Bajaré hasta la alameda

Imagen: obra de  Irma Gruenholz; canta: Ricardo Lezón: Arena y romero

Voy a quedarme muy quieto sudando en esta cama, espantando a los recuerdos y escuchando música rara. Y cuando empiece a anochecer, bajaré hasta la alameda, me sentaré en una terraza a esperar a que aparezcas.  Y hablaremos de bobadas, beberemos unas cervezas, planearemos -como siempre- un viaje a la playa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *