L’incendi de Llutxent es descontrola: es dirigeix a Gandia i calcina 20 habitatges

L’evolució de les flames és “molt convulsiva” i d’un “impacte terrible” en arribar a un barranc a les rodalies de Gandia.  Un canvi sobtat en la direcció del vent en les últimes hores ha calcinat 20 habitatges i diversos vehicles a la zona de la Marxuquera, al terme municipal de Gandia, tal com ha confirmat la Generalitat Valenciana. Les flames superen els 20 metres d’altura en alguns punts i ja són sis els municipis afectats.

El Govern ha enviat quatre avions amfibis i tres helicòpters, així com una Brigada de Reforç contra Incendis Forestals. Ja han cremat més de 2.900 hectàrees i el vent no ajuda al seu control.

Cal una nova cultura del foc. L’equip d’agents mediambientals que treballa en la investigació de les causes de l’incendi ha constatat gràficament que l’origen del foc va ser la caiguda d’un llamp sobre un arbre a la matinada de dilluns. Les condicions climàtiques ens superen.

Això és el que queda del Refugi-Aula d’educació i investigació ambiental, ubicat al Paratge Natural , (entre els termes de Llutxent i Pinet) destruït pel foc.

Ver imagen en Twitter

Ver imagen en Twitter

https://www.elconfidencial.com/espana/comunidad-valenciana/2018-08-08/incendio-llutxent-gandia-desalojados_1602312/

Las tareas de extinción del incendio que afecta a Llutxent (Valencia)han comenzado a las 7:00 horas después de una noche muy complicada. Fuera de control, el fuego se dirige a Gandía y ha arrasado ya 2.900 hectáreas, lo que ha obligado a evacuar a casi 3.000 personas. Un cambio repentino en la dirección del viento en las últimas horas ha calcinado 20 viviendas y varios vehículos en la zona de la Marchuquera, en el término municipal de Gandía, tal y como ha confirmado la Generalitat Valenciana. Las llamas superan los 20 metros de altura en algunos puntos y ya son seis los municipios afectados.

En las labores de extinción trabajan 27 medios aéreos y 700 agentes forestales y bomberos, que con ayuda de miembros de la Unidad Militar de Emergencias, tienen como objetivo inmediato controlar el incendio. Además, el Gobierno ha enviado cuatro aviones anfibios y tres helicópteros, así como una Brigada de Refuerzo contra Incendios Forestales. En concreto se han desplazado a la zona dos aviones anfibios Canadair de 5.500 litros de descarga de las bases de Los Llanos (Albacete) y de Zaragoza, así como dos anfibios de 3.100 litros de Manises (Valencia). El presidente de Ejecutivo, Pedro Sánchez, se ha puesto en contacto con el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, para trasladarle “todo” su apoyo” y solidaridad.

Ver imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en Twitter

Declaración de zona emergencia

El alcalde de Llutxent, Pep Estornell, confirma que el incendio “sigue descontrolado” y que se está levantando un “fuerte viento” que “no está ayudando nada”. En declaraciones a ‘Espejo Público’ agradece toda la colaboración. Por su parte, Ximo Puig reconoce que “el éxito” de la extinción dependerá “mucho” de la meteorología. En una entrevista en La Sexta ha dicho no atreverse a decir que en las próximas horas se pueda dar por controlado y ha remarcado que “en el temas del mantenimiento de los bosques nunca se hace lo suficiente”. “Es imposible mantener los bosques como su fueran un jardín”, ha añadido.

Las llamas se dirigen hacia Gandía. Su alcaldesa, Diana Morat, ha alertado de que “el fuego tiene una virulencia parecida a los incendios de Grecia” del pasado mes de julio, lo que va a obligar a cambiar el protocolo para abordar la situación. En declaraciones a ‘Más de Uno’ de Onda Cero ha señalado que “no hemos sido capaces de controlar un fuego que cada vez ha conseguido alcanzar más superficie en mitad de varias poblaciones”. El Ayuntamiento de Gandía pedirá al Gobierno la declaración de zona de emergencia.

Ver imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en Twitter El viento, el gran enemigo

Fue durante la tarde de este martes cuando el fuego se avivó por vientos de hasta 70 kilómetros por hora. “Duró muy pocos minutos pero fue el mejor aliado del fuego”, ha declarado el director general de la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emegencias de la Generalitat, José María Ángel. Ya por la noche cayeron algunas gotas, sin embargo la previsión meteorológica este miércoles no faciltará mucho las cosas, ya que se esperan rachas de viento de 30 kilómetros por hora a partir de mediodía y temperaturas que alcanzarán los 35 grados. Las primeras hipótesis apuntan a que el fuego fue causado por un rayo.

El fuego ha afectado a gran parte del Paraje Natural de El Surar, entre las localidades de Llutxent y Pinet. De hecho el aula de educación e investigación ambiental ha quedado arrasada por el fuego. El peor del verano y con dos frentes activos

El incendio, el peor de lo que llevamos del verano, permanece activo con dos frentes. Uno de ellos avanza hacia una zona muy escarpada que está dificultando el trabajo del operativo y el otro lo hace hacia el sur, donde hay varias granjas que peligran. La rapidez con la que se propaga el fuego obligó anoche a evacuar, de manera preventiva, a 163 vecinos del pueblo de Pinet. De hecho, incluso el centro de mando avanzado instalado en esta pequeña localidad tuvo que ser evacuado y desplazado a otra zona ya que las llamas se acercaron a 300 metros.

Varias carreteras siguen cortadas, entre ellas la CV-608 entre Lllutxent y Pinet a partir del kilómetro 3,5 y la CV-675, de Gandía a Simat, como medida de seguridad, sobre todo por la falta de visibilidad debido al humo y las cenizas.

Entre los desalojados hay varios turistas, sobre todo familias inglesas y francesas, que han pasado la noche en polideportivos o centros habilitados por el ayuntamiento de Llutxent.

https://www.publico.es/sociedad/incendio-llutxent-arrasado-2600-hectareas-amenaza-gandia.html

El incendio forestal declarado el pasado lunes en Llutxent (Valencia) ya ha arrasado cerca de 2.600 hectáreas y ha afectado a una veintena de casas de la Marchuquera, en el término de Gandía, tras una noche en la que las llamas avanzaron ayudadas por vientos de hasta 70 kilómetros por hora.

Así lo ha asegurado el director general de la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias de la Generalitat, José María Ángel, quien ha señalado que se prevé que a lo largo del día participen en las labores de extinción 27 medios aéreos, que ya han comenzado a incorporarse a primera hora.

Según José María Ángel, la evolución de las llamas fue “muy convulsiva” y de un “impacto tremendo ayudadas por el viento de hasta 70 kilómetros por hora” al llegar a un barranco en los alrededores de Gandía.

Por ello se actuó en urbanizaciones como La Marchuquera, donde el fuego ha afectado a entre 10 y 20 casas, La Ermita, Montepino y Montesol.

“Este fenómeno meteorológico fue de muy pocos minutos pero es el mejor aliado que tiene el fuego”, ha dicho el director general, quien ha recordado que a consecuencia del incendio ya han sido desalojadas cerca de 2.600 personas.

Los medios aéreos han salido a primera hora de hoy coordinados por los operativos que han trabajado esta noche, lo que permite que vayan directamente a los puntos concretos donde lanzar el agua y los retardantes.

También se han incorporado medios de los Consorcios de bomberos de Alicante y Castellón y bomberos de la ciudad de Valencia, así como una unidad de la UME de Zaragoza, y también efectivos de otras autonomías españolas.

“Tenemos un gran trabajo hasta las once de la mañana, periodo en el que no habrá viento y, tras la carga de humedad que ha habido esta noche, hay que aprovechar estas horas, que son cortas, porque a partir de las 12 de mediodía empiezan a elevarse mucho las temperaturas y se prevé que vuelva a haber rachas de viento”, ha dicho.

El origen fue un rayo

El equipo de agentes medioambientales que trabaja en la investigación de las causas del incendio ha constatado gráficamente que el origen del fuego fue la caída de un rayo sobre un árbol en la madrugada del lunes, según ha informado la Conselleria de Medio Ambiente en su cuenta de Twitter.

Según Ángel, la zona afectada por el fuego es en su mayoría campos de cultivo abandonados y zonas quemadas en anteriores incendios. Su extinción está siendo complicada debido a la dificultad de acceso.

Se han desplazado 600 efectivos terrestres y 25 aéreos, del Consorcio Provincial de Bomberos de Valencia, de Bomberos Forestales de la Generalitat, de la Unidad Militar de Emergencias (UME), de Divalterra y de la Agrupació Contra Incendis Forestals (ACIF); además de bomberos de comunidades como Castilla la Mancha, Murcia y Aragón.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *