Arxiu d'etiquetes: canvi climàtic

No estem preparats per a l’escalfament global

Article aparegut a The New York Times.  Les temperatures segueixen augmentant i, fins al moment, els esforços per combatre la calor han fracassat. Els científics conclouen que les onades de calor van a tornar-se més intenses i més freqüents a mesura que s’eleven les emissions. A l’horitzó s’albira un futur de falles en els sistemes que amenaçaran el subministrament de necessitats bàsiques com els aliments i l’electricitat. Per a molts científics, aquest és l’any en què van començar a viure el canvi climàtic en comptes de sol estudiar-lo.

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=245458&titular=no-estamos-preparados-para-el-calentamiento-global- Continua la lectura de No estem preparats per a l’escalfament global

Les onades de calor: l’enèsim indicador de desigualtat que marcarà les nostres vides

A Catalunya vam tenir vint-i-tres morts, la gent més vulnerable. la últim onada de calor. Les ciutats hauran de replantejar-se com ens preparem per aquestes emergències i quines mesures poden oferir a tots els seus habitants, des dels més rics fins als més vulnerables. Una altra separació real entre rics i pobres, no a tots ens afecta de la mateixa manera.

https://www.eldiario.es/theguardian/Calor-indicador-desigualdad-calando-fuerte_0_804219727.html

Cuando la ola de calor de julio azotó la provincia canadiense de Quebec, matando a su paso y en poco más de una semana a más de 90 personas, el sol implacable evidenció las disparidades entre ricos y pobres.

Mientras los acaudalados residentes de Montreal se refugiaban en oficinas y casas con aire acondicionado, las personas sin hogar –que por lo general no son bienvenidas en espacios públicos como centros comerciales y restaurantes– intentaban en vano escapar de la ola de calor. Continua la lectura de Les onades de calor: l’enèsim indicador de desigualtat que marcarà les nostres vides

L’escalfament global, catalitzador dels incendis forestals

Per a la química,  un catalitzador és una classe de substància que, altera el desenvolupament d’una reacció. Els catalitzadors que incrementen la velocitat de la reacció reben el nom de catalitzadors positius. El concepte de hi ha un foc, anem i el apaguem, s’ha quedat obsolet. Ja no funciona. Els sistemes d’extinció ja no poden enfrontar-se als grans incendis que estem veient. Cal donar una volta de rosca més, i això passa per ajudar els boscos a canviar

L’onada d’incendis que recorre el planeta exerceix un paper de renovació i canvi dels ecosistemes per adaptar-los a les noves condicions climàtiques.

Els incendis són un element natural més de la Terra, com el vent o la pluja. Sempre han existit i durant milions d’anys han exercit un paper crucial com a reguladors dels ecosistemes i garants de la biodiversitat del planeta.

El problema és que, en l’era actual, el antropocè, profundament impactada per les activitats humanes, aquests incendis salvatges necessaris per mantenir l’equilibri de la natura estan canviant d’intensitat i també de freqüència. I estan deixant de ser beneficiosos.

https://www.lavanguardia.com/ciencia/planeta-tierra/20180817/451324516370/incendios-sexta-generacion-marc-castellnou-cambio-climatico-regenarar-ecosistemas.html

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=245379&titular=el-calentamiento-global-catalizador-de-los-incendios-forestales- Continua la lectura de L’escalfament global, catalitzador dels incendis forestals

L’Antàrtida accelera o frena la seva desglaç en resposta als canvis de temperatura de l’oceà

Els científics indiquen que les fluctuacions de temperatura al mar Amundsen relativament càlid (de 0, cinc a-1 grau), causen canvis molt més grans en la fusió del que passaria en les parts de la costa antàrtica on les temperatures oceàniques profundes són més baixes (al voltant de menys dos graus).El mar d’Amundsen és una porció d’aigua de l’oceà Antàrtic. Està situat a l’oest del mar de Bellingshausen i a l’est del mar de Ross, entre l’illa de Thurston i el cap Dart, a la costa oest de l’Antàrtida. El Mar d’Amundsen en la seva majoria està cobert pel gel.

https://www.ecoticias.com/medio-ambiente/186951/antartida-acelera-frena-deshielo-respuesta-cambios-temperatura-oceano

El deshielo de las plataformas de hielo en la Antártida occidental acelera y desacelera acorde a las diferentes de la temperatura del océano, de acuerdo con un estudio publicada dicha semana en la revista ‘Nature Geoscience’. Continua la lectura de L’Antàrtida accelera o frena la seva desglaç en resposta als canvis de temperatura de l’oceà

Afganistan colpejat per la pitjor sequera en dècades

Segons Nacions Units, més de dos milions d’afganesos estan sota l’amenaça de “greu inseguretat alimentària” i necessitaran ajuda d’emergència en els propers sis mesos.

