Arxiu d'etiquetes: forum

Les onades de calor seran ‘letals’ per a l’ésser humà

Estem patint la segona la de calor en pocs dies, i en aquest cas el verb patint fa honor al seu significat. Les persones grans i els bebès són els que més pateixen qualsevol clima extrem. Demà, celebració de la revetlla de Sant Joan, és un dia especialment conflictiu. Si normalment el perill d’incendi és present en aquest dia pel risc de la utilització dels petards habituals, aquest any el seu ús és especialment perillós per a tothom.

Riscos puntuals al marge, les onades de calor extrema són majors i més abundants per efecte de l’escalfament global. El cos humà només pot funcionar dins d’un rang estret de temperatures corporals de 37 º C. Les onades de calor suposen un risc considerable per a la vida humana perquè el clima calent, agreujat amb alta humitat, pot elevar la temperatura corporal, duent a estats que amenacen la vida.

http://www.ecoticias.com/co2/137755/Las-olas-de-calor-seran-letales-para-el-ser-humano

El 74 por ciento de la población mundial estará expuesta a las olas de calor para el año 2100 si las emisiones de gas carbónico continúan aumentando a los ritmos actuales, según concluye un estudio publicado en ‘Nature Climate Change’. Incluso, si las emisiones se reducen de manera profunda, se espera que el porcentaje de la población humana mundial afectada alcance el 48 por ciento. “Nos estamos quedando sin opciones para el futuro”, afirma el autor principal del estudio, Camilo Mora, profesor asociado de Geografía en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Hawaii, en Manoa, Estados Unidos. Muchas personas de todo el mundo ya están pagando el precio final de las olas de calor y aunque los modelos sugieren que es probable que continúe, podría ser mucho peor si las emisiones no se reducen considerablemente. El cuerpo humano sólo puede funcionar dentro de un rango estrecho de temperaturas corporales de alrededor de 37º C. Las olas de calor suponen un riesgo considerable para la vida humana porque el clima caliente, agravado con alta humedad, puede elevar la temperatura corporal, llevando a estados que amenazan la vida. Un equipo de investigadores liderado por Mora realizó una extensa revisión y encontró más de 1.900 casos de lugares en todo el mundo donde las altas temperaturas ambientales han matado a personas desde 1980. Al analizar las condiciones climáticas de 783 episodios de calor letal para los cuales se obtuvieron fechas, los investigadores identificaron un umbral más allá del cual las temperaturas y las humedades llegan a ser mortales. El área del planeta donde se atraviesa ese umbral durante 20 o más días al año ha aumentado y se proyecta que crecerá incluso con drásticos recortes en las emisiones de gases de efecto invernadero. Actualmente, alrededor del 30 por ciento de la población humana del mundo está expuesta a este tipo de condiciones mortales cada año. Numerosos ejemplos, como la ola de calor europea de 2003 que mató a aproximadamente 70.000 personas, la ola de calor de Moscú de 2010 que terminó con la vida de 10.000 personas y la ola de calor de Chicago de 1995 que provocó la muerte de 700 personas son ejemplos asombrosos del riesgo para la vida; pero más allá de estos ejemplos, se sabía poco acerca de lo común que son esas olas de calor mortales. El equipo internacional de investigadores y estudiantes coordinado por la Universidad de Hawaii en Manoa se propuso responder a esa pregunta. UNA SITUACIÓN ESPECIALMENTE GRAVE EN LOS TRÓPICOS De más de 30.000 publicaciones relevantes, los científicos identificaron 911 artículos con datos sobre 1.949 estudios de casos de ciudades o regiones, donde las muertes humanas estaban asociadas con altas temperaturas. De esos casos, se obtuvieron fechas de 783 olas de calor letales en 164 ciudades de 36 países y la mayoría de los casos se registraron en países desarrollados en latitudes medias. Algunas de las ciudades que han experimentado olas de calor letales incluyen Nueva York, Washington, Los Ángeles, Chicago, Toronto, Londres, Pekín, Tokio, Sydney y Sao Paulo. Al analizar las condiciones climáticas de esas ciudades, los investigadores descubrieron un umbral común más allá del cual las temperaturas y las humedades se volvieron letales. De acuerdo con la fisiología térmica humana, el umbral era tal que a medida que se incrementa la humedad relativa, las temperaturas más bajas se vuelven letales. “Encontrar un umbral más allá del cual las condiciones climáticas se vuelven mortales es científicamente importante pero aterrador -señala la autora principal, Farrah Powell, estudiante de posgrado de UH Manoa–. Este umbral ahora nos permite identificar las condiciones que son perjudiciales para las personas. Como se basa en casos documentados de personas reales en todo el mundo, lo hace más creíble y relevante. Lo que da miedo es lo comunes que ya son esas condiciones mortales”. Una aplicación web que acompaña al documento permite contar, en cualquier lugar de la Tierra, el número de días en un año en que la temperatura y la humedad superan ese umbral mortal. Por ejemplo, para el año 2100 se proyecta que Nueva York tendrá alrededor de 50 días con temperaturas y humedades que exceden el umbral en el cual las personas han muerto anteriormente. Ese mismo año, el número de días mortales para Sydney será de 20, 30 para Los Ángeles, y todo el verano para Orlando y Houston. El estudio también encontró que el mayor riesgo para la vida humana por el calor mortal fue proyectado para las áreas tropicales, debido a que los trópicos son cálidos y húmedos durante todo el año, mientras que en las latitudes más altas el riesgo de calor mortal se restringe al verano. “El calentamiento en los polos ha sido uno de los cambios climáticos icónicos asociados con las emisiones actuales de gases de efecto invernadero –apunta el coautor Iain Caldwell, investigador post-doctoral de UH Manoa–. Sin embargo, nuestro estudio muestra que es el calentamiento en los trópicos el que representa el mayor riesgo para las personas de eventos de calor mortal. Con altas temperaturas y humedades, se necesita muy poco calentamiento para que las condiciones se vuelvan mortales en los trópicos”. “El cambio climático ha puesto a la humanidad en un camino que será cada vez más peligroso y difícil de revertir si las emisiones de gases de efecto invernadero no se toman mucho más en serio –afirma Mora–. Acciones como la retirada del acuerdo de París es un paso en la dirección equivocada que inevitablemente retrasará el arreglo de un problema para el que simplemente no hay tiempo que perder

Fuente: CO2

Ventalls de paper contra el canvi climàtic

El conseller de salut de Madrid proposava utilitzar ventalls de paper als estudiants per suportar les elevades temperatures de les aules. Com és evident tothom se li va llençar  al damunt. Però posar aire condicionat, com proposen molts, és millor? L’aire condicionat consumeix electricitat i contribueix per tant al canvi climàtic (ja que per produir electricitat cremem combustibles fòssils i generem CO2).

En un article publicat al diari “ElDiario” (veure http://www.eldiario.es/ultima-llamada/Abanicos-papel-cambio-climatico_6_655894406.html), els autors  del mateix  (vells coneguts d’aquest bloc) es qüestionen aquesta idea de l’aire condicionat i d’altres. Es pregunten perquè en lloc de l’aire condicionat no s’han fet cases bioclimàtiques, perquè no s’utilitzen més les bicicletes a les ciutats, perquè no incorporem matèria orgànica als nostres sols, perquè no estalviem energia….etc.

El nostre país és un dels més exposats davant el canvi climàtic. Exposat a patir sequeres i elevades temperatures. Exposat a patir més incendis i desforestació.  Exposat a la desertificació..

Cal fer pasos en la direcció adient des de ja i el primer és “canviar de model econòmic”. Canviar del BAU, del créixer-créixer, a un altre model on es prioritzi la sostenibilitat per damunt dels ingressos econòmics. Un model més just socioeconòmicament, amb millor redistribució dels recursos. Sense això no hi haurà res a fer i el canvi climàtic cada vegada anirà a pitjor…..i això és ja mateix…..

 

Estos días pasados han creado polémica las declaraciones del consejero de Salud de la Comunidad de Madrid que recomendaba hacer abanicos de papel a los escolares para soportar las asfixiantes temperaturas de este caluroso e inusual mes de junio. Las redes sociales hicieron mofa de la torpeza del consejero, mientras sindicatos y oposición clamaban por que se instalen con urgencia sistemas de climatización en los centros escolares. Sin embargo, con la miopía que caracteriza nuestra política y nuestra sociedad, ni unos ni otras han querido escarbar mucho en el asunto ni ver todos los graves problemas de fondo que esta anécdota pone en evidencia.

Al menos, la portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid, Lorena Ruiz-Huerta, ha relacionado tímidamente la inusual ola de calor con el cambio climático. Pero a renglón seguido se limitaba a exigir igualmente aire acondicionado en las escuelas, sin querer darse cuenta de algo muy obvio: esto supone aumentar el consumo de energía y las emisiones de GEI (gases de efecto invernadero); es decir, acelerar todavía más el cambio climático.

Instalar aire acondicionado para soportar el calor del cambio climático es luchar contra el calentamiento global provocando más calentamiento global, es decir: intentar apagar el fuego con gasolina. Los científicos de sistemas tienen un nombre preciso para estas dinámicas: realimentaciones positivas que aceleran todavía más los fenómenos destructivos en curso.

Hace ya décadas el movimiento ecologista viene diciendo que necesitamos cambiar radicalmente nuestra forma de vivir. Hace ya décadas que se vienen proponiendo soluciones prácticas para ello que pasan por cambiar nuestros hábitos y nuestras prácticas: construir viviendas, calentarnos, refrigerarnos, movernos y alimentarnos con multitud de técnicas, tecnologías y formas de vida de bajo impacto ambiental. Pero casi nadie presta atención a todas esas soluciones ya probadas y experimentadas, a pesar de que algunas de ellas han demostrado ser muy eficaces.

Hace décadas que deberíamos haber empezado a acondicionar nuestros edificios con criterios bioclimáticos para conseguir protegerlos tanto del calor del verano como del frío del invierno. Hace décadas que deberíamos haber empezado a ahorrar energía y materiales en todos los frentes: desde las bicicletas en las ciudades hasta la industria, la gestión del agua y los residuos. Hace décadas que deberíamos haber comprendido que estamos en uno de los países del mundo más frágiles ante el cambio climático y que, si no emprendemos un ambicioso programa de reverdecimiento de nuestro territorio, España va a ser tragada por el Sahara.

Clama al cielo que no nos demos cuenta de que necesitamos incorporar desesperadamente materia orgánica a nuestros suelos porque es lo único que consigue protegerlos de la creciente aridez, y que ello sólo se puede hacer cambiando este modelo agroindustrial quimizado que está envenenando, salinizando y esterilizando el suelo por un modelo agroecológico.

Seguimos hablando y hablando, distrayéndonos con abanicos de papel o poniendo parches que echan gasolina al fuego. Seguimos intentando solucionar el calor con aire acondicionado y la falta de lluvias con trasvases. Seguimos intentando “salvar” la rentabilidad del sector agrícola a base de destrozar la fertilidad de la tierra y “salvar” a los pescadores a base de colapsar las pesquerías. No queremos prestar atención a las personas que hace ya décadas vienen repitiendo y repitiendo machaconamente lo mismo con una razón aplastante: hay que cambiar de modelo ya que el actual no funciona porque es insostenible y lo insostenible, tarde o temprano, termina cayéndose.

Ya es hora de abandonar esa famosa coletilla que acompaña a todos los discursos políticos sobre cambio climático y hace alusión a las “futuras generaciones”. El cambio climático es un problema nuestro y es un problema de hoy. Lo estamos empezando a sufrir y lo vamos a sufrir más. Es lo que dispara las temperaturas en mayo, lo que hace que nuestra agricultura esté mucho más expuesta a sequías e inundaciones y  nuestros ríos tengan menos agua que hace sólo diez años. Nuestro territorio está siendo tragado por el Sahara y eso debería provocar una inmensa movilización social que ni se ve ni se espera, y, sin embargo, es un problema de una relevancia histórica enormemente mayor que todas las controversias Madrid-Barcelona que ocupan páginas y páginas en los diarios.

En poco más de un lustro, el fotógrafo Sebastiao Salgado y su mujer Lélia plantaron más de dos millones de árboles autóctonos de casi trescientas especies distintas –y con ello convirtieron el erial desforestado en que se habían convertido las tierras de la familia (en Aimorés, estado de Minas Gerais) en un gran trozo de selva atlántica brasileña. Cuando tuvieron constancia de que el ocelote (felino que se haya en lo alto de la cadena trófica en esos ecosistemas) había regresado al nuevo bosque, supieron que su casi milagrosa tarea de restauración ecosistémica estaba completa.

Ése sería el camino… si fuésemos capaces de hacer lo que debería ser hecho. Una senda de salvación, la construcción de muchas Arcas de Noé: vencer el poder de las megacorporaciones en tiempo récord, salir del capitalismo y el patriarcado en tiempo récord, minimizar la violencia social en tiempo récord, desarrollar una cultura de simbiosis con la naturaleza en tiempo récord, reforestar la tierra con millones de árboles en tiempo récord. Si fuésemos capaces…

Improbable, ¿verdad? Pero a renglón seguido hay que preguntarse: y si no, ¿cuál es la alternativa? Y no hará falta mucha cavilación para llevarnos a la respuesta del compañero Daniel Tanuro: alternativas infernales.

Ya deberíamos estar trabajando afanosamente en esa transición energética de la que se habla tantísimo en las tribunas pero nunca se empieza. La transición energética y la adaptación al cambio climático se hacen con medidas concretas, materiales, tecnológicas que se conocen desde hace décadas y funcionan muy bien, pero no se aplican.

Quizá tenemos que empezar a darnos cuenta de por qué no se aplican, porque también lo sabemos: son formas de vivir ecológicas y muy económicas, que pueden, incluso, crear empleo, pero que no producen beneficios rápidos ni jugosos dividendos… ni tampoco suculentas mordidas. Contrarían la lógica del capital, tanto la del “capitalismo de amiguetes” como las dinámicas profundas de acumulación.

“Hem de sortir de la Terra”

Jules Verne explicava viatges fantàstics que després s’han fet realitat. Per què no poden ser certes aquestes declaracions de Stephen Hawking, algun dia, i no meres conjectures?

El que si és cert, malauradament, són les declaracions que també va realitzar en l’entrevista a la qual fa referència l’article:

“El món s’està tornant massa petit per a nosaltres; els recursos físics s’estan explotant a un ritme alarmant “

http://www.lavanguardia.com/ciencia/fisica-espacio/20170621/423538965046/stephen-hawking-tierra-espacio-supervivencia-especie-humana.html

“Estamos al principio de una nueva era espacial”, declaró ayer el cosmólogo británico Stephen Hawking. Continua la lectura de “Hem de sortir de la Terra”

El canvi climàtic multiplica els incendis devastadors….

El canvi climàtic, amb les seves temperatures extremes i sequeres importants incrementa la possibilitat de que un territori pateixi focs de gran magnitud com el d’aquests dies a Portugal. Aquesta és una de les conclusions de la ONU pel que fa al sud d’Europa i la Península Ibèrica.

El més important són els llargs períodes de sequera en una zona i les altes temperatures que fan que la vegetació és converteixi en material fàcilment inflamable. Si a més li sumem una gestió mediambiental de la massa forestal dolenta i una insuficient inversió en medis de control, tenim la tempesta perfecta (veure http://www.eldiario.es/sociedad/incendios-violentos-Portugal-cambio-climatico_0_656185098.html).

Com és evident caldrà invertir molts diners en prevenció d’incendis ja que el canvi climàtic ja està aquí i ha vingut per a quedar-se. Diners que cada vegada són més escadussers….

 

Incendios forestales cada vez más grandes y más devastadores. Uno de los fenómenos extremos consecuencia del cambio climático advertidos por la ONU. Fuegos como el que arde en Portugal, alimentados por olas de calor agudas y prolongadas propagados a lo largo de grandes extensiones de monte, según ha constatado el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático. El sur de Europa y en especial la península ibérica son las zonas más vulnerables.

El fuego que ha acabado con 62 vidas en el centro de Portugal, reúne las características de este impacto climático: en medio de una racha de calor casi sin precedentes para un mes de junio, abrasando masas de eucaliptos en miles de hectáreas. Basta un fenómeno natural como un rayo sobre un árbol (causa atribuida al caso luso) para disparar un gran incendio forestal (GIF). El nuevo paradigma del fuego en el monte.

Siniestros como el portugués vienen a confirmar la descripción realizada por el Servicio Forestal de EEUU al revisar los trabajos científicos sobre la influencia del calentamiento global en los incendios: “Esperamos mayor superficie afectada, mayor ocurrencia de incendios y mayor intensidad de fuego que resultarán en temporadas de incendios más graves y mayor dificultad de control”.

Los incendios que hallan gran cantidad de combustible y se propagan por una orografía de difícil acceso y durante episodios de altas temperaturas se convierten en ingobernables. Y cada vez lo están siendo más. En España, entre 1996 y 2005, estos GIF (superiores a 500 hectáreas) abrasaron de media 1.375 hectáreas por siniestro. En la siguiente década, esa media se colocó en 1.774 hectáreas, según las estadísticas del Ministerio de Medio Ambiente.

La media de la década muestra 23 grandes fuegos por curso. En Portugal, en 2015 hubo también 23 (en 2013 llegaron a 56). Los informes sobre incendios en la Unión Europea señalan año tras año el “peligro intenso” y los grandes incendios registrados en España y Portugal. El año pasado, en España, 22 GiF -que supusieron el 0,24% de los siniestros- quemaron la mitad de todo lo que se devastó. En 2015, una quincena de estos fuegos sumaron el 38% del monte ardido.

En lo que va de 2017, ya se han contado seis siniestros de grandes proporciones (lo normal es que la estadística estuviera en tres). De hecho, solo en el mes de abril se quemó tanto como en todo el resto de año. El curso está siendo caluroso y seco. La Agencia Estatal de Meteorología ha calificado el otoño pasado como “muy cálido” y con un 8% menos de precipitaciones respecto a la media. El invierno ha resultado el cuarto más cálido del siglo XXI y el pasado mes de mayo contabilizó un 13% menos de lluvias y una temperatura media 2,4ºC por encima del valor medio: “Extremadamente cálido”. Luego ha venido esta ola de calor en junio.

El bombero forestal Carlos Martín describe a eldiario.es cuáles son las componentes que desembocan en situaciones de peligro. “Un monte cerrado sin vías adecuadas de evacuación, casas aisladas, viales inadecuados para el acceso o el abandono del bosque”, explica, contribuyen a crear el riesgo. También añade “la falta de medidas preventivas, dejadez a la hora de localizar puntos críticos… En un clima mediterráneo todo combustible es susceptible de arder y si la población está cerca, tragedia asegurada”.

Este miembro de las brigadas forestales insiste en que “este tipo de situaciones se pueden prever y es un trabajo que está por hacer”, ya que, aunque el fuego portugués “se expandió con velocidad, no parece que tuviera un carácter explosivo”.

Plantaciones inflamables

Las llamas en Portugal han consumido miles de eucaliptos (también pinos). Procedentes de repoblaciones, estos árboles de origen australiano ocupan unas 650.000 hectáreas en el país vecino y unas 760.000 en España según los datos del Congreso Forestal Mundial.

Organizaciones como Greenpeace analizan que estas plantaciones “son muy vulnerables al fuego” y aseguran que son de las masas “más quemadas en la Península Ibérica”, hasta un 15% de la superficie pasto de las llamas. Explican que se trata de árboles muy inflamables, y que los trozos de corteza sueltos actúan de “pavesas” que viajan y originan nuevos focos de fuego.

Los ingenieros forestales difieren de este criterio. Su Real Academia ha sostenido que las plantaciones de eucalipto no son perjudiciales y no pueden asociarse a una proliferación de incendios en los montes. Todos arden en condiciones ambientales “especialmente desfavorables”, han explicado.

Con todo, los datos enviados por los estados a la Comisión Europea hacen que su dirección general de Medio Ambiente haya concluido que, en Portugal, las “zonas norte y central son las más afectadas por los incendios. En estas regiones están concentradas la mayoría de áreas de eucaliptos y pinos”. Ambas especies son las que más arden en sus montes. Carlos Martín, dese su experiencia, concluye que “la especie sí puede influir. En determinadas condiciones afectan al comportamiento del fuego haciendo el medio más inflamable”.

La llet dels pobres

El Departament d’Agricultura de la Generalitat de Catalunya ha destinat aquest curs 160.000 euros a una prova pilot que consisteix a repartir un got de llet diari en els centres escolars d’infantil i primària d ‘ “alta complexitat”. Si hi ha aquesta enorme quantitat de famílies que no poden comprar llet, tampoc podran comprar fruita, verdura, peix o carn de qualitat.

No es tracta de repartir menjar, sinó de garantir que la integralitat de la cadena alimentària i agrícola garanteixi el dret a l’alimentació sana i adequada.

http://www.elperiodico.com/es/noticias/opinion/leche-los-pobres-6116998

Como en los años del hambre de la posguerra, parece que ha vuelto la fiebre de repartir leche a los niños, quiero decir a los niños pobres claro.

El Departament d’Agricultura de la Generalitat de Catalunya ha destinado este curso 160.000 euros a una prueba piloto que consiste en repartir un vaso de leche diario en los centros escolares de infantil y primaria de “alta complejidad”, un eufemismo para distinguir a los colegios e institutos con una alta concentración de niños y niñas en riesgo de exclusión social, y basan este proyecto en la mayor necesidad de garantizar una alimentación saludable de estos alumnos. De los 350 centros de alta complejidad censados en Catalunya, solo 88 se han acogido a la campaña.

Sin tener aún datos objetivos del resultado de la prueba piloto, para el próximo curso el ‘Pla de llet’ a les escoles se hará extensivo al resto de centros escolares, con un presupuesto de 2,5 millones de euros. Todo esto nos hace sospechar que se utilizan los centros escolares para colocar unos excedentes de leche derivados de un modelo de producción lácteo totalmente desregulado.

Nos han hecho creer el discurso neoliberal sobre la alimentación, donde parece que comer cada día es una elección libre

VULNERACIÓN DE UN DERECHO

Pareciera por esta iniciativa, que los niños con menos recursos se han puesto en huelga y han decidido no tomar suficiente leche. No parece que sea así, más bien lo que realmente subyace en estos anuncios de caridad y que debería llamarnos la atención es el reconocimiento de facto de una dramática vulneración del derecho de acceso a una alimentación sana y adecuada de miles de niños.

Si hay esta enorme cantidad de familias que no pueden comprar leche, tampoco van a poder comprar fruta, verdura, pescado, carne de  calidad, etcétera. No es la leche, es la alimentación lo que falla, y con repartir cartones de leche no solo no se arregla nada, sino que se desvía el foco de la vulneración de un derecho humano a una especie de mala suerte que el sistema privado arregla.

En Catalunya hay 330.000 niños y niñas de menores de 16 años (un 27 % de población infantil) por debajo del umbral pobreza, de los que no todos disponen de beca comedor que les garantice una comida diaria. La jornada intensiva en los institutos públicos catalanes ha acabado con los comedores escolares obligando a los alumnos en riesgo de exclusión social a acudir a comedores sociales para poder asegurar una comida al día.

Podemos decir sin miedo a equivocarnos que  para el Estado no existe el derecho a la alimentación en nuestro país.

SISTEMA DUAL D’ALIMENTACIÓ

Está claro que nadie se pregunta si el acceso a la sanidad o la educación son derechos que ha de garantizar el Estado, y que además deben estar regulados por ley, en cambio nos parece normal y evidente que la alimentación no debe ser protegida. Lamentablemente, nos hemos acostumbrado, y los primeros los poderes públicos, a aceptar vivir inmersos en un sistema dual de alimentación, donde unas élites se alimentan cada vez mejor y una inmensa mayoría lo hace cada vez peor, pagando con su salud.

Nos han hecho creer a todos el discurso neoliberal sobre la alimentación, donde pareciera que comer cada día, fuera una elección libre, un tema individual, de gusto, de decisión propia, como el que compra un reloj o un teléfono, comparándolo por tanto con cualquier mercancía. La salud y la alimentación aparecen como una mera opción de vida, un estilo, vaya. Y si su hijo, por padecer pobreza no come bien, le regalamos un vaso de leche, cortesía del Departament d’Agricultura.

Nos hemos acostumbrado a vivir inmersos en un sistema dual de alimentación, donde unas élites se alimentan cada vez mejor y una inmensa mayoría lo hace cada vez peor

Sin embargo, sabemos que la responsabilidad fundamental de los Gobiernos, entre ellos el de la Generalitat, es garantizar una alimentación sana y nutritiva a la mayor parte de las personas, tal y como se reconoce en la carta de Derechos Humanos de Naciones Unidas. Pero prioritariamente a las que tienen menos recursos, por lo tanto, trabajar en su accesibilidad, tanto desde el punto de vista del precio, como desde el punto de vista de distribución.

No tiene sentido que una política basada en el derecho a alimentación excluya a sus poblaciones más vulnerables, como la infantil, o que las condene directamente a la beneficencia a través de bancos de alimentos. Es urgente entonces, el reconocimiento efectivo del derecho a la alimentación y regulación del mismo, así como el establecimiento de una política de compra pública de alimentos sanos, locales y ecológicos que priorice la escuela pública y aquellas situadas en barrios de menor renta, con el objetivo de conseguir la gratuidad y el acceso universal al comedor escolar

No se trata de repartir comida, sino de garantizar que la integralidad de la cadena alimentaria y agrícola garantice el derecho a la alimentación sana y adecuada.

Escalfament global i eucalipte: crònica d’una tragèdia anunciada

Aquests dies sentim a parlar de la gran tragèdia de Portugal (veure http://www.publico.es/internacional/portugal-lucha-controlar-incendio-mas.html), on un incendi espectacular ha acabat – de moment – amb la vida de més de 60 persones.

Però com sempre darrera d’un fet com aquest hi ha tota una sèrie d’accions i omissions que l’han portat a terme. Entre les accions podem citar la gran extensió d’eucaliptes que hi ha a Portugal. Eucaliptes que no són arbres d’aquestes terres sinó de zone scom Australia. Eucaliptes que s’han plantat en aquestes zones per dessecar maresmes i zones d’aigües superficials amb presència de malària. Però la majoria varen estar plantats per tal d’obtenir fusta a baix cost. Però l’eucalipte és un arbre que crea les condicions ideals pel foc. Adora el foc ja que mentre altres espècies desapareixen ell resisteix i torna a rebrotar i expandir-se en poc temps.

Entre les omissions podem citar el baix pressupost destinat a la prevenció d’incendis mitjançant les tasques de neteja forestal i el fet que la majoria de bombers son voluntaris i no professionals.

Si a aquests dos fets sumem el canvi climàtic que està portant temperatures cada vegada més elevades i que duren més en el temps, tenim el desastre servit. Recordem que el temps de lluita contra incendis s’ha hagut d’allargar – respecte a 1970 – sobre els 72 dies en la península ibèrica, ja que les condicions òptimes per als incendis cada vegada s’allarguen més en el temps. I això té un alt cost econòmic. Cost que la majoria de vegades països endeutats com Portugal i Espanya no poden suportar. El resultat: Retallades en prevenció que després es paguen amb vides com podem veure aquests dies.

Podem llegir més sobre la tragèdia de Portugal en un article publicat al diari “El Diario” (veure http://www.eldiario.es/internacional/culpables-devastador-fuego-Portugal_0_656184642.html). Continua la lectura de Escalfament global i eucalipte: crònica d’una tragèdia anunciada

Negar l’escalfament global, és com dir que la Terra és plana

El 31 d’octubre de 1992 Joan Pau II va demanar -359 anys, 4 mesos i 9 dies després de la sentència de la Inquisició- perdó per la condemna injusta de Galileu Galilei i va rehabilitar al filòsof i matemàtic de Pisa, alhora que presentarà el llibre Copèrnic, Galileu i l’Església: fi de la controvèrsia (1820), en el qual es va establir que afirmar que la Terra gira al voltant del Sol no era blasfèmia. Galileu va arribar a abjurar de les seves idees i malgrat això va ser condemnat. Val més tard que mai…, però els fets sempre són fets.

Veure: http://elpais.com/diario/1992/10/31/sociedad/720486009_850215.html

Com deia Philip Kindred Dick “La realitat és allò que, fins i tot encara que deixis de creure-hi no desapareix.” Per molt que algú ho vulgui negar el canvi climàtic és un fet que està canviant les nostres vides.

Pese a lo que asegura Donald Trump, el nivel del mar va en aumento y el calentamiento global es real. Al negar ambos hechos el presidente de los Estados Unidos se parece al papa Paulo V, quien en el siglo XVII aseguraba que la Tierra es plana, que el Sol gira en torno a nosotros y, por argumentar lo contrario, casi quema en la hoguera a Galileo, refirió Jorge Zavala Hidalgo, investigador del Centro de Ciencias de la Atmósfera (CCA) y jefe del Servicio Mareográfico (SM) de la UNAM. Continua la lectura de Negar l’escalfament global, és com dir que la Terra és plana

Una de cada tres persones a la vora de la fam a Somàlia

La desertificació amenaça i avança sense parar.Aquest article forma part de la cobertura especial de IPS pel Dia Mundial de Lluita contra la Desertificació, el 17 de juny.

En les pròximes dècades, prop de 135 milions de persones estaran en risc de quedar desplaçades de manera permanent per la desertificació i la degradació del sòl, va alertar Monique Barbut, secretària executiva de la Convenció de les Nacions Unides de Lluita contra la Desertificació (UNCCD) .

http://www.ipsnoticias.net/2017/06/una-tres-personas-al-borde-la-hambruna-somalia/

La campaña de prevención de la hambruna de la FAO en Somalia ofrece tratamiento veterinario a 12 millones animales contra varias enfermedades. Crédito: FAO.

ROMA, 16 jun 2017 (IPS) – Otra hambruna en las excolonias europeas en África, y otra vez en la región oriental; Etiopía y Somalia son los países más afectados por la sequía y los desastres climáticos resultantes de actividades humanas, y principalmente de las de empresas multinacionales europeas y estadounidenses. Continua la lectura de Una de cada tres persones a la vora de la fam a Somàlia

I el pitjor no és la calor…..sinó la sequera que ve.

Aquests dos darrers dies he posat dos posts sobre l’increment d’ozó degut a la acció de la intensa radiació solar sobre els gasos emesos pels vehicles de transport. I amb ser un problema important, n’hi ha un altre que ho és molt més: La sequera. Especialment a Espanya. Sequera en aquest cas que anirà a més amb el canvi climàtic i que ja s’està manifestant de manera molt visible a les terres de la península Ibèrica.

Com podem llegir en un interessant article publicat al diari “ElDiario” (veure http://www.eldiario.es/zonacritica/peor-calor-sequia_6_655194498.html), els números són prou clars: la mitja dels pantans a Espanya és de un 55 % de la seva capacitat. L’any passat en aquestes mateixes dates estaven a un 72 % de la seva capacitat. I el problema és que no s’albira un estiu amb grans precipitacions sinó més aviat les normals que són escadusseres. Amb aquestes dades, cal preocupar-se? Doncs si ja que és l’època de l’any on l’agricultura (que consumeix 2/3 de l’aigua total del país) requereix més aigua i on el TURISME ve en massa. I recordem que el consum d’aigua d’un turista no és el mateix que el d’un habitant del país, i que venen uns 60 milions de turistes (és a dir, dupliquem la població existent al país). I a banda de preocupar-nos podem fer alguna cosa? Doncs si, recordar que cal gastar l’aigua necessària i no malbaratar-la. Una família de 4 persones, i o dic per pròpia experiència, pot passar amb 100-125 l / habitant dia (comptant amb rentat de roba i dutxes). Lluny doncs dels 700 l / habitant dia dels USA o dels 300 l/ Hab dia d’alguns països europeus….

A Catalunya, però, l’estat dels embassaments en l’actualitat  no és tant crític (veure  https://aca-web.gencat.cat/aca/documents/informesdwh/dades_embassaments_ca.pdf). Tot i això també cal aplicar la mateixa política, gastar el necessari i imprescindible (com en tot). Continua la lectura de I el pitjor no és la calor…..sinó la sequera que ve.

Tall de trànsit a Valladolid per l’onada de calor

Ahir ja varem comentar (veure http://blocs.xtec.cat/cienciasexperimentals/2017/06/17/lozo-troposferic-es-dispara-amb-lonada-de-calor/ ) que l’actual onada de calor ha provocat un increment de l’ozó troposfèric en molts nuclis urbans. Ozó que és un greu contaminant que pot provocar greus afectacions en l’ésser humà si assoleix concentracions elevades.

Donat que aquest ozó es genera – majoritàriament – com a producte secundari en reaccions entre els gasos emesos pels vehicles de transport i la radiació solar, alguns nuclis urbans afectats ja estan prenent mesures per baixar el volum de trànsit. Un d’ells és la ciutat de Valladolid (veure http://www.publico.es/sociedad/vallisoletanos-asumen-resignados-corte-trafico-ozono.html).

La majoria de ciutadans de Valladolid han acceptat el tall de trànsit fet per primer cop a causa de l’elevat nivell d’ozó. La majoria menys els comerciants…… i els representants del PP. Primer els diners i després la salut. Aquest és un tema que sona d’altres ciutats on mesures com la pacificació del trànsit sempre son impopulars entre el col·lectiu de botiguers esmentat perquè “fan baixar les vendes” (encara que en molts cops es produeix l’efecte contrari…).

Per cert, aprofito aquest post per denunciar les condicions en les quals estem treballant aquests dies. I ho faig no per mi, sinó pels meus alumnes. Estem realitzant treball a més de 30 ºC en les aules…..(i si, la normativa preveu que a partir de 27 podem aturar les activitats….cosa que ja s’ha començat a fer). El problema és que aquesta onada de calor és en realitat “el canvi climàtic” (veure http://elasombrario.com/llaman-ola-de-calor-cambio-climatico/), i per tant aquesta situació serà cada cop més normal. I davant d’això s’està començant a buscar solucions? Haurem d’estar així cada mes de maig/juny? Continua la lectura de Tall de trànsit a Valladolid per l’onada de calor