos muestra cómo el lenguaje técnico de la informática se ha introducido en nuestras vidas. Tal y como la autora del texto nos explica, no todos entienden este lenguaje pero, por suerte o desgracia, los ordenadores están cada vez más presentes en nuestras vidas. Mucha gente tiene que trabajar con ellos y utilizarlos de forma rápida y sencilla. Aunque los jóvenes, que hemos crecido jugando con los ordenadores y consolas, pensamos que esto es sencillo, mucha gente, que no ha crecido con estas nuevas tecnologías no lo ve de este modo. Muchos de ellos tienen que hacer milagros para poder espabilarse con lo más básico, pero en cuanto surge un problema, se las ven y se las desean para poder solucionarlo. Con esto, no quiero decir que los jóvenes tengamos el mundo de la informática totalmente dominado, pero que nos desenvolvemos en este campo con mayor fluidez. Aún así, he de reconocer, que algunos de los términos que comenta la autora, no sé lo que son. Esto sucede porque se nos ha impuesto la utilización de un lenguaje técnico, que muchos de nosotros no acabamos de asimilar. Aunque este lenguaje tenga la intención de ser preciso y no dar pie a errores. ¿Que pensáis que pensarán nuestras abuelas si les decimos que estamos “navegando”? Pues probablemente nos digan: Cuidado, que le mar es muy traicionero o algo por el estilo. Pero en fin, esto es solo un ejemplo de los tecnicismos y su uso, aún quedan algunos que entender, como por ejemplo los jurídicos o los administrativos.

  2. Alba G

    Este texto de Laura Freixas nos hace adentrar en el complejo mundo de la informática. Lo hace de una forma simple, y no por ello menos valiosa, y con explicaciones “caseras” para los menos infiltrados en la informática.
    Laura Freixas nos muestra su actitud referente a este mundo fantástico y complicado, la cual es bastante ignorante, aunque se muestre interesada. No conoce el léxico informático. Corrijo, sí lo conoce. Pero lo conoce desde una perspectiva inocente y de lo más normal. Sólo que ella se atreve a reconocer a qué le suena el lenguaje de la tecnología informática. Por ejemplo, la “memoria RAM” de un ordenador, le suena (mejor dicho, nos suena) a la leche de marca RAM. El “chip” a patata frita (lenguaje inglés). U otros conceptos cómo el de “navegar”, el cual se utiliza para hacer referencia a la conexión con internet (navegar por internet), pero que, para Laura, sólo es ir a navegar con tu velero en las profundas aguas. El “servidor” (de toda la vida, por supuesto) es aquella persona que nos presta un servicio, como es en el caso de los camareros.

    Laura Freixas nos confiesa muchos más conceptos informáticos en su mundo real, y tal y como ella los percibe. Pero su final, en este texto, es, sin duda, una forma de entender el lenguaje informático muy común a la mayoría de personas.
    Los tecnicismos en este mundillo fantástico y extraño son, como nos muestra Laura, mucho más fáciles de entender y de tragar si nos los cuentan con las facilidades de nuestras vidas. Ejemplos simples e incluso rutinarios.

  3. Miquel Xifré

    Hay gente que dice que mi generación es la generación del botón. Según a que generación pertenezcas la palabra botón le recordara a el botón del pantalón, o bien de la chaqueta, pero yo me refería al botón que podemos encontrar en el móvil, mandos a distancia, lavadoras, microondas, ordenador, y un sinfín de tecnología. Será por eso, que quizás palabras como icono, PC, servidor o navegar nos recuerden cosas distintas.
    Pero creo yo que mi generación se quedo a medias, porque los últimos programas de Windows, podría decir que me suenan a chino.
    La informática avanza a una rapidez desmesurada, al día siguiente de comprarte un ordenador, puede que esté pasado de moda. Estar al día en materia informática es difícil, y solo pocos lo están, pero esto, tarde o temprano tendrá que cambiar, esperemos que llegue una informática estándar en la cual se pueda trabajar sin tener una gran cantidad de estudios, en la que no te tenga que venir un técnico cada 2 por 3 a arreglar el PC porque tienes unos cuantos troyanos dentro.
    El léxico específico informático tiene tal variedad y tanta precisión, que como Laura Freixas ha dicho, tendremos que ir a clases particulares de vocabulario informático.

  4. Santi Trallero

    Este texto nos habla de un gran problema que se viene produciendo en los últimos tiempos. El imparable avance de la informática en todo tipo de sectores y para todas las utilidades la ha convertido en una herramienta imprescindible.
    Pero no hace falta que nos esforcemos mucho para ver que la adaptación a esta realidad no es tan sencilla. Las nuevas generaciones ya nacen con ello, cambian los juguetes analógicos por videoconsolas y aparatos electrónicos de una sofisticación que asusta, y para ellos ponerse a los mandos de cualquier instrumento informático no acarrea ningún tipo de esfuerzo.
    El problema se da con personas adultas, esas generaciones a las cuales la revolución informática las ha cogido un poco más tarde. Habituarse al manejo de estos instrumentos se puede convertir en una verdadera tortura, sobre todo teniendo en cuenta el vocabulario que se utiliza en el ámbito de la informática, palabras extraídas del ingles sin ningún tipo de transformación y que a vecdes suenan a algún dialecto del chino.

  5. RAFA

    En mi opinión esta autora intenta hacer una crítica a las nuevas tecnologías, graciosas eso si ya que hace unas comparaciones que son bastante ridículas, porque decir que memoria RAM es leche desnatada es un poco absurdo.
    Laura Freixas conoce el léxico de la informática a pesar de que intente darnos a entender que no, con ejemplos como el que he dicho antes de la memoria RAM, o navegar por Internet para ella es navegar a toda vela por el mar, o servidor con camarero o esclavo (no entiendo muy bien como lo describe la autora), etc.
    Pero tal y como lo ve la autora lo ven la mayoría de las personas de otras generaciones, las cuales nunca han utilizado un ordenador. Concluye el texto con la anécdota de que al menos, una profesora le enseña con comparaciones un poco también ridículas, como que el sistema operativo es como un director de orquestra.
    El artículo en sí es gracioso y me gusta bastante.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *