Arxiu de la categoria: RESIDUS

El que cal saber sobre el canvi climàtic i com combatre’l

Article de  New York Times de Justin Gillis que resumeix la situació actual i dona una versió general mundial. Milers de persones ja estan morint a causa de les ones de calor que han agreujat l’escalfament global. El canvi climàtic sembla tan imparable … què puc fer jo?

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=247919&titular=lo-que-debes-saber-sobre-el-cambio-clim%E1tico-y-c%F3mo-combatirlo- Continua la lectura de El que cal saber sobre el canvi climàtic i com combatre’l

Detecten amiant als baixos d’un comboi del metro de Barcelona

La pintura conté un baix percentatge (entre el 5% i el 10%) d’amiant blanc o crisòtil, un derivat que no desprèn fibres. Aquest component s’utilitza com un aïllant per disminuir el soroll. TMB no retirarà els vagons afectats i assegura que no suposa cap risc per als usuaris i els treballadors.

L’asbest, o amiant, és el nom amb què es coneix un grup  de minerals metamòrfics fibrosos, generalment amosita, crisolita, crocidolita i les formes fibroses de la tremolita, l’actinolita i l’antofil·lita, que es poden trobar en estat natural.

 Fibres d’asbest afectant teixit pulmonar.

L’asbest afecta principalment els pulmons i la membrana que els envolta, la pleura. Inhalar alts nivells de fibres d’asbest durant molt de temps pot produir lesions que semblen cicatrius als pulmons i a la pleura. Aquesta malaltia s’anomena asbestosi i normalment afecta als treballadors exposats a l’asbest, però no a la població en general. La gent amb asbestosi té dificultats en respirar, sovint té tos, i en els casos més greus pateix dilatació del cor. L’asbestosi és una malaltia greu que, eventualment, pot produir incapacitat i, fins i tot, la mort.

https://www.naciodigital.cat/noticia/165007/detecten/amiant/baixos/comboi/metro/barcelona

https://ca.wikipedia.org/wiki/Asbest

http://www.ccma.cat/324/es-detecta-amiant-en-tres-vagons-de-la-linia-1-del-metro-de-barcelona/noticia/2881391/

Transports Metropolitans de Barcelona ha detectat amiant en els baixos de tres vagons d’un comboi de la línia L1 del metro aquest dimarts, segons ha informat a la plantilla en un comunicat intern que ha estat difós pel sindicat CGT. La companyia assegura que “no hi ha cap risc per a les persones”, però està fent inspeccions als trens de la sèrie afectada i també en d’altres, per descartar totes les possibilitats.

En concret, l’empresa ha detectat “amiant no friable (crisotil en percentatge entre el 5% i el 10%) a la pintura bituminosa” dels tres vagons. TMB explica als treballadors que és el primer tren en què es detecta aquest material després d’analitzar-ne quatre de les sèries 3.000 i 4.000. També indica que el producte està aplicat en una zona fora de l’abast del passatge.

 Al comunicat intern, TMB explica que la pintura bituminosa antisonora es troba a la zona sota el bastidor i a l’estructura interior de la caixa dels tres vagons. Afegeix que en tots els mesuraments ambientals fets als tallers del metro, als trens i a la resta de la xarxa, des de l’entrada en vigor l’any 2006 del Reial Decret de treballs amb risc d’amiant, “no s’ha detectat presència d’amiant que suposi un risc per a la seguretat i salut de les persones”.

Trens dels anys 80

La companyia també explica que ha estat auditant especialment combois dels anys 80 del segle passat, quan aquest material -extremadament cancerigen- era completament legal a l’Estat, i usat en tota mena de construccions.

Ara, TMB ha indicat a la plantilla que identificarà els tres vagons afectats amb l’etiqueta internacional de presència d’amiant, i que no hi farà activitats que provoquin una degradació de la pintura, ni en aquests ni en cap altre tren on es pogués trobar el producte tòxic.

