Había una vez…

Los volcanes están inmersos en el maravilloso mundo de los cuentos.  Las fórmulas de inicio de los cuentos son mágicas, consiguen en pocas palabras atrapar los oidos de los oyentes. Forman parte de la propia estructura narrativa. Aquí os dejo algunas fórmulas de inicio de cuentos. Espero que resulten útiles:

A mí me contaron una vez que era…
Una vez dicen que dijeron que había…
Esta era una vez que había…
Pues vamos a ver que dicen que había una vez…
Cuentan que cuentan que me contaron…
En cierto pueblo…
En cierto país ¡muy lejos, muy lejos!, que de lejos que era ya no me acuerdo ni dónde era….
En la tierra del olvido, donde nadie se acuerda ya de nada…
Allá, en un país muy lejano…
Hace mucho tiempo… 
En tiempos / En tiempos malos…
En tiempos muy remotos…
Esto ocurrió hace mucho tiempo, y así como me lo contaron a mí os lo cuento yo a vosotros…
En cierta ocasión / Cierto día…
En aquellos años en que se pasó muchísima hambre…
Esto que os voy a contar sucedió hará cien años, más o menos…
Hace ya muchísimos años…
Cuentan que hace muchos siglos Cuando los animales hablaban / Cuando los burros volaban, uno que lo vio me contó…
En tiempos de Maricastaña…
Allá por el año catapún…
¡Vayan cuentos y vengan cuentos!
Cuento va y cuento viene, no te creas nada de lo que te cuenten…
Cuentan y no paran de contar…
Cuentan los que lo vieron (yo no estaba, pero me lo dijeron)…
Mi abuelo me contaba …
Aquí estoy para contarte la historia…