Arxiu de la categoria: alimentació

Escassetat de menjar, incendis forestals i inundacions: el món el 2040 si no es canvia l’economia

Article del New York Times. Els autors expliquen que si les emissions de gas d’efecte hivernacle continuen com la freqüència actual, el 2040, l’atmosfera s’escalfarà fins a 1,5 graus Celsius. S’ inundaran les costes i s’intensificarà les sequeres i la pobresa. Treballs anteriors s’havien enfocat a estimar el dany si les temperatures mitjana s’elevaven molt més -2 graus Celsius. La recent investigació mostra que molts d’aquests efectes es experimentaran abans, a la marca dels 1,5 graus Celsius. Pot ser tot això no se sabia ja?

Evitar els danys més greus requereix transformar l’economia mundial en tan sols uns quants anys, van dir els autors, estimen que els danys tindrien un cost de 54 bilions de dòlars. No obstant això, tot i que conclouen que és tècnicament possible assolir els canvis necessaris per evitar arribar als 1,5 graus d’escalfament, accepten que podria ser poc probable des del punt de vista polític. Ens hem de resignar a la nostre fi sense fer res?

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=247798&titular=escasez-de-comida-incendios-forestales-e-inundaciones:-el-mundo-en-2040-si-no-se-cambia- Continua la lectura de Escassetat de menjar, incendis forestals i inundacions: el món el 2040 si no es canvia l’economia

Aliments pel bé comú carregats de present

Poden l’agricultura ecològica, la producció i el consum sostenibles ser motors d’una economia rendible, comunitària i humanista?

Seria meravellós que la producció ecològica provinent de petites famílies hortolanes pugui ser assequible i real per a cada vegada més població, tenint cura de les persones i de la naturalesa i desenvolupant sistemes que construeixen futur.

https://www.eldiario.es/ultima-llamada/Alimentos-bien-comun-cargados-presente_6_818628155.html

Cuando hace casi diez años, la Asociación de Productores y Consumidores Subbética Ecológica comenzó a tomar forma en la comarca cordobesa de la Subbética, en pleno centro de Andalucía, nunca se imaginó que podría llegar a alcanzar el desarrollo con el que hoy cuenta. Radicado en Cabra, región ancestral de huertas de regadío desde tiempos de los romanos, este colectivo se planteó como objetivo primordial intentar dar un vuelco al estado de abandono de la huerta tradicional, aquejada de un monocultivo agresivo y, sobre todo, volver a poner en valor el trabajo en el campo, rescatar la figura de las hortelanas y los hortelanos y hacer frente a un mercado de especulación que paga precios irrisorios a las familias productoras. Continua la lectura de Aliments pel bé comú carregats de present

Monsanto s’enfronta a una nova onada de judicis: “No callarem”

L’empresa química Monsanto s’enfronta a una nova onada de judicis. Desenes de persones han denunciat a la companyia perquè, després de fer servir el seu herbicida, van desenvolupar diferents tipus de càncer. “És com un assassí en sèrie, però és un producte”, ha assegurat un dels afectats.

A Europa està permès, de fet el mes de novembre de l’any passat Europa va renovar per cinc anys l’autorització de l’herbicida glifosat. Veure https://www.eldiario.es/sociedad/Europea-renueva-autorizacion-herbicida-glifosato_0_712529398.html

https://www.eldiario.es/theguardian/Monsanto-enfrenta-nueva-juicios-mundo_0_823118383.html

Dean Brooks se sujetó fuerte al carro de la compra. De repente, no podía respirar ni tenerse en pie. Más tarde, en una sala de emergencias de California, una enfermera con los ojos llorosos le daba la noticia a su esposa Deborah, diciéndole que no perdiera las esperanzas de un milagro. Era diciembre de 2015 cuando supieron que un cáncer en la sangre llamado linfoma no Hodgkin (LNH) estaba atacando rápidamente el cuerpo y el sistema inmunológico del hombre.

En julio de 2016, Dean ya había fallecido. Deborah se emociona al relatar el último capítulo del amor de su vida. Pero en los últimos meses, Deborah ha tenido razones para volver a tener esperanzas.

En un fallo histórico del mes de agosto, un jurado sentenció que Monsanto le había  causado un cáncer terminal a un hombre y ordenó que la empresa agroquímica pagara más de 250 millones de euros por daños y perjuicios. La extraordinaria decisión, que expone los posibles peligros del herbicida más utilizado del mundo, ha abierto la puerta a que miles de pacientes con cáncer y familias busquen justicia en los tribunales.

“Es como un asesino en serie, pero es un producto”, afirmó Brooks, de 57 años, que tiene una denuncia en curso contra Monsanto, en la que alega que el uso que hizo su marido del popular herbicida de la empresa lo llevó a la muerte. “Es inadmisible. No veo cómo pueden llegar a ganar. Tienen al mundo en su contra”.

Brooks dijo que rompió a llorar cuando supo que un jurado había fallado a favor de Dewayne “Lee” Johnson, un exencargado de escuela  enfermo terminal de cáncer que se convirtió en la primera persona en llevar a Monsanto a juicio por el producto Roundup. El veredicto asegura que Monsanto “actuó con maldad”, sabía o debería haber sabido que el producto químico era peligroso y no les advirtió a sus consumidores sobre los riesgos.

Monsanto ha apelado la sentencia y el miércoles habrá una audiencia en San Francisco. Monsanto y Bayer, el gigante farmacéutico alemán que adquirió la empresa a principios de este año, se juegan mucho. Alentados por la victoria de Johnson, una ola de nuevos juicios amenaza el legado y las finanzas de las corporaciones, y el futuro de un producto químico que se utiliza en el mundo entero.

La lucha contra 8.000 demandantes

Monsanto ha argumentado que la “ciencia de pacotilla” provocó el fallo del jurado sobre el producto químico llamado glifosato, que la empresa introdujo en el mercado en 1974. Comercializado bajo numerosas marcas, incluidas Roundup y Ranger Pro, el herbicida hoy genera miles de millones de dólares de ingresos y está registrado en 130 países, aprobado para su utilización en más de 100 tipos de cultivos.

El juicio de Johnson contra Monsanto fue revolucionario desde antes de comenzar, porque el juez les permitió a los abogados del demandante presentar investigaciones científicas y  testimonios de expertos sobre el glifosato y sus peligros para la salud, evidencia científica que el jurado consideró creíble y convincente.

Johnson, que tiene una esperanza de vida de menos de dos años, afirmó que estuvo expuesto al glifosato de forma prolongada cuando aplicaba el herbicida en las propiedades de la escuela, y al menos en dos ocasiones accidentalmente derramó una gran cantidad del producto sobre su piel. Como Monsanto insiste en que el producto es seguro y no hay ninguna advertencia en la etiqueta sobre los riesgos cancerígenos, Johnson dijo que no supo de los peligros hasta que fue demasiado tarde.

La indemnización de 252 millones de euros, que incluyen 218 millones por daños y perjuicios, le cambiarían la vida a este hombre de 46 años, que al morir dejará una esposa y tres hijos. Pero Monsanto está luchando para que no reciba nada.

“Es una señal de alarma importante para la empresa”, remarcó Jean M. Eggen, profesora emérita en la Facultad de Derecho de la Universidad de Widener, añadiendo que el veredicto “alentará a muchas personas a iniciar demandas”.

En todo Estados Unidos se han presentado unas 8.700 demandas similares, alegando que la exposición a los herbicidas basados en glifosato han provocado diferentes tipos de cáncer. Si Monsanto sigue perdiendo juicios, el impacto podría ser enorme, y una acumulación de victorias podría obligar a la empresa a llegar a acuerdos con los demandantes.

“Todo esto puede acabar siendo muy costoso”, afirmó Eggen, comparando el tema con la lucha contra las empresas tabacaleras que dieron batalla fervientemente en los tribunales pero finalmente decidieron que era mejor llegar a acuerdos extrajudiciales. “Es una decisión comercial”.

Monsanto podría finalmente decidir incluir una advertencia sobre los peligros cancerígenos en la etiqueta e intentar llegar a acuerdos extrajudiciales con los consumidores que han tenido una alta exposición al producto, dijo Lars Noah, profesor de derecho de la Universidad de Florida: “Es un toque de atención de que la estrategia que están usando no es realista”.

De esos miles de demandas, hay más de diez juicios en curso para llevarse a cabo en 2019 y 2020, con batallas judiciales acelerándose en California, Montana, Delaware, Kansas City y San Luis (donde están las oficinas principales de Monsanto). Granjeros, jardineros, empleados públicos, paisajistas y muchos otros han asegurado que los productos de Monsanto les han provocado enfermedades o han matado a sus seres queridos.

“Es una enorme cantidad de juicios para un año solo y esto permitirá que los demandantes presenten ante los jurados pruebas importantes, algo que aún no se conocía”, explicó la abogada Aimee Wagstaff.

Los primeros demandantes que pueden tener la oportunidad de enfrentarse a Monsanto en un tribunal son Alberta y Alva Pilliod, una pareja de California. Alberta, de 74 años, tiene cáncer en el cerebro, mientras que su esposo, de 76 años, tiene un cáncer en los huesos que ha hecho metástasis en la pelvis y la columna vertebral. Ambos desarrollaron diferentes formas de LNH.

Teniendo en cuenta sus edades y sus diagnósticos, sus abogados han pedido que se lleve a cabo un juicio rápido. Sin embargo, Monsanto se ha opuesto a esta petición y este martes estaba prevista una audiencia por esto.

La pareja, que tiene dos hijos y cuatro nietos, utilizó Roundup desde los años 70 hasta hace unos años, en su jardín y en muchas propiedades que compraron y renovaron. La pareja afirmó que eligió el herbicida porque creía que no era dañino para los ciervos, patos y otros animales que rondaban su casa. Además, pensaban que era seguro para ellos también.

“Estamos muy enfadados. Esperamos que se haga justicia”, le dijo Alberta a the Guardian, señalando que no utilizaban elementos protectores cuando rociaban el producto y que no hubieran utilizado Roundup de la forma en que lo hicieron si hubieran sabido los riesgos. “Si hubiéramos tenido la información adecuada, si nos hubieran advertido, esto no habría sucedido”.

Alva dijo que el cáncer les ha destruido la vida. “Los últimos años han sido horribles”.

Sus abogados esperan que puedan ir a juicio antes de que sea demasiado tarde. Los médicos de Alberta han dicho que tiene “un riesgo considerablemente alto” de que el cáncer vuelva, presenta “lesiones profundas en el cerebro” y creen que si sufre una recaída no sobrevivirá.

“No vamos a quedarnos callados”

Hace mucho tiempo que los Pilliod y otros demandantes aseguran que Monsanto llevó a cabo “una prolongada campaña de desinformación para convencer a las agencias del Gobierno, los agricultores y a la población en general de que Roundup es un producto seguro”.

Los abogados han citado documentos internos de Monsanto que dicen que demuestran que la empresa ha manipulado los informes científicos sobre la seguridad del producto. En las últimas semanas, ha aumentado el escrutinio.

El 26 de septiembre, la importante revista científica Critical Reviews in Toxicology(Reseñas Críticas sobre Toxicología) publicó una “muestra de preocupación”, diciendo que las investigaciones que habían concluido que el glifosato era seguro no habían hecho pública la intervención de Monsanto en los estudios.

Esta notoria corrección llegó después de que un pleito revelara la participación de la empresa en la organización y edición de los borradores de los artículos. Monsanto estuvo involucrado en una reseña científica que contraargumentó la decisiva clasificación de 2015 de la Agencia para la Investigación del Cáncer que definió al glifosato como un posible agente cancerígeno humano.

Los abogados han afirmado que en los próximos juicios podrían salir a la luz más pruebas de la cuestionable intervención de Monsanto en estudios científicos.

Un portavoz de Bayer, Utz Klages, afirmó en un correo electrónico que la cifra de denuncias presentadas “no es indicativo de los méritos de un pleito”. Dijo que el glifosato es “una revolución para la agricultura moderna” y una “herramienta rentable que puede utilizarse de forma segura para el control de una amplia variedad de malas hierbas”.

Aseguró que reseñas normativas y estudios científicos han demostrado que el glifosato es seguro y que no causa LNH, añadiendo: “La sentencia del caso Johnson no es firme y concierne a un caso puntual y específico”.

John Barton, un granjero de California que utilizó Roundup durante décadas y al que le diagnosticaron LNH en 2015, dijo que está ansioso por ir a juicio, especialmente porque Monsanto y Bayer todavía afirman públicamente que el glifosato es seguro.

“Monsanto tiene que darse cuenta de que ya no vamos a quedarnos callados”, dijo Barton, que es tercera generación de granjeros y forma parte de una demanda presentada en California por el despacho Baum Hedlund, el mismo que representó a Johnson. “No vamos a tumbarnos y hacernos los muertos. La gente de todo el mundo tiene que saber la verdad sobre este producto y tomar precauciones”.

Barton, de 69 años, señaló que también tiene miedo de que sus tres hijos se enfermen por haber estado expuestos al Roundup. “Mi padre me expuso a esto. Él nunca lo habría hecho si hubiera sabido que era peligroso”, añadió. “Siento culpa al pensar que puse en peligro a mis propios hijos”.

Deborah Brooks describió al LNH como una “tortura”, relatando cómo su marido debía tumbarse en el suelo sobre toallas para intentar detener interminables sangrados nasales y explicando los malestares constantes que lo aquejaban mientras su sistema inmunológico se iba debilitando.

“Nadie debería pasar por eso. Se te va la vida de una forma terrible”, declaró Brooks, cuyo marido tenía 72 años cuando falleció. “Estoy luchando en honor a mi marido y por todos los otros que se han ido antes y los que vendrán… Lo siento mucho por todas aquellas víctimas que no saben que son víctimas”.

Bayer se negó a hacer comentarios sobre los casos de Brooks y Barton. Una portavoz, Charla Lord, afirmó en un correo electrónico que como los Pilliod están en remisión y no hay “ningún indicio de que vaya a haber una recurrencia inminente del cáncer”, la empresa ha pedido que no se adelante la fecha del juicio.

Expertos en derecho han dicho que es posible que la apelación del caso Johnson resulte en una reducción de la indemnización. Los tribunales también podrían concluir que no hay pruebas suficientes de que el glifosato haya provocado el cáncer, o que los abogados no han podido demostrar que el herbicida causó el cáncer de Johnson.

Esos desenlaces serían devastadores para Johnson y un revés para todos aquellos que luchan contra el glifosato. Pero los pacientes con cáncer y sus familias podrán seguir adelante con los juicios al margen de cómo se resuelva el caso de San Francisco, dijo David Levine, profesor de derecho de la Universidad de California.

“Incluso si Monsanto logra una victoria completa en este caso, eso no detendrá a otros demandantes”, concluye.

El llegat verd de “l’home que va detenir el desert” a Burkina Faso

L’agricultor burkinès Yacouba Sawadogo, va guanyar aquest dilluns l’anomenat “Nobel Alternatiu” per transformar hectàrees estèrils del Sahel en un frondós bosc.

“El que he fet és per a les generacions futures. Vull que vegin una terra verda en lloc de com era en el passat”, declara Sawadogo, de 78 anys, en una entrevista telefònica amb Efe des Gourga, llogaret de la regió de Yatenga, al nord de Burkina Faso.

https://www.lavanguardia.com/natural/20180927/452052081401/yacouba-sawadogo-legado-verde-del-hombre-que-detuvo-el-desierto-en-burkina-faso.html

El hombre que detuvo el desierto’, el agricultor burkinés Yacouba Sawadogo,recibió el lunes 24 de septiembre en Estocolmo el Premio Right Livelihood, conocido como el Nobel Alternativo por su trabajo en la transformación de miles de hectáreas estériles del Sahel en un frondoso bosque, una proeza que, según confiesa a Efe, quiere dejar como legado a las próximas generaciones. Continua la lectura de El llegat verd de “l’home que va detenir el desert” a Burkina Faso

El polèmic herbicida glifosat, creat per Monsanto, també fa mal a les abelles

Més de 20.000 espècies, les abelles tenen un paper molt important en l’ecosistema; de fet la producció de l’alimentació i la biodiversitat mundial depèn d’elles. Atès que les poblacions d’abelles estan disminuint dràsticament a escala global, aquests insectes són més necessaris que mai. Els insectes exposats a l’herbicida perden part dels bacteris intestinals beneficiosos i són més fàcilment atacades pels patògens. El glifosat també mata les plantes en bloquejar un enzim que fan servir per produir diversos aminoàcids, components bàsics de les proteïnes.

https://www.lavanguardia.com/natural/20180925/452027471627/polemico-herbicida-glifosato-monsanto-mata-abejas.html

https://www.conasi.eu/blog/consejos-de-salud/abejas-y-ecosistema/

El glifosato, el herbicida más utilizado en el mundo, sigue acumulando indicios en su contra. Además de los diversos estudios sobre la posible relación con cáncer en humanos, una investigación publicada esta semana en la prestigiosa revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos (PNAS) indica que glifosato puede estar perjudicando también a las abejas.

La capacidad del glifosato para matar las hierbas perjudiciales para los cultivos fue descubierta en 1970 por John E. Franz, de la multinacional Monsanto (empresa que explotó la patente en exclusiva durante más de dos décadas). El uso de este producto fue considerado inocuo para las personas y los animales silvestres hasta los años 1990, cuando empezaron a aparecer estudios sobre efectos perjudiciales. Continua la lectura de El polèmic herbicida glifosat, creat per Monsanto, també fa mal a les abelles

Descobreixen que els insectes introdueixen contaminació plàstica en la cadena alimentària

Insectes voladors transmeten microplásticos a les seves larves, les quals són devorades per ocells i ratpenats, i contaminen així la cadena alimentària, ha publicat  la revista Biology Letters.

Estem atrapats, qualsevol organisme que s’alimenti dels insectes d’aigua dolça, durant les fases de la seva vida terrestre, es podria veure afectat pels microplásticos que es troben en els ecosistemes aquàtics.

L’estudi de la londinenca universitat de Reading, demostra com en posar els seus ous en l’aigua els mosquits introdueixen la contaminació per plàstic que invariablement roman en la descendència fins al final de la seva vida.

https://www.prensa-latina.cu/index.php?o=rn&id=212074&SEO=insectos-contaminan-con-plastico-la-cadena-alimentaria

http://bles.com/salud/descubren-que-los-insectos-introducen-contaminacion-plastica-en-la-cadena-alimentaria.html

Biólogos de la Universidad de Reading, Reino Unido, concluyeron que las larvas de mosquito que crecen en medios acuosos contaminados con plástico acaban acumulando dicho material en sus cuerpos desde que nacen hasta que empieza su etapa terrestre.

Las aves, peces y otros animales que viven o frecuentan sistemas acuáticos corren el peligro de ingerir, a su vez, pequeñas piezas de plástico de forma accidental al devorarlos. Continua la lectura de Descobreixen que els insectes introdueixen contaminació plàstica en la cadena alimentària

Alerta pel sucre amagat dels iogurts per a nens

El iogurt si és saludable. El sucre no és dolent, l’organisme ho necessita, el cervell funciona a força de glucosa. Però no hem de consumir més del que necessitem. Ha de suposar el 10% de les calories de la dieta. I a Espanya en nens en edat preescolar i escolar, suposa al voltant del 18-19%. Hi ha un excés de consum diari.

Un dels majors problemes de l’alimentació actual, que pot afectar tant a famílies vegetarianes com no vegetarianes, és l’excés de sucre.

El consum de sucre augmenta el risc de desenvolupar sobrepès, diabetis, i elevació del colesterol i triglicèrids en sang (el que eleva el risc cardiovascular), i afavoreix la formació de càries. A més aporta “calories buides”, el que pot conduir a una manca relativa de nutrients importants com vitamines i minerals. L’Organització Mundial de la Salut recomana que el consum de sucre sigui inferior al 10% de les calories totals de la dieta, i preferiblement menor del 5%. Per a un nen o nena de 5 anys, això significa no més de 15g de sucre al dia.

https://www.lavanguardia.com/ciencia/20180919/451903307155/yogur-azucar-ninos.html

Los yogures dirigidos a los niños contienen el doble de azúcar que los yogures naturales y son una fuente oculta de azúcares libres en la dieta infantil, alerta un estudio que publica la revista BMJ Open.Investigadores británicos de las universidades de Leeds y de Surrey han analizado 921 yogures y otros productos lácticos, como natillas o flanes, de los principales supermercados del Reino Unido y han visto que los yogures dirigidos a los más pequeños, así como los fermentados etiquetados como orgánicos o ecológicos son los que más destacan por su elevado contenido de azúcar. Continua la lectura de Alerta pel sucre amagat dels iogurts per a nens

La fam creix per tercer any consecutiu pel clima

En un ecosistema tots els elements estan relacionats. Una alimentació sana i equilibrada requereix un cost, cost imprescindible per a la seva supervivència que la humanitat no li queda més remei que assumir si vol seguir existint com a espècie.

La situació de la fam és significativament pitjor en els països a on els sistemes agrícoles són extremadament sensibles a la variabilitat de les precipitacions, la temperatura i la sequera, i on els mitjans de vida d’una elevada proporció de la població depenen de l’agricultura.

Com cada any, i en la línia d’assolir una alimentació equilibrada , des del centre es treballa la sobirania alimentaria en el marc del treball cooperatiu a l’assignatura del Projecte Xarxa. Es col·labora amb l’ONG Justicia alimentaria https://justiciaalimentaria.org/

https://www.lavanguardia.com/vida/20180911/451766102203/hambre-crece-tercer-ano-consecutivo-clima.html

El hambre creció en 2017 por tercer año consecutivo, hasta afectar a 821 millones de personas en todo el mundo, lo que supone un regreso a niveles de 2010 por factores entre los que destaca la variabilidad del clima, según la ONU.

Varias agencias de Naciones Unidas presentaron hoy en Roma su informe sobre el estado global de la seguridad alimentaria y la nutrición, que constata que uno de cada nueve individuos sufre hambre.

 En alza

Los datos reflejan un aumento progresivo del número de personas afectadas por la subalimentación (carencia crónica de alimentos) desde 2015 y, según las últimas proyecciones, el incremento en casi 17 millones de hambrientos entre 2016 y 2017.

El director general de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), José Graziano da Silva, precisó en una conferencia de prensa que esta nueva edición se centra en el impacto de la variabilidad del clima y la exposición a fenómenos climáticos extremos más complejos, frecuentes e intensos.

Estancamiento

Esos factores, además de los conflictos y la violencia, están mermando los avances realizados hacia la eliminación del hambre y la malnutrición, según el informe.

Como conclusión, la situación del hambre es “significativamente peor en los países cuyos sistemas agrícolas son extremadamente sensibles a la variabilidad de las precipitaciones, la temperatura y la sequía, y donde los medios de vida de una elevada proporción de la población dependen de la agricultura”.

África

La subalimentación ha aumentado en casi todas las regiones de África, continente donde la prevalencia de este problema es mayor, lo padece el 20,4% de la población, equivalente a 256 millones de personas.

En Asia, que alberga al mayor número de personas con hambre (515 millones de habitantes, el 11,4% de la población), la tendencia a la baja parece estar ralentizándose, mientras que en Latinoamérica y el Caribe la cifra subió a 39,3 millones de personas (el 6,1% de la población) por la desaceleración económica en América del Sur.

Crisis económica

“En los últimos años hemos visto que la crisis económica ha erosionado las conquistas de la década anterior”, señaló Da Silva, que resaltó que cuanto mayor sea la desigualdad, menos se beneficiarán los pobres del crecimiento económico.