També farà un reforç de formació dels treballadors de Material Mòbil de les línies L1 i L3 i accelerarà les inspeccions de presència d’amiant a tots els trens de les sèries 3.000 i 4.000.

 

La contaminació per ozó avança a Espanya sense que hi hagi un pla per aturar-la

La particularitat de l’ozó troposfèric o ” dolent” és que es tracta d’un contaminant secundari que no es concentra en el centre de les ciutats, on les grans quantitats de NO2 el destrueix amb rapidesa. El gas es forma en la baixa atmosfera per la reacció entre la llum solar i altres contaminants precursors, derivats del trànsit, les grans centrals termoelèctriques i algunes fàbriques. L’ozó és molt més abundant a la perifèria o en les àrees rurals i verds pròximes a la ciutat, on els vents acaben arrossegant-lo.

https://www.publico.es/sociedad/contaminacion-ozono-avanza-espana-exista-plan-atajarla.html

El 85% de la población en España ha estado expuesta durante 2018 a niveles perjudiciales de ozono troposférico, un contaminante secundario que cada año causa unas 1600 muertes en nuestro país, según la Agencia Europea de Medio Ambiente, sobre todo en las zonas periféricas de las ciudades y en áreas rurales.

Según la Organización Mundial de la Salud, una persona no debería respirar aire contaminado con una concentración de ozono superior a los 100 microgramos por metro cúbico. Pero aquí 39,7 millones de personas superaron ese umbral, según ha denunciado este martes Ecologistas en Acción en un informe que recopila los datos de las 472 estaciones oficiales que hay instaladas en todo el territorio nacional para medir esta sustancia tóxica.   Continua la lectura de La contaminació per ozó avança a Espanya sense que hi hagi un pla per aturar-la

Monsanto s’enfronta a una nova onada de judicis: “No callarem”

L’empresa química Monsanto s’enfronta a una nova onada de judicis. Desenes de persones han denunciat a la companyia perquè, després de fer servir el seu herbicida, van desenvolupar diferents tipus de càncer. “És com un assassí en sèrie, però és un producte”, ha assegurat un dels afectats.

A Europa està permès, de fet el mes de novembre de l’any passat Europa va renovar per cinc anys l’autorització de l’herbicida glifosat. Veure https://www.eldiario.es/sociedad/Europea-renueva-autorizacion-herbicida-glifosato_0_712529398.html

https://www.eldiario.es/theguardian/Monsanto-enfrenta-nueva-juicios-mundo_0_823118383.html

Dean Brooks se sujetó fuerte al carro de la compra. De repente, no podía respirar ni tenerse en pie. Más tarde, en una sala de emergencias de California, una enfermera con los ojos llorosos le daba la noticia a su esposa Deborah, diciéndole que no perdiera las esperanzas de un milagro. Era diciembre de 2015 cuando supieron que un cáncer en la sangre llamado linfoma no Hodgkin (LNH) estaba atacando rápidamente el cuerpo y el sistema inmunológico del hombre.

En julio de 2016, Dean ya había fallecido. Deborah se emociona al relatar el último capítulo del amor de su vida. Pero en los últimos meses, Deborah ha tenido razones para volver a tener esperanzas.

En un fallo histórico del mes de agosto, un jurado sentenció que Monsanto le había  causado un cáncer terminal a un hombre y ordenó que la empresa agroquímica pagara más de 250 millones de euros por daños y perjuicios. La extraordinaria decisión, que expone los posibles peligros del herbicida más utilizado del mundo, ha abierto la puerta a que miles de pacientes con cáncer y familias busquen justicia en los tribunales.

“Es como un asesino en serie, pero es un producto”, afirmó Brooks, de 57 años, que tiene una denuncia en curso contra Monsanto, en la que alega que el uso que hizo su marido del popular herbicida de la empresa lo llevó a la muerte. “Es inadmisible. No veo cómo pueden llegar a ganar. Tienen al mundo en su contra”.

Brooks dijo que rompió a llorar cuando supo que un jurado había fallado a favor de Dewayne “Lee” Johnson, un exencargado de escuela  enfermo terminal de cáncer que se convirtió en la primera persona en llevar a Monsanto a juicio por el producto Roundup. El veredicto asegura que Monsanto “actuó con maldad”, sabía o debería haber sabido que el producto químico era peligroso y no les advirtió a sus consumidores sobre los riesgos.

Monsanto ha apelado la sentencia y el miércoles habrá una audiencia en San Francisco. Monsanto y Bayer, el gigante farmacéutico alemán que adquirió la empresa a principios de este año, se juegan mucho. Alentados por la victoria de Johnson, una ola de nuevos juicios amenaza el legado y las finanzas de las corporaciones, y el futuro de un producto químico que se utiliza en el mundo entero.

La lucha contra 8.000 demandantes

Monsanto ha argumentado que la “ciencia de pacotilla” provocó el fallo del jurado sobre el producto químico llamado glifosato, que la empresa introdujo en el mercado en 1974. Comercializado bajo numerosas marcas, incluidas Roundup y Ranger Pro, el herbicida hoy genera miles de millones de dólares de ingresos y está registrado en 130 países, aprobado para su utilización en más de 100 tipos de cultivos.

El juicio de Johnson contra Monsanto fue revolucionario desde antes de comenzar, porque el juez les permitió a los abogados del demandante presentar investigaciones científicas y  testimonios de expertos sobre el glifosato y sus peligros para la salud, evidencia científica que el jurado consideró creíble y convincente.

Johnson, que tiene una esperanza de vida de menos de dos años, afirmó que estuvo expuesto al glifosato de forma prolongada cuando aplicaba el herbicida en las propiedades de la escuela, y al menos en dos ocasiones accidentalmente derramó una gran cantidad del producto sobre su piel. Como Monsanto insiste en que el producto es seguro y no hay ninguna advertencia en la etiqueta sobre los riesgos cancerígenos, Johnson dijo que no supo de los peligros hasta que fue demasiado tarde.

La indemnización de 252 millones de euros, que incluyen 218 millones por daños y perjuicios, le cambiarían la vida a este hombre de 46 años, que al morir dejará una esposa y tres hijos. Pero Monsanto está luchando para que no reciba nada.

“Es una señal de alarma importante para la empresa”, remarcó Jean M. Eggen, profesora emérita en la Facultad de Derecho de la Universidad de Widener, añadiendo que el veredicto “alentará a muchas personas a iniciar demandas”.

En todo Estados Unidos se han presentado unas 8.700 demandas similares, alegando que la exposición a los herbicidas basados en glifosato han provocado diferentes tipos de cáncer. Si Monsanto sigue perdiendo juicios, el impacto podría ser enorme, y una acumulación de victorias podría obligar a la empresa a llegar a acuerdos con los demandantes.

“Todo esto puede acabar siendo muy costoso”, afirmó Eggen, comparando el tema con la lucha contra las empresas tabacaleras que dieron batalla fervientemente en los tribunales pero finalmente decidieron que era mejor llegar a acuerdos extrajudiciales. “Es una decisión comercial”.

Monsanto podría finalmente decidir incluir una advertencia sobre los peligros cancerígenos en la etiqueta e intentar llegar a acuerdos extrajudiciales con los consumidores que han tenido una alta exposición al producto, dijo Lars Noah, profesor de derecho de la Universidad de Florida: “Es un toque de atención de que la estrategia que están usando no es realista”.

De esos miles de demandas, hay más de diez juicios en curso para llevarse a cabo en 2019 y 2020, con batallas judiciales acelerándose en California, Montana, Delaware, Kansas City y San Luis (donde están las oficinas principales de Monsanto). Granjeros, jardineros, empleados públicos, paisajistas y muchos otros han asegurado que los productos de Monsanto les han provocado enfermedades o han matado a sus seres queridos.

“Es una enorme cantidad de juicios para un año solo y esto permitirá que los demandantes presenten ante los jurados pruebas importantes, algo que aún no se conocía”, explicó la abogada Aimee Wagstaff.

Los primeros demandantes que pueden tener la oportunidad de enfrentarse a Monsanto en un tribunal son Alberta y Alva Pilliod, una pareja de California. Alberta, de 74 años, tiene cáncer en el cerebro, mientras que su esposo, de 76 años, tiene un cáncer en los huesos que ha hecho metástasis en la pelvis y la columna vertebral. Ambos desarrollaron diferentes formas de LNH.

Teniendo en cuenta sus edades y sus diagnósticos, sus abogados han pedido que se lleve a cabo un juicio rápido. Sin embargo, Monsanto se ha opuesto a esta petición y este martes estaba prevista una audiencia por esto.

La pareja, que tiene dos hijos y cuatro nietos, utilizó Roundup desde los años 70 hasta hace unos años, en su jardín y en muchas propiedades que compraron y renovaron. La pareja afirmó que eligió el herbicida porque creía que no era dañino para los ciervos, patos y otros animales que rondaban su casa. Además, pensaban que era seguro para ellos también.

“Estamos muy enfadados. Esperamos que se haga justicia”, le dijo Alberta a the Guardian, señalando que no utilizaban elementos protectores cuando rociaban el producto y que no hubieran utilizado Roundup de la forma en que lo hicieron si hubieran sabido los riesgos. “Si hubiéramos tenido la información adecuada, si nos hubieran advertido, esto no habría sucedido”.

Alva dijo que el cáncer les ha destruido la vida. “Los últimos años han sido horribles”.

Sus abogados esperan que puedan ir a juicio antes de que sea demasiado tarde. Los médicos de Alberta han dicho que tiene “un riesgo considerablemente alto” de que el cáncer vuelva, presenta “lesiones profundas en el cerebro” y creen que si sufre una recaída no sobrevivirá.

“No vamos a quedarnos callados”

Hace mucho tiempo que los Pilliod y otros demandantes aseguran que Monsanto llevó a cabo “una prolongada campaña de desinformación para convencer a las agencias del Gobierno, los agricultores y a la población en general de que Roundup es un producto seguro”.

Los abogados han citado documentos internos de Monsanto que dicen que demuestran que la empresa ha manipulado los informes científicos sobre la seguridad del producto. En las últimas semanas, ha aumentado el escrutinio.

El 26 de septiembre, la importante revista científica Critical Reviews in Toxicology(Reseñas Críticas sobre Toxicología) publicó una “muestra de preocupación”, diciendo que las investigaciones que habían concluido que el glifosato era seguro no habían hecho pública la intervención de Monsanto en los estudios.

Esta notoria corrección llegó después de que un pleito revelara la participación de la empresa en la organización y edición de los borradores de los artículos. Monsanto estuvo involucrado en una reseña científica que contraargumentó la decisiva clasificación de 2015 de la Agencia para la Investigación del Cáncer que definió al glifosato como un posible agente cancerígeno humano.

Los abogados han afirmado que en los próximos juicios podrían salir a la luz más pruebas de la cuestionable intervención de Monsanto en estudios científicos.

Un portavoz de Bayer, Utz Klages, afirmó en un correo electrónico que la cifra de denuncias presentadas “no es indicativo de los méritos de un pleito”. Dijo que el glifosato es “una revolución para la agricultura moderna” y una “herramienta rentable que puede utilizarse de forma segura para el control de una amplia variedad de malas hierbas”.

Aseguró que reseñas normativas y estudios científicos han demostrado que el glifosato es seguro y que no causa LNH, añadiendo: “La sentencia del caso Johnson no es firme y concierne a un caso puntual y específico”.

John Barton, un granjero de California que utilizó Roundup durante décadas y al que le diagnosticaron LNH en 2015, dijo que está ansioso por ir a juicio, especialmente porque Monsanto y Bayer todavía afirman públicamente que el glifosato es seguro.

“Monsanto tiene que darse cuenta de que ya no vamos a quedarnos callados”, dijo Barton, que es tercera generación de granjeros y forma parte de una demanda presentada en California por el despacho Baum Hedlund, el mismo que representó a Johnson. “No vamos a tumbarnos y hacernos los muertos. La gente de todo el mundo tiene que saber la verdad sobre este producto y tomar precauciones”.

Barton, de 69 años, señaló que también tiene miedo de que sus tres hijos se enfermen por haber estado expuestos al Roundup. “Mi padre me expuso a esto. Él nunca lo habría hecho si hubiera sabido que era peligroso”, añadió. “Siento culpa al pensar que puse en peligro a mis propios hijos”.

Deborah Brooks describió al LNH como una “tortura”, relatando cómo su marido debía tumbarse en el suelo sobre toallas para intentar detener interminables sangrados nasales y explicando los malestares constantes que lo aquejaban mientras su sistema inmunológico se iba debilitando.

“Nadie debería pasar por eso. Se te va la vida de una forma terrible”, declaró Brooks, cuyo marido tenía 72 años cuando falleció. “Estoy luchando en honor a mi marido y por todos los otros que se han ido antes y los que vendrán… Lo siento mucho por todas aquellas víctimas que no saben que son víctimas”.

Bayer se negó a hacer comentarios sobre los casos de Brooks y Barton. Una portavoz, Charla Lord, afirmó en un correo electrónico que como los Pilliod están en remisión y no hay “ningún indicio de que vaya a haber una recurrencia inminente del cáncer”, la empresa ha pedido que no se adelante la fecha del juicio.

Expertos en derecho han dicho que es posible que la apelación del caso Johnson resulte en una reducción de la indemnización. Los tribunales también podrían concluir que no hay pruebas suficientes de que el glifosato haya provocado el cáncer, o que los abogados no han podido demostrar que el herbicida causó el cáncer de Johnson.

Esos desenlaces serían devastadores para Johnson y un revés para todos aquellos que luchan contra el glifosato. Pero los pacientes con cáncer y sus familias podrán seguir adelante con los juicios al margen de cómo se resuelva el caso de San Francisco, dijo David Levine, profesor de derecho de la Universidad de California.

“Incluso si Monsanto logra una victoria completa en este caso, eso no detendrá a otros demandantes”, concluye.

El canvi climàtic fa a Espanya encara més vulnerable a les inundacions

La riuada de Sant Llorenç deixa 12 morts i un desaparegut a data d’avui . Són uns 2.000 morts per crescudes des del s.XX, més que terratrèmols, onades de calor o temporals marítims

Els científics han avisat de l’increment del risc d’inundacions que comporta el canvi climàtic per la “esperada concentració de les pluges”.

A més ha augmentat la vulnerabilitat per l’ocupació urbanística de zones de risc davant una precipitació que causi inundacions sobtades. L’augment de la superfície impermeabilitzada per desenvolupaments urbanístics fa que el vessament sigui més gran.

https://www.eldiario.es/sociedad/inundaciones-desastre-natural-victimas-Espana_0_823468497.html

Las inundaciones, como la vivida en Sant Llorenç des Cardassar (Mallorca), son el desastre natural que más muertes causan en España. Más que los terremotos, las olas de calor, los temporales marítimos o los vendavales. En el Llevant mallorquí han perdido la vida 10 personas. Un total de 329  fallecieron por crecidas de agua entre 1995 y 2015, un cuarto de todas la muertes por fenómenos catastróficos, según los datos del Ministerio del Interior. Desde que comenzó el siglo XX, unas 2.000 víctimas mortales. Y más de 100.000 evacuados. Continua la lectura de El canvi climàtic fa a Espanya encara més vulnerable a les inundacions

La justícia holandesa obliga el govern a reduir les emissions de gasos hivernacle

El govern holandès haurà de reduir un 25% les emissions de gasos d’efecte hivernacle el 2020. I ho haurà de fer per imperatiu legal. El govern ha perdut l’apel·lació que va fer a una sentència del 2015 en què se l’obligava a aquesta reducció. Això responia a la denúncia presentada per l’ONG Urgenda en nom de 900 ciutadans holandesos. Potser que prenem exemple.

http://www.ccma.cat/324/la-justicia-holandesa-obliga-el-govern-a-reduir-les-emissions-de-gasos-dhivernacle/noticia/2880122/

Urgenda basava la seva demanda en el fet què el govern no havia fet prou per protegir els ciutadans, tenint en compte els riscos que per al país presenta el canvi climàtic. I això és el que ha tingut en compte el Tribunal en les seves conclusions:

“Considerant els probables grans perills, s’han de prendre mesures més ambicioses a curt termini per reduir les emissions de gasos hivernacle per protegir la vida i la família dels ciutadans d’Holanda.”

Continua la lectura de La justícia holandesa obliga el govern a reduir les emissions de gasos hivernacle

Coca-Cola, Pepsi i Nestlé, les firmes que més contaminen els oceans amb plàstic

L’agència EFE ha difós aquesta notícia que recull Público en la seva secció mediambiental:

“Hem d’exigir a les corporacions darrere d’aquestes marques de consum massiu que deixin aquest mal hàbit de sobreempaquetar seus productes i revertir la demanda de més plàstic”

Les multinacionals Cola-Cola, Pepsi i Nestlé són les firmes que més contribueixen a la contaminació dels oceans amb plàstics d’un sol ús, segons un estudi de la iniciativa ‘Break Free from Plastic’, que ha netejat les costes de 42 països en tot el món.

https://www.publico.es/sociedad/plasticos-coca-cola-pepsi-nestle-firmas-contaminan-oceanos-plastico.html Continua la lectura de Coca-Cola, Pepsi i Nestlé, les firmes que més contaminen els oceans amb plàstic

Rius atapeïts de fòsfor

El dilema és el següent: els éssers humans necessiten menjar, però necessiten aigua neta, però el cultiu d’aliments requereix fòsfor que contamina l’aigua quan surt de la conca i contamina els ecosistemes aquàtics adjacents

L’eutrofització és el procés de contaminació més important de les aigües en llacs, basses, rius, embassaments, etc. Aquest procés està provocat per l’excés de nutrients a l’aigua, principalment nitrogen i fòsfor, procedents majoritàriament de l’activitat de l’home.

L’excés de nutrients fa que les plantes i altres organismes creixin en abundància. Durant el seu creixement i putrefacció, consumeixen gran quantitat de l’oxigen dissolt i aporten matèria orgànica (fang) en abundància.

L’eutrofització afecta la qualitat de les aigües ja que en augmentar la podridura i esgotar l’oxigen, les aigües adquireixen una olor nauseabunda. L’olor d’aquestes aigües pot ocasionar pèrdues econòmiques (turisme, àrees que perden valor …), problemes respiratoris i el seu consum pot ocasionar problemes sanitaris a les persones de la zona.

També pot afectar la producció piscícola d’una zona, ja sigui aquesta extracció o mitjançant el cultiu. L’aqüicultura pot produir una major aportació de nutrients a les aigües circumdants de manera que han de ser supervisades i gestionades amb delicadesa.

Per primera vegada s’ha quantificat la quantitat màxima de nutrients, específicament el fòsfor, que poden acumular-se en una conca abans de col·lapsar i contaminar els ecosistemes riu avall. La quantitat de llindar mitjana és de 2,1 tones per quilòmetre quadrat de terra, estimen els investigadors la Université de Montréal en el seu estudi publicat aquest dilluns a ‘Nature Geoscience’. “Més enllà d’això, l’entrada de fòsfor a les conques hidrogràfiques provoca una acceleració significativa de la pèrdua (de fòsfor) en el vessament”.

https://www.iagua.es/noticias/sewervac-iberica/eutrofizacion-causas-consecuencias-y-soluciones

https://www.ecoticias.com/residuos-reciclaje/188393/Rios-atiborrados-de-fosforo

Por primera vez se ha cuantificado la cantidad máxima de nutrientes, específicamente el fósforo, que pueden acumularse en una cuenca antes de colapsar y contaminar los ecosistemas río abajo. La cantidad de umbral promedio es de 2,1 toneladas por kilómetro cuadrado de tierra, estiman los investigadores la Université de Montréal en su estudio publicado este lunes en ‘Nature Geoscience’. “Más allá de esto, la entrada de fósforo a las cuencas hidrográficas provoca una aceleración significativa de la pérdida (de fósforo) en la escorrentía”, añade. Continua la lectura de Rius atapeïts de fòsfor

Espanya reconeix per primera vegada les seves zones afectades per contaminació radioactiva

Són sis àrees que haurien de formar part d’un inventari que mai es va fer, i que ara han estat reconegudes pel Consell de Seguretat Nuclear en una nota informativa a la premsa. No estan declarades oficialment. Alguns d’aquests isòtops romandran emetent radiacions milers i desenes de milers d’anys

A Palomares (40 hectàrees amb presència de plutoni i americi), vuit rases del Jarama, les Marismas de Mendaña, a l’estuari de riu Tinto, (un terreny de 1.600 metres quadrats conegut com CRI-9 amb presència de cesi); la bassa de fosfoyesos d’Huelva (1.200 hectàrees amb presència de ràdio); el paratge del Fondó, a Cartagena (amb uns dipòsits de llots de fosfats en 108 hectàrees amb presència d’urani); i l’embassament del riu Ebre a la localitat de Flix, on hi havia uns llots de fosfats amb presència d’urani que ja han estat retirats.

https://www.publico.es/sociedad/medio-ambiente-espana-reconoce-primera-vez-zonas-contaminacion-radiactiva.html

El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha admitido, a través de un comunicado de prensa, la existencia de seis zonas en España donde los suelos presentan radiactividad derivada de la actividad humana en el pasado. La mayoría son conocidas, como la pedanía de Palomares o el área de río Tinto en Huelva, pero pese a la relevancia de los casos jamás han sido declarados oficialmente como terrenos contaminados. Continua la lectura de Espanya reconeix per primera vegada les seves zones afectades per contaminació radioactiva

Plàstics, balenes i mosquits

La massa d’aigua que va creixent en concentració de plàstics és la Mediterrània a la qual, per cert, Espanya és el segon país que més plàstics s’aboca. Estem davant d’un problema de dimensions globals, i cap país pot donar l’esquena a les solucions.

https://blogs.publico.es/ecologismo-de-emergencia/2018/09/27/plasticos-ballenas-y-mosquitos/

El pasado martes, el Congreso aprobó por amplia mayoría una moción que presentábamos desde Unidos Podemos para reclamar al Gobierno que aborde de forma urgente la problemática que generan los plásticos en el medio ambiente, y, en especial, en el medio marino.

El problema de la contaminación marina tiene un nombre: plástico. Los datos son contundentes: cada año entran 8 millones de toneladas de plásticos en los océanos (el equivalente a un camión de basura por minuto).  A este paso, y si nada cambia, en el año 2050 habrá más plásticos en peso que peces en los mares. Ya hay cinco “islas” de plástico en los océanos, pero la siguiente masa de agua en concentración de plásticos es el Mediterráneo al que, por cierto, España es el segundo país que más plásticos vierte. Continua la lectura de Plàstics, balenes i mosquits