Category Archives: recomanacions

Àlbums il·lustrats

A l’atenció de la Directora/Director

Benvolgut, volguda

Espero que totes les menges d’aquest dies se us estiguin posant bé. Diria que som a l’equador de les convocatòries gastronòmiques, no?

Potser la vostra família és de les que encara van fer cagar el tió el dia de Nadal, i no està per invents vinguts foranis: els pares noels, els arbres, els amics visibles-invisibles… Jo ja ho entenc que el comerç apreta molt però, què voleu que us digui, amb el tió i els Reis d’Orient jo ja en tinc prou. Digueu-me “raru”, que potser ho sóc.

Ara els “tions” acostumen a anar més farts, temps enrere amb quatre dolçaines i llaminadures ja es feia el fet, ara no. Fins i tot hi ha soques que caguen llibres per a tots els de la casa. Si sou d’aquests, us recomanaria que feu atenció, sobretot, als àlbums il·lustrats perquè, segons sembla, estan recuperant la força. Una bona notícia, sens dubte.

Us heu preguntat com és que, tot i fer una colla d’anys que existeixen, no passen de moda? Per què quan entres en una llibreria sempre n’hi ha algun de nou i, sovint, espectacular? De vegades m’he plantejat la pregunta de si les noves tecnologies se’ls “empassaran”, si pesaran més els àlbums llegits en una “tauleta” que en paper. Llavors, però, penso que, de moment, hi ha un seguit de peculiaritats d’aquest gènere que costarien molt de substituir: el cerimonial de passar les pàgines a poc a poc, la lectura de la imatge que vol imprimir moviment…

Us recomano que, si us ve de gust, entre torró i “suca mulla” de neula i cava, llegiu aquest article publicat a Vilaweb fa pocs dies perquè, com diu en Ricard Peris de l’Editorial Andana, “en aquest món que canvia de paradigma, anant del paper al digital, l’àlbum il·lustrat ha sabut trobar i potenciar tot allò que no té ni pot oferir una tauleta digital.”

Que tingueu un bon Cap d’any!!
Gràcies per ser-hi, de debò!

Especial de literatura infantil: la bona salut de l’àlbum il·lustrat

Els editors recomanen tres títols del seu catàleg i un de la competència

http://www.vilaweb.cat/noticia/4224885/20141222/especial-literatura-infantil-bona-salut-lalbum-illustrat.html

Autor: Montserrat Serra

Just abans de la crisi, l’àlbum il·lustrat travessava un moment dolç. Autors i il·lustradors de qualitat oferien àlbums que es consolidaven en el mercat interior i, a més, havien començat a internacionalitzar-se. Cinc anys després, s’ha afermat aquesta internacionalització? En parlen alguns editors especialitzats, que situen l’àlbum il·lustrat en un espai central de l’edició infantil, entre més raons perquè se sap adaptar al canvi de paradigma dels nous lectors.

L’àlbum il·lustrat, adaptat als temps canviants

“L’àlbum il·lustrat és una peça fonamental que avui sosté la literatura infantil’, explica Ricard Peris, editor d’Andana, ‘sobretot perquè el llibre educatiu ha baixat i amb la crisi ja sabem que el sector viu una situació complicada. I si no que ho demanin als autors de literatura infantil i juvenil que s’han constituït al voltant de la plataforma Autors en Perill d’Extinció, per denunciar la socialització del llibre literari a les escoles’. Continua Peris: ‘Però, tornant a l’àlbum il·lustrat, crec que s’ha situat en un espai central, com una de les fonts més importants del llibre infantil. I això perquè en aquest món que canvia de paradigma, anant del paper al digital, l’àlbum il·lustrat ha sabut trobar i potenciar tot allò que no té ni pot oferir una tauleta digital.”

I afegeix encara: “En el món d’avui, la cultura de la imatge cada vegada té més adeptes. Els còmics, per exemple, que hi havia qui deia que anirien desapareixent, s’han reforçat. I hem de tenir en compte que els lectors infantils han canviat la manera de llegir per l’efecte de les xarxes socials. Per això es dóna prioritat a la il·lustració. En aquest món on mana la imatge, l’àlbum il·lustrat també transmet unes emocions que ara com ara no es poden aconseguir amb una tauleta. Perquè passar una pàgina de paper és gairebé com obrir una porta, s’assembla a la contemplació d’un quadre en un museu.”

“Però, és clar, cal fer bons llibres il·lustrats, que expliquin una història, amb un inici, un nus i un desenllaç. En aquest sentit, nosaltres hem tingut molta sort de trobar els àlbums d’Oliver Jeffers. Són llibres que conten històries i atrapen els petits lectors. Fer una bona edició dels llibres també és important, perquè amb la crisi els lectors s’han tornat més exigents. Per això és important el tipus de paper (el tacte també aporta emoció), i els recursos del llibre com a objecte. D’aquest elements, n’hem de tenir molta cura per continuar fidelitzant el paper. Hem de mantenir els punts forts que té el llibre en paper. Hem d’apostar pel llibre com a objecte.”

 

1

http://www.laninapolilla.es/

La internacionalització es consolida

L’àlbum il·lustrat viu un bon moment al país, però s’ha aconseguit internacionalitzar? Segons que explica Gonçal López Pampló, director editorial del grup Bromera, que inclou en infantil i juvenil els segells Bromera, Tàndem i Animallibres, ‘és un moment d’alt nivell creatiu i exportem força, tot i que autors i il·lustradors haurien de ser encara més ben considerats. Però sí que exportem, i tant! Cada any publiquem àlbums que portem a la fira de Bolonya, la més important del món en l’àmbit del llibre infantil i juvenil, i en venem els drets a uns altres països. Un exemple: “Cara de pardal”, de Rosio Bonilla, s’ha venut al Canadà i aviat el podríem vendre a la Xina i a algun altre país. Els àlbums il·lustrats fets per autors d’aquí tenen interès a fora: l’associació americana de sociologia va estar molt interessada en “La por del passadís” de Sergi Portela i Raimon Portell. Tot i que al final no va sortir, trobo que aquest interès és molt significatiu. I un altre exemple: la col·lecció “Els animals del jardí”, de Gemma Armengol i Òscar Julve, l’hem venuda a la Xina.’ I conclou: “L’àlbum il·lustrat és de gran importància per al sector. Potser no ho és en el conjunt de la facturació, on són determinants les recomanacions de l’escola, però és una lectura que no passa per l’escola, que compren el pares, i cal ser molt curosos.”

1

Un fenomen: els llibres sobre les tradicions per a nens de 2 a 5 anys

Iolanda Batallé, de la Galera, s’enorgulleix dels cinquanta-un any de l’editorial i la política d’autor que s’ha fet, especialment els darrers sis anys en què ha estat al capdavant: “És un fet troncal a la Galera. Dels dos-cents títols que publiquem cada any, el 70% són d’autors del país. El 90% del meu temps el dedico a vendre els meus autors a uns altres països i això tant serveix per als de literatura infantil com per als de juvenil. Per exemple, els llibres de Josep Lluís Badal, “Els llibres d’A” o bé la sèrie de Jan Plata, els hem venuts a quatre països i Atlantyca (que té els drets de Geronimo Stilton, per veure’n les dimensions) els representa a tots els països d’Orient. Així mateix, Right People, que és la millor agència literària infantil i juvenil del món, representa Badal, que és l’únic autor de l’agència que no és anglosaxó. I la sèrie d’Elvis Riboldi també s’ha traduït a tres països. I el llibre “Els límits de la vida” de David Bueno, Salvador Macip i Eduard Martorell, l’hem venut a Alemanya (Hanser), Itàlia (Salani) i sis països més hi estan interessats.”

Captura de pantalla 2014-12-29 a les 21.34.25

“Però si ens centrem en el llibre infantil, el gran fenomen (que després unes altres editorials han seguit, com és lògic) són els llibres de Roser Calafell dedicats a les tradicions. L’últim sobre els Pastorets. Només et diré que en cinc anys n’hem publicat cinquanta títols i n’hem venut vora 300.000 exemplars. T’asseguro que no hi ha família a Catalunya que no en tingui un exemplar, d’aquesta col·lecció. Jo diria que el fenomen és de la dimensió de ‘El zoo d’en Pitus’ de fa unes dècades. També cal destacar l’èxit del Patatu, que ara s’ha convertit en un espectacle teatral, i de la sèrie del petit drac Coco.”

Captura de pantalla 2014-12-29 a les 21.35.11

Alzheimer

A l’atenció del Director/a

Benvolgut, benvolguda,

una bona directora de centre em fa arribar, amablement, aquest avís per demà. Atès que la temàtica s’ho val i que el seu redactat és impecable, l’empro per presentar-vos la recomanació

A la tardor del 2007, a Pasqual Maragall, ex-president de la Generalitat, se li diagnostica Alzheimer. Superat el cop inicial, ell i la seva família inicien una croada contra la malaltia, i, des del primer moment, aquesta pel•lícula es converteix en testimoni d’excepció. Amb intel•ligència, sinceritat i bon humor, Maragall es deixa retratar juntament amb la seva família i els metges per deixar constància del dia a dia de la seva lluita personal.

Demà dia 1 de juny al programa Sense ficció TV3 es projecta aquest documental que és enriquidor per a qualsevol persona. Penso que els nostres alumnes, potser els més grans ( mitjà i superior) haurien de saber  i conèixer una malaltia que bé podria afectar als seus avis i prendre consiècnia de la vulnerabilitat de la nostra salut. Jo vaig tenir la sort de veure’l recentment i no em va deixar indiferent. És un documental alliçonador i un cant a la vida. Val la pena!

http://blogs.tv3.cat/senseficcio.php  Bicicleta , cullera,  poma

Què fer-ne, com, sempre, a criteri vostre.

Gràcies.

Especialistes de música

A l’atenció del Director/a

Benvolguda, benvolgut,

la Sra. Susana Rodríguez, mestra especialista de l’Escola “Les Eres” de Creixell, dins d’un correu@ més llarg m’hi inclou una recomanació que considero que valdria la pena que reenvièssiu a les persones responsables de l’educació musical del vostre centre.

…per últim, li poso el link d´un vídeo molt interessant on apareix Benjamin Zander, director de la Filharmònica de Boston, parlant i fent reflexions sobre la música clàssica i, tot i que es desenvolupa dins d´una sessió de coaching, se´n poden extreure conclusions molt bones.

Imatge de previsualització de YouTube

Llegir als alumnes

A l’atenció del Director/a

Benvolguda, benvolgut,

m’acaba d’arribar a les mans aquesta proposta. Tinc la immensa sort que cada dia en rebo més d’una. Algunes estan excessivament “contextualitzades” per difondre-les. En aquest cas, però, i amb l’autorització requerida, us faig a mans una proposta EXCEL.LENT.  La majoria dels grans mestres de la història han reconegut el valor educatiu immens que suposa sentir llegir bé, i afegiria que apassionadament, cada dia a un adult. En “FRATO” (F. Tonucci) sempre ho recomana.
Per la seva part, la Sra. Lola Casas, mestra de l’Escola Pública “camí del mig” de Mataró i prolífica autora de poesia,  també ho recomana amb vehemència.  Ho podreu comprovar si llegiu el fragment que us adjunto. Es tracta de les primeres pàgines del primer llibre que diria que va publicar, el “Tot Dahl”, editat per Galera, em sembla recordar. Un llibre, com us deia, de lectura imprecindible per a mestres, de qualsevol etapa, si proposen als seus alumnes lectures d’aquest autor magnífic i prolífic autor de literatura infantil i juvenil.

“Llegiu als infants, el mestre, la mestra, en veu alta. cada dia una mica.
I no els llegiu qualsevol cosa, no. llibres que trobeu interessants, que tinguin qualitat”

Francesco Tonucci

Sota pressió

A l’atenció del Director/a

Benvolgut, benvolguda,
aquest matí remenant en una llibreria de Reus he tingut a les mans, i he fullejat una estona, un llibre que em sembla que pot resultar d’allò més interessant per llegir aquest estiu: “Bajo presión”, de Carl Honoré, autor d’ “Elogio de la lentitud”. D’aquest autor i de les seves idees és d’on es va inspirar, probablement, en Joan Domènech, de “l’Elogi de l’educació lenta” publicat per Graó. D’en Domènech fa pocs dies us en vaig “parlar” i us vaig recomanar la visita a la pàgina web de la seva escola. Ho recordeu?. Doncs bé, dins el darrer número de la revista Integral” hi ha una entrevista amb aquest autor que, potser us interessarà de llegir.

Veureu que, en part, està relacionada amb una de les darreres idees que ha posat damunt la taula l’actual Consellera d’Ensenyament, la Sra. Rigau. Personalment, sóc de l’opinió que, en part, no li manca raó quan diu que els infants i els adolescents de la nostra societat viuen en una situació estressant per un excès d’activitats extreescolars. En pot ser una de les causes, n’hi ha moltes més, de ben segur.

http://www.larevistaintegral.com/1125/carl-honore-nos-invita-a-aliviar-la-presion-sobre-nuestros-hijos.html

Carl Honoré nos invita a aliviar la presión sobre nuestros hijos

El autor de ‘Elogio de la lentitud’ asegura que hemos secuestrado la infancia de los niños llenándoles sus agendas .Una mujer de Madrid que contrató a tres canguros para su hijo de 2 años (una le hablaba en inglés, otra en francés y la tercera, en mandarín); una pareja de Nueva York que demandó a la escuela privada de su pequeño cuando se enteraron de que no le habían incluido en la clase para músicos “dotados”… Por Anabel Herrera.

Son algunos de los casos más surrealistas con los que se ha topado Carl Honoré a la hora de escribir su nuevo libro,Bajo presión (Ed. RBA). Para escribirlo, el periodista escocés se pasó dos años viajando por toda Europa, América y Asia y entrevistándose con cientos de expertos y padres con el fin de analizar la situación de la infancia en la actualidad.
Todo empezó en una reunión de padres en la escuela de su hijo, cuando la profesora de Arte lo definió como “un joven artista superdotado”. Aquella misma noche, Carl buscó en internet cursos y profesores particulares para potenciar el don del niño. Lo que no se esperaba era la reacción del futuro Picasso de 7 años: “Papá, yo no quiero un profesor particular, sólo quiero dibujar. ¿Por qué los adultos tienen que controlarlo todo?”

Usted intentando decidir por su hijo y resulta que él tiene más criterio.

Fue un momento de shock, un grito de alarma para el sistema, y también una terrible ironía. Ahí estaba yo, el autor de un libro llamado Elogio de la lentitud, que va sobre dejar que las cosas pasen a su propia velocidad, intentando acelerar el desarrollo artístico de mi hijo. Me sentí avergonzado y decepcionado de mí mismo. Hoy en día es muy fácil como padre dejarse llevar por la competencia. El resultado es que nuestro noble y natural instinto de hacer lo mejor por nuestros hijos llega demasiado lejos y roza la caricatura. Pero es una manera errónea de enfocar la infancia y los niños lo saben, por eso es tan importante escucharlos. Doy gracias a mi hijo mayor por impedirme llegar tan lejos. Sin duda, ¡me pedirá una parte de los derechos de autor del libro!
Después de leer el libro, te quedas con la impresión de que lo estamos haciendo realmente mal con la infancia.
La verdad es que mi intención nunca fue hacer que la gente, especialmente los padres, se sintieran peor de lo que nosotros mismos nos hacemos sentir. Como padre de dos hijos, sé lo duro que es, y lo último que necesitamos es que alguien venga y nos haga sentir más fracasados. Naturalmente, tenía que mostrar en qué nos estamos equivocando como cultura, pero hay que admitir que también estamos haciendo algunas cosas realmente bien. Por ejemplo, doy la bienvenida a la forma en que la familia ha sido democratizada y se ha vuelto más informal, menos rígida entre sus miembros. Ha ocurrido en España y en muchos otros sitios. Ahora los padres están más involucrados en la educación infantil que nunca. Es sensacional.

¿En qué nos hemos equivocado?
Uno de los problemas centrales hoy en día es que los padres han perdido su confianza. Dudamos de todo lo que hacemos y a menudo nos sentimos fracasados, por eso nos hemos vuelto adictos a los libros de paternidad y a los consejos de gurús. Como padres, conocemos a nuestros hijos mejor que nadie, así que el mejor camino es confiar en nuestros instintos. Escribí Bajo presión para dar a los lectores confianza para descartar la presión paritaria y el ruido confuso que nos llega a través de la industria de los consejos sobre la paternidad y de los medios de comunicación, y encontrar así el equilibrio que más conviene a la propia familia.

¿A qué se debe que estemos más preo-cupados por nuestros hijos en el presente que en cualquier otro momento de la historia?
A múltiples factores. Por ejemplo, que las familias sean más pequeñas que nunca implica que tenemos más tiempo para invertir en cada niño. Menos niños en una familia requiere una inversión genética más grande por niño, lo cual nos hace estar más ansiosos. Porque hay una gran diferencia psicológica entre tener nueve hijos y uno. El hecho de que los tengamos más tarde que nunca en la vida también aumenta nuestra ansiedad. Una mujer que tiene su primer hijo –y quizás el único– a los 39 años estará mucho más preocupada y será más intervencionista que una que lo tiene a los 19 años. Por otra parte, tener hijos más tarde también significa que llegamos a la paternidad después de muchos años en el puesto de trabajo y hacemos en casa lo mismo que en la oficina: gastamos mucho dinero y tratamos con muchos expertos. En otras palabras, estamos profesionalizando la paternidad. El mundo es más competitivo hoy en día y esto aumenta la sensación de que tenemos que proteger a nuestros niños con una energía sobrehumana para equiparlos para el mundo moderno. El aumento del consumismo, además, ha creado una cultura perfeccionista donde esperamos que todo sea perfecto: dientes perfectos, cuerpo perfecto, casa perfecta, vacaciones perfectas… y un niño perfecto para el retrato.

Estamos en la era del niño dirigido y todos, desde el Estado hasta la publicidad, hacen planes en relación con la infancia. ¿Qué hay de malo en prestarles un poco de atención? Claro que tenemos que prestar mucha atención a los niños, pero parte de la atención que se ha dirigido sobre la última generación es positiva y parte, no. Dudo mucho de que la mayoría de las compañías que venden productos a los niños lo hagan porque quieren que su vida sea mejor. Seamos sinceros, venden por dinero. Está muy bien que se dedique tanto dinero, tiempo y energía a educar a los niños, el problema es que todo ese esfuerzo no se está poniendo en la dirección correcta. En la mayoría de países, los sistemas educativos siguen el modelo del siglo XIX: llene a los niños con información y póngales a prueba una y otra vez. Es completamente inútil en la economía del conocimiento del siglo XXI. Necesitamos escuelas que cultiven la creatividad.

Para el año 2020, las enfermedades mentales serán una de las principales causas de mortalidad o discapacidad en jóvenes. ¿No será que antes no las detectábamos?
Estoy seguro de que los niños siempre han sufrido enfermedades mentales, algunas de ellas genéticas, otras provocadas por negligencia, malos tratos u otras presiones externas. Pero el mundo moderno parece que tenga una habilidad especial para hacer que la gente, tanto niños como adultos, enfermen mentalmente. Las estadísticas hablan por sí mismas. Y luego está la cuestión del tratamiento que le damos a la enfermedad mental. Antes que atacar la raíz del problema, optamos por la vía rápida, la medicación. Cuando una sociedad comienza a jugar con la química del cerebro de sus niños, es una señal muy clara de que ha perdido su camino.

En el libro dice que uno de los motivos de que haya niños sobreocupados es la irrupción de la madre trabajadora.
Ser madre trabajadora definitivamente no es el factor universal. En mi vecindario de Londres, muchas mujeres dejan de trabajar cuando tienen hijos y, no obstante, los matriculan en centenares de actividades organizadas. Pienso que ya no valoramos cosas que son simples, como que los niños jueguen libremente en su propio parque. Sentimos que todo se tiene que estructurar, supervisar, organizar y presupuestar en forma de dinero. ¿Cómo resolver el problema? Para muchas familias una manera es trabajar menos para tener más tiempo libre, pero no siempre es posible. Para mí, una solución sería organizar el juego inorganizado. Suena como una paradoja, y lo es, pero puede funcionar. Así, se podría organizar que el niño vaya por la tarde a jugar al parque con otros niños. Habría adultos supervisando, pero se quedarían al margen y permitirían a los niños jugar libremente como hacían antes de la explosión de todas estas actividades altamente programadas.

¿Es negativo decir a los niños lo guapos y lo listos que son?
El amor propio es importante, pero ponemos demasiado énfasis en ello. Y falla. La investigación muestra claramente que cuando a los niños se les dice constantemente lo maravillosos que son y nunca son criticados, entonces su amor propio se puede convertir en una prisión. El niño tiene miedo de tomar riesgos por si su imagen perfecta queda deslustrada y es menos capaz de aceptar la crítica y el consejo. Se vuelve más ansioso y se paraliza. Alabar a un niño sólo por su habilidad puede fallar a la larga. Cuando la cosa se pone dura, es más probable que se rinda, creyendo que su talento innato ha llegado a sus límites y no puede ir más lejos. Pero un niño que ha sido alabado por su esfuerzo tiene más herramientas para cambiar cuando las cosas se vienen abajo; puede trabajar más duro.

¿No cree que todas las generaciones han presionado a sus hijos?
Naturalmente. Lo que ha cambiado es el tipo de presión y su intensidad. Hoy se espera que los niños sean perfectos en todos los ámbitos y que nos hagan felices como padres. Por otro lado, la presión de los medios de comunicación para estar a la altura de un cierto ideal también es más fuerte que antes.

Antes, nuestros padres nos dejaban campar a nuestras anchas, pero en la actualidad esa misma actitud se considera una negligencia.
Algunos sectores de la sociedad tienen un interés inalienable en poner en el punto de mira, o incluso en exagerar, los peligros con los que los niños se enfrentan en la vida diaria. Esto incluye a las empresas que venden productos de seguridad infantil –piensa en las gafas de sol para proteger a los pequeños de los rayos UVA–, a las burocracias de la salud que tienen presupuestos que justificar y a grupos de abogados con un mensaje que vender. El auge de una cultura de medios de comunicación de 24 horas es otro factor. Con tantas páginas y tantos minutos de antena que llenar, los editores se pasan el día buscando historias, y nada llama más la atención que un reportaje sobre algo horrible que le ha pasado a un niño. Aunque los delitos de pedofilia no han aumentado durante los últimos 20 años, la cobertura que le han dedicado ha crecido muy rápidamente. Apenas puedes abrir un diario o poner las noticias de la tele sin pillar un informe morboso sobre un delito sexual infantil que completan con secuencias desgarradoras de la víctima.

Criticas al sobrecargo de estímulos, pero ¿cómo sería una educación lenta?
Tenemos que aceptar que “más rápido no siempre es mejor” y que los niños aprenden mejor las cosas cuando están en la etapa de desarrollo adecuada. Les dejaría jugar libremente a juegos con los que puedan explorar el mundo a su propia velocidad y según sus propios intereses. Entendería que todos los niños son diferentes y que los sistemas de educación necesitan ser flexibles. La educación lenta significa asumir que el aprendizaje más rico y más creativo, a menudo, es imposible de medir. Tenemos que quitarnos la obsesión de contabilizarlo todo porque es absurdo reducir el rendimiento de un niño a un único número: 8,2 en Matemáticas, 7,8 en Inglés, 8,5 en Ciencias…

Esmorzem com cal? I què, sinó?

A l’atenció del Director/a

Benvolguda, benvolgut,
que no comences igual el dia segons si has esmorzat “com una persona” o no és quelcom que tothom ha pogut constatar en la seva vida personal. Amb tot, però, són molts els alumnes que arriben a l’escola i a l’institut, pràcticament, amb la panxa buida (malauradament, també hi ha mestres que estan habituats a aquesta mala pràctrica). Les conseqüècies en el rendiment acadèmic i laboral fa anys que són conegudes i han estat publicades.

El diari ARA, però, a l’edicació d’avui “hi torna”. Crec que val la pena llegir aquest breu article. I, potser, fins i tot, reenviar-los a les famílies per correu electrònic o en paper a aqueslles que no en tinguin. O potser podria ser un material a repartir a la primera reunió del curs vinent.

Com sempre, a criteri vostre, no cal dir:

ARA MESTRES. 20.05.11
L’APUNT
L’ESMORZAR I EL RENDIMENT ACADÈMIC ESTAN RELACIONATS
A peu dret, amb la jaqueta a una mà i la motxilla a l’altra? Si aquest és el model d’esmorzar que es repeteix cada matí a casa vostra intenteu corregir-ho perquè aquest àpat pot arribar a ser la clau per obtenir uns bons resultats a l’escola. L’Institut Mèdic Europeu de l’Obesitat ha presentat la campanya Esmorzar 3S (sostenible, saludable i social) perquè els menuts aprenguin a menjar sa des del primer àpat del dia.
Rubén Bravo, expert en nutrició de l’IMEO, ha recordat que “el 8% dels infants van a l’escola sense haver esmorzat, cosa que eleva les xifres d’obesitat infantil”. “Només un 7,5% dels escolars prenen un esmorzar equilibrat que inclogui llet, fruita o suc i hidrats de carboni”.
I la dada és especialment rellevant si es té en compte que un de cada tres nens d’entre 3 i 12 anys pesa més del que seria saludable per a la seva edat, segons es desprèn d’una investigació realitzada entre 26.000 nens de 29 ciutats espanyoles per la Fundació Thao. Sobrepès i obesitat provoquen, també en la canalla, problemes ossis i musculars, fetge gras i asma.
Les bases: compartir temps i espai i menjar sa
Per Bravo, és molt important que els pares comparteixin l’estona de l’esmorzar amb els més petits de casa. A banda de les repercussions físiques d’una alimentació inadequada, els nens i nenes també poden veure afectada la seva concentració i memòria i l’actitud, perquè se senten més cansats i nerviosos si no mengen correctament.
No esmorzar bé suposa no tenir prou energia i vitalitat, però també genera ansietat que pot convertir-se en agressivitat a l’adolescència. Com corroboren altres estudis, els menors que esmorzen correctament tenen un rendiment acadèmic més bo i són més ràpids i hàbils a l’hora de resoldre problemes.

Gràcies pel vostre compromís.

Elogi de l’educació lenta

A l’atenció del Director/a

Benvolgut, benvolguda,

en Joan Domènech, persona llargament compromesa amb diversos moviments de renovació pedagògica del nostre país, va publicar a Graó un llibre que en el seu dia ja us vaig recomanar, amb vehemència encoberta, ho admeto, l’Elogia de l’educació lenta. Fins i tot l’editorial va dedicar-hi un bloc que, a poc a poc, és més i més conegut entre les persones del nostre gremi :(http://educaciolenta.blogspot.com/). A dins, a més, n’hi trobareu la recomanació d’un de nou i molt relacionat, “La pedagogia del cargol”. Jo aquest ja no l’he llegit, però.

Actualment, Domènech està al front d’una Escola (Escola Fructuós Gelabert del carrer Sardenya de  BCN) . Una escola que afegeix al seu “fer escola cada dia” l’acollida de grups de mestres i d’equips directius que estan interessats en conèixer la concreció real dels plantejaments que Domènech va fer sobre el paper en el seu llibre. Podeu consultar el web de l’escola a

http://www.xtec.cat/ceipfg/

Si remeneu el web us podreu adonar del valor immens de molts dels documents que s’hi mostren, sobretot des del punt de vista de la creació i l’enfortiment de la comunitat educativa del centre (una funció que , com sabeu, teniu encomanda les direccions en el nou decret 155/2010). La Biblioteca de l’Escola d’Alcover, en el seu dia el va recomanar. A l’enllaç podreu fer-vos una idea del contingut del llibre:

http://phobos.xtec.cat/ceipmdremei-alcover/biblioteca/?s=elogi+de+l%27educaci%C3%B3+lenta

ESCUELA. 28.04.11
Entrevista a JOAN DOMENECH. DIRECTOR DE LA ESCUELA FRUSTUÓS GELABERT
“EL FRACASO ESCOLAR ESTÁ EN LA MISMA GÉNESIS DEL ACTUAL MODELO DE ESCUELA”
Joan Domènech, director de la Escuela Pública Fructuós Gelabert de Barcelona, dice que cuando se tiene 50 años no se está seguro de nada. Sin embargo, él está bastante seguro de que el actual modelo de escuela, con los currículum sobrecargados, aceleración de procesos de aprendizaje y obsesión por los resultados, lleva directamente al fracaso escolar. En su libro “Elogio de una educación lenta”, Domènech, un nombre clave en el movimiento de renovación pedagógica de Cataluña, plantea una revisión radical de la escuela del siglo XXI.

¿La defensa de una educación lenta no es un ejercicio de nostalgia?
Una compañera de la Universidad de Gerona me decía que estábamos defendiendo ideas de los años 60 en el siglo XXI. Es cierto que en el libro se defi enden un conjunto de valores que de forma cíclica hemos de recordar.
Parece que cada cierto tiempo hay que decir: “¡Eh! Que la escuela es esto y no esto”. Sin embargo, no creo que la mirada sea nostálgica, muy al contrario, es totalmente actual. Es la respuesta a un contexto social que viene marcado por la aceleración, el consumismo y esa infelicidad tan productiva que tenemos hoy. En ese contexto, la escuela se dirige a un callejón sin salida y hay que dar una alternativa. Y, claro, cuando ofreces una alternativa siempre recuperas ideas que no son nuevas para hacer frente a algo que no te gusta: por ejemplo, la idea de la educación como un valor cultural y no de consumo. No es nueva, pero es urgente plantearla hoy, cuando la competitividad y el consumismo se adueñan de la escuela.

En los últimos años han surgido diversos movimientos de la “lentitud” como las ciudades lentas o la comida lenta…
Sí. Este trabajo bebe de esa necesidad general de luchar contra la aceleración contemporánea que es el origen de muchos otros problemas. Aunque yo hago una lectura progresista de estos movimientos de la lentitud que ideológicamente no son, ni mucho menos, homogéneos. En la primera parte del libro, hago una refl exión sobre cuáles son las características comunes de este tipo de movimientos. Por ejemplo, la apuesta por la calidad, por volver al tiempo de las personas, la idea de sostenibilidad. Todos estos movimientos, en estos momentos, están
haciendo planteamientos más generales. Por ejemplo el “slow food” (comida lenta) en sus últimas refl exiones, supera el marco de alimentación para hablar de muchas más cosas.

¿Cuáles son los problemas que padece la escuela y que te llevan a hablar de la necesidad de una educación lenta?
Creo que es Ángel Pérez quien dice que el fracaso escolar no es solamente tener malos resultados en las áreas de lengua y matemáticas, sino tener aprendizajes efímeros o irrelevantes para la vida. Yo creo que, en estos momentos, el modelo escolar que se caracteriza por un intento de acelerar los aprendizajes y por un currículo absolutamente sobrecargado, nos lleva directos al fracaso escolar, que está en la misma génesis de este modelo de escuela obsesionada por los “resultados”. Si has de alcanzar 53 objetivos en un curso, tienes la certeza de que 51 no van a ser conseguidos por una mayoría de niños y niñas. Por tanto, los estás abocando al fracaso. El fracaso es promover aprendizajes efímeros. Esto pasa en primaria pero también en secundaria: el alumnado estudia para responder a un requerimiento que le hacen y para olvidarse una vez se ha cumplido con ese requerimiento. Este modelo no nos sirve. Pero vamos, es de sentido común. Es el “poco a poco y buena letra”, “el vísteme despacio que tengo prisa”. Lo que es una paradoja es esta aceleración en la escuela en un momento en que se extiende el tiempo de formación a lo largo de toda la vida. Se nos plantea que vivimos en una sociedad en la que vamos a estar toda la vida aprendiendo y, sin embargo, tenemos una prisa enorme en que los niños lo aprendan todo. Y aquí hay una especie de pensamiento mágico con el tema del currículo: se piensa que apuntando las cosas en él, los niños lo aprenden de forma automática.
Planteas que una educación en competencias choca frontalmente con el actual modelo de escuela “acelerada”

Si somos consecuentes con el planteamiento genérico que supone el trabajo por competencias, hemos de cambiar muchas cosas en la escuela. Por ejemplo, el uso del tiempo y del espacio en ella, o la distribución de re-cursos humanos. Lo que no puede ser es que un alumno tenga 8 profesores diferentes, o más, o que los tiempos en la escuela primaria estén tan fragmentados como en la secundaria.