Cabres i ovelles van morir per milers a causa de que es van assecar els pous i de la falta de pastures, ha subratllat l’Oficina de l’ONU per a la Coordinació d’Assumptes Humanitaris, OCHA.

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=245346&titular=afganist%E1n-golpeado-por-la-peor-sequ%EDa-en-d%E9cadas- Continua la lectura de Afganistan colpejat per la pitjor sequera en dècades

Investigadors preveuen temperatures més altes del normal en 2018-2022

El pronòstic obtingut per al període 2018-2022 apunta que l’escalfament a causa de la variabilitat natural reforçarà temporalment la tendència del escalfament global.

Desenvolupen un nou mètode per predir la temperatura mitjana de l’aire superficial global i la temperatura de la superfície del mar, basada en operadors de transferència, que permet, segons disseny, previsions probabilístiques. La precisió de predicció equival a les previsions operatives i la seva fiabilitat és alta. Per al 2018-2022, el pronòstic probabilístic indica un període més càlid del normal, respecte a la tendència. Ens podem preparar.

https://www.nature.com/articles/s41467-018-05442-8

https://www.20minutos.es/noticia/3417807/0/temperatura-global-entre-2018-2022-alta-habitual/

La temperatura global en el periodo 2018-2022 será más elevada de lo habitual, con una mayor probabilidad de alcanzar niveles extremos, según un estudio publicado este martes por la revista Nature Communications. Este aumento, de acuerdo con los investigadores, “podría atribuirse a factores externos —como las emisiones de gases de efecto invernadero— o a la variabilidad natural del sistema climático —fluctuaciones que se producen en plazos cortos, que comprenden desde meses hasta 30 años—, la cual es más difícil de predecir”. Continua la lectura de Investigadors preveuen temperatures més altes del normal en 2018-2022

El canvi climàtic no s’atura: més calor i més pluges

El 2018 s’encamina a un nou rècord de temperatures, mentre els governs dilaten accions per combatre l’efecte hivernacle. Sempre són fenòmens més extrems. Si fa calor, més calor, si neva més neu, si plou, diluvia. És el canvi climàtic. Els episodis extrems registrats al juny i juliol són compatibles amb la tendència general a llarg termini del canvi climàtic a causa de les creixents concentracions de gasos d’efecte hivernacle.

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=245245&titular=el-cambio-clim%E1tico-no-se-detiene:-m%E1s-calor-y-m%E1s-lluvias- Continua la lectura de El canvi climàtic no s’atura: més calor i més pluges

El mar espanyol s’ha reescalfat més de tres graus per sobre del que és normal amb l’onada de calor

El canvi climàtic, que provoca l’escalfament anormal de l’aigua, empobreix els mars espanyols amb “mortaldats massives” d’espècies. L’oceà absorbeix la majoria de la calor que rebota la capa de gasos d’efecte hivernacle, base del cicle de l’escalfament global de la Terra

L’onada de calor marxa deixant rècords de calor als observatoris terrestres de Catalunya, i també valors mai vistos en els registres de la temperatura de l’aigua del mar. Els rècords s’han mesurat en els tres trams del litoral.

El primer que destacarem, per antiguitat de la sèrie de dades, és el de l’Estartit, amb dades de l’observador Josep Pascual. El dilluns 6 d’agost es van registrar 26,3 ºC. La dada supera l’anterior rècord, de l’any 2012 i se situa com a la més alta des que hi ha dades (1973).

A la boia de Barcelona, també el dilluns es va arribar a una temperatura de 28,8 ºC, rècord absolut des de l’any 2004. Ha superat per mig grau el rècord de 2012.

En el cas de la boia de Tarragona, la temperatura més alta ha fregat els 30 ºC i ha assolit un màxim de 29,6 ºC, el dia 4 d’agost, un rècord absolut també des de l’any 2004.

També cal destacar que la barrera dels 30 ºC sí s’ha superat al mar Balear, en concret a la boia de Dragonera, al nord de Mallorca. El registre màxim en aquesta boia ha sigut els 31,3 ºC del 31 de juliol. És rècord des que hi ha registres, a l’any 2006.

Aquest mapa representa la temperatura de l’aigua del mar del dia 6.

http://www.ccma.cat/el-temps/records-de-temperatura-del-mar-a-la-costa-catalana/noticia/2870258/

https://www.eldiario.es/sociedad/espanol-recalentado-grados-encima-normal_0_802119980.html

El mar Mediterráneo se ha puesto a 30º durante el pico de calor que sobrevino al arrancar este agosto. El Cantábrico llegó a los 25º. Ambos registros están entre tres y cuatro grados por encima del promedio habitual para esta época del año, según los registros de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Un mar anómalamente cálido es uno de los riesgos asociados al calentamiento global y conlleva un empobrecimiento del medio marino con mortandades masivas de especies. Continua la lectura de El mar espanyol s’ha reescalfat més de tres graus per sobre del que és normal amb l’onada de calor

Així es pateixen les temperatures rècord en quatre continents

L’onada de calor a Escandinàvia va fer pujar la temperatura fins als 30 ºC al Cercle Polar Àrtic. El 17 de juliol es van registrar temperatures rècord de 33,5 ºC a Badufoss (Noruega) i 33,5 ºC a Kevo (Finlàndia)Ouargla, Argèlia: 51 graus Celsius. Armènia va patir una onada de calor del 29 de juny al 12 de juliol. El 12 de juliol al poble d’ Areni es va registrar un nou rècord de 42,6 °C. El Japó va registrar un mes de juliol històric: el més calorós mai registrat a l’est del Japó i el segon més calorós a l’oest. El 23 de juliol es van registrar 41,1 ºC Kumagaya, un nou rècord de temperatura diària.

El 5 de juliol es va registrar una temperatura màxima de 51,3 ºC a Ouargla, situada a la part algeriana del desert del Sàhara. És probable que sigui la temperatura fiable més alta mai registrada a l’Àfrica. El 8 de juliol, l’estació meteorològica de Furnace Creek, al parc nacional de la Vall de la Mort de Califòrnia (Estats Units), va registrar una temperatura de 52 ºC. Altres zones de Califòrnia també es van veure afectades per una calor extrema. A Chino, prop de Los Angeles, es va assolir la temperatura rècord de 48,9 ºC.

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=245060&titular=as%ED-se-padecen-las-temperaturas-r%E9cord-en-cuatro-continentes-

Prepárense para más: ese es el veredicto de los científicos expertos en clima en relación con las altas temperaturas históricas registradas en la primavera y el verano de este año en zonas climáticas muy distintas.

Estados Unidos continental padeció este año el mes de mayo más caluroso y el tercer junio más caluroso de su historia. Japón fue golpeado por temperaturas récord que causaron la muerte de por lo menos 86 personas, algo que su agencia meteorológica abiertamente calificó como un “desastre”. Mientras que estaciones climáticas registraron temperaturas máximas históricas en la frontera del Sahara y arriba del círculo polar ártico.

¿Se debió al cambio climático? Los científicos del proyecto World Weather Attribution (atribución climática mundial) concluyeron en un estudio publicado el 27 de julio que la probabilidad de que se repita la de calor como la que actualmente tiene casi cociéndose al norte de Europa es “dos veces más alta hoy en día que si las actividades humanas no hubieran alterado el clima”.

Aunque todavía no hay análisis sobre la atribución por otros episodios de calor récord de este año, los científicos dicen que hay pocas dudas respecto de que el incremento global de los gases de efecto invernadero provoque que las olas de calor sean más frecuentes y de mayor intensidad.

Elena Manaenkova, subsecretaria de la Organización Meteorológica Mundial, dijo que este año ya “se perfila como uno de los más calurosos registrados”, y que el calor extremo observado hasta ahora no es sorprendente a la luz del cambio climático.
“No se trata de una posibilidad a futuro”, dijo. “Está ocurriendo ahora”.

¿Cómo fue estar en estos lugares dispares en estos días extremadamente calurosos? Les preguntamos a quienes viven ahí.

Ouargla, Argelia: 51 grados Celsius

A las 15:00 del 5 de julio, el primer jueves del mes, en la frontera del vasto Sahara, la ciudad petrolera argelina de Ouargla registró una máxima de 51 grados Celsius (124 Fahrenheit). Incluso para este caluroso país eso constituyó un récord, de acuerdo con el servicio meteorológico nacional de Argelia.

Abdelmalek Ibek Ag Sahli estaba trabajando en una planta petrolera en las afueras de Ouargla ese día. Él y el resto de su equipo habían escuchado que haría calor. Tenían que llegar al trabajo a las siete de la mañana, como parte de un turno normal de trabajo de doce horas.

“No podíamos mantener el ritmo”, recuerda. “Era imposible hacer el trabajo. Estábamos en el infierno”.

A las once de la mañana, él y sus colegas dejaron el trabajo.

Sin embargo, cuando regresaron a los dormitorios de trabajadores, las cosas no estaban mejor. No había energía eléctrica, así que no podían usar el aire acondicionado ni los ventiladores. Sumergió su mascada azul de algodón en agua, la exprimió y la amarró alrededor de su cabeza. Tomó agua. Se bañó cinco veces. “Al final del día tenía dolor de cabeza”, contó a través del teléfono. “Estaba muy cansado”.

Los habitantes más ancianos de Ouargla le contaron que nunca habían vivido un día tan caluroso.

Hong Kong: dieciséis días seguidos con más de 32 grados Celsius

En esta ciudad de rascacielos en el extremo del mar de la China Meridional, las temperaturas se elevaron más allá de los 32 grados Celsius durante dieciséis días consecutivos en la segunda mitad de mayo.

Desde que Hong Kong comenzó a registrar sus temperatura en 1884, no se había prolongado por tanto tiempo en mayo ninguna ola de calor de tal intensidad.

En las piscinas había muchedumbres. Los aires acondicionados de todas las oficinas estaban encendidos. Aunque desde la mañana hasta la noche algunos de los trabajadores más esenciales de la ciudad hacían su trabajo a la intemperie; transportaban mercancías, vigilaban sitios en construcción o recogían la basura.

Una mañana abrasadora, una mujer de 55 años llamada Lin intentaba mover un carrito pese a que las agarraderas de metal estaban hirviendo. Lo empujaba por una calle muy transitada mientras miraba por encima de su hombro si se acercaban autos. Tenía que entregar vegetales frescos a los restaurantes del vecindario por la mañana y transportar basura en la noche. Algunos días le dolía la cabeza; otros vomitaba.

“Hace mucho calor y sudo mucho”, dijo Lin, quien solo nos dio su nombre de pila antes de apurarse a hacer sus rondas. “Pero no tengo opción, debo ganarme el sustento”.

Poon Siu-sing, un recolector de basura de 58 años, lanzaba bolsas de basura a una pila. El sudor hacía que la camisa se le pegara a la espalda. “Ya no siento nada”, afirmó. “Soy un robot acostumbrado al calor del sol y a la lluvia”.

Nawabshah, Pakistán: 50 grados Celsius

Nawabshah está ubicada en el corazón de la región algodonera de Pakistán. Sin embargo, ninguna cantidad de algodón habría podido proporcionar comodidad el último día de abril, cuando las temperaturas se elevaron por arriba de los 50 grados Celsius. Fue una cifra récord, incluso dados los estándares de este lugar achicharrante.

Ese día las calles estuvieron desiertas, dijo un periodista del lugar llamado Zulfiqar Kaskheli. Los negocios no se molestaron en abrir. Los taxistas no salieron a la calle para evitar el sol resplandeciente.

Aun así, Riaz Soomro tuvo que peinar su vecindario en busca de un taxi que pudiera llevar a su padre de 62 años, que se encontraba mal, al hospital. Era la época del Ramadán, el mes sagrado del islam, por lo que la familia mantenía el ayuno. El padre se deshidrató y se desmayó.

El hospital del gobierno estaba lleno. En los pasillos había víctimas azotadas por el golpe de calor, como el padre de Soomro. Dijo que muchas de ellas habían estado trabajando a la intemperie como jornaleros.

Por toda la zona, los hospitales y las clínicas estaban repletos. No había suficientes camas ni suficiente personal médico. La electricidad estuvo fallando todo el día, lo que aumentaba el caos.

“Nos esforzamos todo lo posible por brindar tratamiento médico”, dijo Raees Jamali, paramédico de Daur, un pueblo en las afueras de Nawabshah. “Pero, debido a la intensidad del calor, había un ajetreo inesperado y fue realmente difícil para nosotros lidiar con todos los pacientes”.

Todos los días de esa semana, las máximas en Nawabshah no bajaron de los 45 grados Celsius, según AccuWeather.

Oslo: dieciséis días consecutivos con más de 30 grados Celsius

“¡Precaución! Les recordamos la prohibición total de fogatas y asados cerca del bosque y en las islas”. Eso decía el mensaje de texto que los habitantes de Oslo recibieron por parte de los funcionarios de la ciudad una tarde de viernes en junio.

Este mayo fue el más caluroso en cien años; junio también fue caluroso. Para mediados de julio, un pueblo al sur de Oslo registró diecinueve días en que la temperatura se disparó a más de 30 grados Celsius, de acuerdo con MET Noruega.

Las lluvias primaverales fueron mínimas, lo que significó que el pasto se puso amarillo por lo seco y los granjeros tuvieron problemas para alimentar a su ganado. Los bosques se convirtieron en lugares de posible combustión. Los funcionarios de la ciudad prohibieron uno de los pasatiempos veraniegos más populares en Noruega: salir al bosque con un asador desechable.

“Como la gente no está acostumbrada a este calor, suelen dejar prendido el asador. Antes no pasaba nada”, dijo Marianne Kjosnes, vocera del Departamento de Bomberos de Oslo. “Ahora, si una chispita cae al pasto da pie a un incendio forestal”.

En los parques públicos se ha prohibido hacer asados. Lo mismo en las islas del fiordo cercano. La página de Facebook del Departamento de Bomberos de Oslo ha estado difundiendo la noticia.

Per Evenson, un vigilante de incendios apostado en la torre de Linnekleppen, un monte rocoso al sureste de Oslo, contó once incendios forestales diferentes en un solo día a principios de julio. Por aquí y por allá, se alzaba humo blanco a la distancia. Para el 19 de julio, el departamento de protección civil tenía un registro de 1551 incendios forestales, más que la cantidad de incendios en todo 2016 y 2017. El departamento señaló que había veintidós helicópteros combatiendo simultáneamente los incendios.

También surgieron incendios descontrolados en Suecia. Además, un pueblo sueco ubicado un poco arriba del círculo polar ártico alcanzó una máxima histórica de más de 32,2 grados Celsius.

“Si esto es la nueva normalidad, es realmente alarmante”, escribió en un correo electrónico Thina Margrethe Saltvedt, una analista de la industria energética que vive en Oslo.

Los Ángeles: 42 grados Celsius

Por lo menos Marina Zurkow tenía aire acondicionado.

Zurkow, una artista, ha enfocado su trabajo desde hace tiempo en el combate al cambio climático. Aun así se sorprendió cuando un día de clima extremo afectó de manera importante uno de sus proyectos.

El nombre de ese proyecto, diseñado para crear conciencia en las personas sobre el impacto del calentamiento global en la forma en que comemos, es “Making the Best of It” (sacando el mayor provecho). Era en parte broma y, en parte, algo en serio.

“Sí trata de sacar lo mejor de una situación mala”, dijo, “pero también es un compromiso con hacer las cosas lo más deliciosas posible”.

La parte más reciente de ese proyecto fue celebrar una cena en honor a una nueva era de clima seco y cálido en California. Menos comida mediterránea y más alimentos hechos al estilo del desierto de Mojave.

Los socios de Zurkow, dos chefs personales llamados Hank y Bean, prepararon una comida muy elaborada diseñada para hacer que sus comensales rumiaran el impacto del cambio climático. El menú incluía tortitas fritas de salvia, conejo relleno, pan sin levadura hecho de chapulines y gusanos, así como medusas. Muchísimas medusas.

¿Por qué medusas? Porque se consideran invasivas y por lo tanto abundantes, razonó Zurkow. Además, no tienen grasa y sí muchas proteínas. “El sueño alimenticio”, añadió, también un poco en broma.

Habían planeado servir la cena al aire libre en el patio de una cocina experimental en el centro de Los Ángeles.

Pero la naturaleza tenía otros planes.

Ese día, el primer viernes de julio, un viento del Mojave sopló hacia el oeste y se detuvo, comprimido y extremadamente caliente, sobre Los Ángeles. El centro alcanzó una máxima de 42,2 grados Celsius. Hacía demasiado calor como para comer afuera.

“Incluso si hablas sobre el cambio climático, no puedes torturar a los invitados”, dijo Zurkow. “Tuvimos que servir la cena en la cocina”.

Somini Sengupta reportó desde Nueva York y Los Ángeles; Tiffany May, desde Hong Kong, y Zia ur-Rehman, desde Karachi, Pakistán.

Fuente: https://www.nytimes.com/es/2018/07/31/temperaturas-record-cambio-climatico/?rref=collection%2Fsectioncollection%2Fnyt-es

http://www.ccma.cat/el-temps/records-de-calor-mundial-al-mes-de-juliol/noticia/2870136/

L’incendi de Llutxent es descontrola: es dirigeix a Gandia i calcina 20 habitatges

L’evolució de les flames és “molt convulsiva” i d’un “impacte terrible” en arribar a un barranc a les rodalies de Gandia.  Un canvi sobtat en la direcció del vent en les últimes hores ha calcinat 20 habitatges i diversos vehicles a la zona de la Marxuquera, al terme municipal de Gandia, tal com ha confirmat la Generalitat Valenciana. Les flames superen els 20 metres d’altura en alguns punts i ja són sis els municipis afectats.

El Govern ha enviat quatre avions amfibis i tres helicòpters, així com una Brigada de Reforç contra Incendis Forestals. Ja han cremat més de 2.900 hectàrees i el vent no ajuda al seu control.

Cal una nova cultura del foc. L’equip d’agents mediambientals que treballa en la investigació de les causes de l’incendi ha constatat gràficament que l’origen del foc va ser la caiguda d’un llamp sobre un arbre a la matinada de dilluns. Les condicions climàtiques ens superen.

Això és el que queda del Refugi-Aula d’educació i investigació ambiental, ubicat al Paratge Natural , (entre els termes de Llutxent i Pinet) destruït pel foc.

Ver imagen en Twitter

Ver imagen en Twitter

https://www.elconfidencial.com/espana/comunidad-valenciana/2018-08-08/incendio-llutxent-gandia-desalojados_1602312/

Las tareas de extinción del incendio que afecta a Llutxent (Valencia)han comenzado a las 7:00 horas después de una noche muy complicada. Fuera de control, el fuego se dirige a Gandía y ha arrasado ya 2.900 hectáreas, lo que ha obligado a evacuar a casi 3.000 personas. Un cambio repentino en la dirección del viento en las últimas horas ha calcinado 20 viviendas y varios vehículos en la zona de la Marchuquera, en el término municipal de Gandía, tal y como ha confirmado la Generalitat Valenciana. Las llamas superan los 20 metros de altura en algunos puntos y ya son seis los municipios afectados.

En las labores de extinción trabajan 27 medios aéreos y 700 agentes forestales y bomberos, que con ayuda de miembros de la Unidad Militar de Emergencias, tienen como objetivo inmediato controlar el incendio. Además, el Gobierno ha enviado cuatro aviones anfibios y tres helicópteros, así como una Brigada de Refuerzo contra Incendios Forestales. En concreto se han desplazado a la zona dos aviones anfibios Canadair de 5.500 litros de descarga de las bases de Los Llanos (Albacete) y de Zaragoza, así como dos anfibios de 3.100 litros de Manises (Valencia). El presidente de Ejecutivo, Pedro Sánchez, se ha puesto en contacto con el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, para trasladarle “todo” su apoyo” y solidaridad.

Ver imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en Twitter

Declaración de zona emergencia

Continua la lectura de L’incendi de Llutxent es descontrola: es dirigeix a Gandia i calcina 20 habitatges