La UE no veu necessaris nous estudis sobre els residus nuclears de l’Atlàntic després d’admetre que no coneix el seu estat

Els residus nuclears són un perill en qualsevol lloc de l’univers. La Comissió Europea, en resposta a l’eurodiputat socialista José Blanco, indica que no preveu revisar almenys fins a 2020 si Espanya està vigilant de forma correcta la possible radioactivitat que pugui arribar a les costes.

https://www.eldiario.es/galicia/politica/UE-necesarios-estudios-nucleares-Atlantico_0_766773615.html

La Comisión Europea acaba de responder al eurodiputado socialista José Blanco que no ha recibido “ninguna prueba sobre la necesidad de realizar nuevos estudios del estado de los residuos radiactivos” vertidos durante años en la denominada fosa atlántica, frente a las costas gallegas. Una respuesta que se produce  después de que la propia Comisión admitiese en otra repuesta previa que no tiene “conocimiento de nuevos estudios científicos”sobre el estado de esos residuos. Esto es, la UE dice que no tiene pruebas de que nada malo esté pasando con esos residuos pero que desconoce si alguien está supervisando si algo va mal o no. Continua la lectura de La UE no veu necessaris nous estudis sobre els residus nuclears de l’Atlàntic després d’admetre que no coneix el seu estat

Barcelona dissenya una xarxa de “refugis climàtics” contra les onades de calor

Article dedicat a Barcelona, val la pena llegir. Actualment Barcelona pateix una onada de calor (quan les temperatures màximes superen 33,1ºC durant tres dies consecutius) cada quatre anys. Si no s’actua, el 2050 seran entre quatre i cinc onades de calor a l’any. Actualment hi ha 22 dies a l’any en què el termòmetre supera els 30 graus. En 2050, seran 80.

Barcelona ha rebut la certificació de la xarxa de ciutadans pel lideratge climàtic C40 que reconeix l’elevada qualitat del Pla Clima i certifica que és compatible amb els acords de París. Només Nova York i París han rebut aquesta certificació.

https://elpais.com/ccaa/2018/04/24/catalunya/1524595296_893079.html#?ref=rss&format=simple&link=link

El Ayuntamiento de Barcelona fijó este martes su hoja de ruta para mitigar los efectos del cambio climático en la ciudad. Los objetivos que se ha marcado el Consistorio deben alcanzarse antes de 2030 y, además de reducir la contaminación, también cuenta con mecanismos –como la construcción de una red de “refugios climáticos” para las personas vulnerables a las olas de calor– para los efectos que ya son imparables. El informe, presentado este martes, se denomina Plan Clima y en él también aparecen los efectos que sufrirán los barceloneses si no se actúa contra el cambio climático. Si todo continúa como hasta ahora, en 2050 aumentará dos grados la temperatura global del planeta. Actualmente Barcelona sufre una ola de calor (cuando las temperaturas máximas superan 33,1ºC durante tres días consecutivos) cada cuatro años. Si no se actúa, en 2050 serán entre cuatro y cinco olas de calor al año. Actualmente hay 22 días al año en los que el termómetro supera los 30 grados. En 2050, serán 80. En la actualidad hay reservas de agua en la ciudad para un año pero en 2050 se prevé una necesidad de recursos adicionales de agua potable de 18 hectómetros cúbicos al año. Las inundaciones serán más frecuentes y se perderán playas como la de Sant Sebastià, en la Barceloneta. Continua la lectura de Barcelona dissenya una xarxa de “refugis climàtics” contra les onades de calor