¿Por qué? Porque el trabajo por competencias requiere interdisciplinariedad, aplicabilidad de los conocimientos, una idea de equilibrio entre lo que el niño quiere saber y lo que tú, como maestro, crees que ha de aprender. Estos equilibrios son imposibles de hacer con una estructura de horario fragmentada, el predominio del libro de texto, con un planteamiento didáctico de “explicación-actividad-control-actividad complementaria”. Todo esto no tiene sentido si se trabaja por competencias.
Defender una educación lenta no quiere decir que todos los aprendizajes tengan que ser lentos
Efectivamente, el libro se debía haber titulado: “Elogio de la educación del tiempo justo”, pero eso no se entiende. Yo sí creo que la educación es una actividad lenta, la educación que supone que tú haces un aprendizaje y después eres capaz de aplicarlo, es un proceso lento. Pero en realidad, lo que se plantea es que el ritmo se ha de adecuar al aprendizaje y a la persona. Lo que ocurre es que en la situación actual decir esto es hablar de la educación lenta porque todo está contaminado de esa velocidad vertiginosa y hay que poner el freno de mano. Pero el freno de mano no quiere decir que siempre has de ir poco a poco, sino que hemos de adecuar el tiempo a cada aprendizaje y a cada alumno. Por ejemplo: el aprendizaje de la lectura es lento. Ya lo dicen José Antonio Marina y María Valgomà, en el libro „La Magia de leer‟. Todo el mundo que habla de la lectura hace la misma refl exión: es una actividad lenta y, por tanto, su aprendizaje también ha de ser lento. En la medida que en la escuela lo único que se evalúa es la velocidad, estás pervirtiendo el sentido del aprendizaje.
En el libro hablas de la distinción entre el cronos y el kairos
Sí. El cronos es esa concepción del tiempo que se traduce en la idea de “yo tengo un horario y me tengo que adaptar a él”. La misma actividad, interpretada desde una concepción del tiempo como kairos, diría: “Yo quiero que los niños aprendan una cosa y voy a ver cuánto tiempo necesito”. Esto rompe toda la actual estructura organizativa de la escuela.

Desde la primaria a la Universidad, todo comienza con el horario encima de la mesa. Si hay algún elemento preliminar en la tarea docente es el horario. ¿Cómo se empieza a trabajar de otra manera? ¿Hay experiencias?
Sí que hay escuelas que se están planteando incorporar la calma y la tranquilidad a su proyecto educativo de manera institucional. La mía, por ejemplo, no se ha planteado el tema de forma institucional, pero sí de forma práctica: tu no ves en ningún aula un horario donde diga lengua, matemáticas, etc. Es verdad que estamos en tercero de primaria, porque somos una escuela de nueva creación, pero organizamos el tiempo de otra forma. Distinguimos tres grandes momentos: antes del patio, después del patio y después de comer. Se trata de organizar la vida en el aula en tiempos más largos, que se puedan adaptar a cada actividad que estés llevando a cabo. Eso no quiere decir que en ese tiempo no puedas hacer varias actividades, sino que tienes más libertad, más fl exibilidad y más autonomía para adaptar el ritmo a lo que estás haciendo. La otra idea es usar las tijeras. Lo que es impensable es coger el currículum y decir: los niños han de aprender todo esto. Hemos de decidir qué es lo común y básico. En el momento en que las escuelas decidamos esto, estaremos dando el primer paso para que las cosas puedan hacerse en el tiempo real que necesitan

Full de rescat

A l’atenció del Director/a

Benvolguda, benvolgut,
aquest matí repassant la premsa he trobat aquesta informació que potser us pot interessar, bé sigui a títol personal, pels docents del vostre centre o, fins i tot, per treballar amb els alumnes.
Es tracta de l’anomenat “Full de rescat”, editat per les principals companyies d’automòbils. Un document que vol facilitar la feina del cos de bombers en situacions de sinistres de carretera en que els ocupants es troben “atrapats” enmig de la ferralla, després d’un xoc.

http://www.hojaderescate.es/racc/rescate/inici

No cal dir que en aprofitar-lo desitjo, ben sincerament, que no ens trobem mai amb la necessitat d’emprar-lo.