El presidente del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), Gilbert Houngbo, llamó la atención sobre la necesidad de no abandonar la lucha contra el hambre y mejorar las inversiones con el fin de promover el empleo y la productividad de los pequeños productores.

Objetivo no realista

Por parte del Programa Mundial de Alimentos (PMA), su director ejecutivo, David Beasley, advirtió de que el objetivo de erradicar el hambre en el mundo para 2030 “no es realista” si se mantiene la tendencia actual.

Tildó de “inexcusable” el reciente incremento de la desnutrición crónica a pesar de la tecnología disponible y reclamó una reforma de las donaciones internacionales para dar más “fluidez y flexibilidad” a los programas de ayuda en contextos cada vez más complejos.

Los niños

El informe también recoge otros datos sobre subalimentación, como la que afecta a los 151 millones de menores de cinco años que continuaron sufriendo retrasos en el crecimiento, aunque la tasa descendió del 25% en 2012 al 22% en 2017.

En lo que se refiere a las distintas formas de malnutrición, coexistentes en numerosos países, más de 50 millones de niños tienen un peso demasiado bajo para su estatura y otros 38 millones sufren sobrepeso.

Obesidad

La obesidad en adultos sigue agravándose y afectaba en 2016 a más de 672 millones (uno de cada ocho), y la anemia entre las mujeres en edad fértil, también al alza, era un problema para 613 millones (una de cada tres).

En la elaboración del informe también participaron la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), cuyos máximos representantes, Tedros Adhanom Ghebreyesus y Henrietta Fore, respectivamente, mandaron sendos mensajes a favor de reforzar los sistemas alimentarios sostenibles para mejorar la calidad de las dietas.

Un símbol contra els agrotòxics

Aquesta és la realitat. Després d’anys de treballar com fumigador, va contreure una polineuropatia tòxica severa. Als 53 anys, pesava menys de 40 quilos. Va morir ahir després de patir una pneumònia per la qual estava internat des de feia cinc dies

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=246330&titular=un-s%EDmbolo-contra-los-agrot%F3xicos-

Fabián Tomasi, el exfumigador de la localidad entrerriana de Basavilbaso que dedicó los últimos años de su vida a luchar contra los agrotóxicos, falleció ayer tras padecer una neumonía por la que estaba internado desde hacía cinco días. Se le había declarado desde hacía varios años una polineuropatía tóxica metabólica severa, que le causó una disfunción del sistema nervioso periférico. Contrajo la enfermedada a raíz del contacto con los venenos, ya que, según explicó, nadie le advirtió de los riesgos que corría y trabajaba sin protección. Es el protagonista del libro Envenenados, del periodista y escritor Patricio Eleisegui, que lo convirtió en un símbolo mundial de la lucha contra los agrotóxicos. Y uno de los retratados por Pablo Piovano en su ensayo fotográfico El costo humano de los agrotóxicos. Continua la lectura de Un símbol contra els agrotòxics

Trobat el primer tauró omnívor

Fins ara els taurons eren carnívors, normalment ingereixen una gran varietat de preses, de plàncton microscòpic fins a cetacis. Els taurons tenen extremament desenvolupat el sentit de l’olfacte, essent capaços de detectar vestigis de substàncies, com la sang a l’aigua, i seguir-ne la pista fins al seu origen.

Una excepció és el tauró cap de pala (Sphyrna tiburo), parent dels taurons martell, és abundant en tot el litoral americà i és conegut per menjar altres peixos, gambes, crancs i cargols. Un equip de científics de la Universitat de Califòrnia a Irvine i de la Universitat Internacional de Florida (ambdues als EUA), revela que aquest esqual, de menys d’un metre de llarg, consumeix grans quantitats d’algues marines de manera voluntària. En total, fins a un 62,1% de la seva dieta està composta per plantes.

https://www.lavanguardia.com/natural/animaladas-videos/20180910/451735425702/tiburon-cabeza-de-pala-omnivoro-dieta-algas-estudio.html Continua la lectura de Trobat el primer tauró omnívor