¿Por qué es tan importante escribir las unidades al lado de un número?

En 1993, la agencia espacial americana NASA empezó un programa de investigación so­bre Marte que incluía una serie de misiones de exploración. En 1995 se planearon dos mi­siones que fueron llevadas a cabo al final de 1998 y comienzos de 1999. Las naves se lla­maban Mars Climate Orbiter (MCO) y Mars Polar Lander (MPL) y fueron lanzadas el 11 de diciembre de 1998 y el 3 de enero de 1999, respectivamente.
Nueve meses y medio después del lanzamiento, la nave MCO debía encender su mo­tor principal para alcanzar una órbita elíptica alrededor de Marte. El motor arrancó el 23 de septiembre de 1999, pero la misión fracasó cuando la nave entró en la atmósfera mar­ciana según una órbita más baja que la esperada. La órbita era demasiado baja porque el ordenador del planeta Tierra utilizaba las unidades de ingeniería británicas, mientras que el ordenador de la nave utilizaba unidades SI.
Este error de las unidades hizo que la MCO quedase a 56 km sobre la superficie marcia­na en vez de los deseados 250 km. A 250 km, la MCO habría entrado en la órbita elíptica deseada y no se habrían perdido 168 millones de dólares, que fue el coste de la misión.