Arxiu d'etiquetes: pingüí

Descobert un pingüí prehistòric tan gran com una persona

Els investigadors han batejat la nova espècie de pingüí amb el nom de Kumimanu biceae. En maorí, l’idioma parlat per la població indígena de Nova Zelanda, kumi és un monstre mitològic gegant, i manu significa au.

http://www.lavanguardia.com/ciencia/planeta-tierra/20171212/433590872084/pinguino-prehistorico-gigante-kumimanu-biceae.html

Hace algo más de 50 millones de años, en lo que hoy es Nueva Zelandaexistían pingüinos tan altos como personas. Medían más de 1,70 metros de altura, pesaban unos cien kilos y reinaban como depredadores en el mar.

Son las conclusiones de un equipo de paleontólogos liderados desde el Museo de Nueva Zelanda Te Papa Tongarewa en Wellington (Nueva Zelanda), que ha hallado restos de una nueva especie de pingüino gigantede hace entre 60 y 55 millones de años en una playa de la isla sur de Nueva Zelanda. Según publican hoy en la revista Nature Communications , el descubrimiento arroja luz sobre la evolución de estas aves.

El ‘Kumimanu biceae’ es uno delos pingüinos más grandes y más antiguos hallados hasta la fecha.

Los investigadores han bautizado la nueva especie de pingüino con el nombre de Kumimanu biceae. En maorí, el idioma hablado por la población indígena de Nueva Zelanda, kumi es un monstruo mitológico gigante, y manu significa aveBiceae es un homenaje a Beatrice Tennyson, la madre del paleontólogo que ha liderado la investigación, Alan Tennyson, en agradecimiento por despertar su interés por la búsqueda de fósiles cuando era joven.

Los paleontólogos han hallado sólo algunos fragmentos del esqueleto del Kumimanu biceae, entre los que se encuentran parte de un hombro y de un ala, un fémur y algunas vértebras. El fémur, de 16 centímetros de longitud, les ha permitido estimar el tamaño de esta especie de pingüino: el ejemplar hallado medía 1,77 metros de altura y pesaba 101 kilos. Se trata de una de las especies de pingüino más grandes conocidas hasta el momento, y también es uno de los fósiles de este tipo de aves más antiguos.

Comparación de tamaño del 'Kumimanu biceae' con un hombre adulto
Comparación de tamaño del ‘Kumimanu biceae’ con un hombre adulto (G. Mayr/Senckenberg Research Institute)

Hace 55 millones de años, los pingüinos gigantes no eran una anomalía: varias especies de estas aves desarrollaron gigantismo a la vez, pero de forma independiente, poco después de cambiar la capacidad de volar por el nado. Esta adaptación ocurrió también justo tras la extinción de los grandes reptiles marinos, algo que los investigadores piensan que no es una casualidad. Al extinguirse los grandes depredadores que gobernaban los mares, quedó un nicho vacío que conquistaron los pingüinos. Cuanto más grandes eran, mayor éxito tenían como depredadores. Y al no tener que conservar un cuerpo ligero para volar, estas aves pudieron crecer más que otras especies voladoras.

Pero el reinado marino de los pingüinos gigantes no duró para siempre. Su hegemonía llegó a su fin hace algo más de 20 millones de años, cuando otros animales empezaron a competir por su lugar en el ecosistema. “La desaparición de los pingüinos gigantes coincide con el origen de los mamíferos marinos”, escriben los científicos en Nature Communications. Delfines, ballenas y focas arrebataron el trono a los pingüinos como gigantes del océano, y las especies más pequeñas de estas aves tuvieron más posibilidades de sobrevivir en un entorno más competitivo. Es por eso que los pingüinos de hoy en día ya no son tan altos como las personas.

Los pingüinos gigantes conquistaron los mares después de la extinción de los grandes reptiles marinos, pero desaparecieron cuando aparecieron los primeros mamíferos marinos

 

Pingüins ‘malalts’ a l’Antàrtida

El canvi climàtic està canviant tots els ecosistemes del planeta, les seves conseqüències estan afectant a tots el éssers vius . L’augment de la temperatura beneficia els paràsits com les paparres. En aquest cas l’espècie afectada han estat els pingüins situats a la Antàrtida. Fins fa pocs anys no es coneixia l’existència de paparres en aquesta zona del planeta. Aquest minúscul artròpode es concentra en gran nombre sota de les roques en les colònies de pingüins;  aquesta paparra actua com a vector de virus, bacteris i protozous patògens per als pingüins. Les paparres han transmès el paràsit sanguini Babèsia. Babèsia (sinònim Nuttallia) és un gènere de protists paràsits que causen la malaltia de la babesiosis en animals i éssers humans. El paràsit és transmès per paparres i ataca els glòbuls vermells de la sang.

http://www.ecoticias.com/naturaleza/114130/Pinguinos-enfermos-Antartida

Investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) y del Instituto de Salud Carlos III en colaboración con la Estación Experimental de Zonas Áridas (CSIC), la Universidad de Extremadura y el Centro Nacional Patagónico de Argentina han detectado por primera vez la presencia del parásito sanguíneo Babesia. en pingüinos antárticos, Pygoscelis antarctica, en una colonia situada en Isla Decepción, en el archipiélago de las Shetlands del sur. Es la primera vez que se detecta este parásito que trasmite la garrapataIxodes uriae tan al sur. Hasta hace pocos años no se conocía la existencia de las garrapatas en esta zona del planeta “Hasta hace pocos años no se conocía la existencia de las garrapatas en esta zona del planeta y por tanto se desconocían las enfermedades que estos parásitos pudieran transmitir a los pingüinos. La presencia tanto de las garrapatas como de este nuevo parásito sanguíneo, que podría tratarse de una nueva especie para la ciencia, se puede utilizar como un indicador del cambio climático, ya que el aumento de las temperaturas les beneficia”, explica el investigador del MNCN Andrés Barbosa. Los investigadores tomaron muestras de sangre de 50 ejemplares adultos y 30 polluelos y pudieron comprobar la presencia del parásito Babesia sp. “Pese a que los pingüinos examinados parecían estar sanos aún no podemos valorar cómo les afectará la infección”, advierte Barbosa. Las próximas investigaciones sobre el parásito deberán analizar como se genera la infección y las dinámicas de trasmisión del parásito en otras especies de pingüinos como Pygoscelis papua o Pygoselis adeliae. Referencia bibliográfica: Montero, E., González, L.M., Chaparro, A., Benzal, J., Bertellotti, M., Masero, J.A., Colominas-Ciuró, R., Vidal, V. y Barbosa, A. (2016) First record of Babesia sp in Antartic penguins.Ticks and Tick-borne Diseases.DOI: http://dx.doi.org/10.1016/j.ttbdis.2016.00. Fuente original: http://www.agenciasinc.es/

Fuente: http://www.ecoticias.com/naturaleza/114130/Pinguinos-enfermos-Antartida